La comunidad LGBT tendrá su criptomoneda a partir de abril

lb

La comunidad LGTBI tendrá su criptomoneda a partir del mes de abril. La LGTB Foundation, una organización sin ánimo de lucro con sede en Hong Kong, lanzará una moneda virtual que persigue dar una mayor visibilidad al llamado pink business para hacer valer los derechos del colectivo, en especial en países en los que todavía está perseguido.

El presidente de la entidad, Christof Wittig, explica que la criptomoneda también permitirá que la fundación acuda en ayuda de casos de discriminación que haya detectado en algunos países garantizando el anonimato de los usuarios. En las próximas semanas la fundación lanzará una ICO (Inicial Coin Offering) y cerrando acuerdas con socios que se adhieran a esa forma de pago. De momento, la red social gay Hornet –la segunda del mundo con 25 millones de usuarios— incluirá un monedero para poder efectuar pagos.

“Somos la cuarta economía mundial, por delante incluso de Alemania”, sostiene Wittig. El presidente de la fundación se refiere a que si la comunidad LGTBI fuera un país, tendría una riqueza de 4.600.000 millones de dólares. La fundación opina que si en un futuro logra unificar toda esa economía bajo el paraguas del LGTB token podrá hacer oír su voz.

“Lo sé, hay ciudades como Barcelona que son gayfriendly, pero eso no ocurre en todo el mundo. Y basta con ver los casos de Uganda o Irán”, denuncia Wittig, que aprovechó el Mobile World Congress para presentar la nueva moneda dentro de una gira europea que lo ha llevado a Londres, París, Berlín o Múnich.

El uso de la moneda permitiría visibilizar –y cuantificar— el poder económico del colectivo, aunque para ello se requiere que la nueva moneda virtual sea aceptada por empresas.

“Somos un mercado muy importante, por ejemplo, para la industria turística. Eso permitirá a empresas como hoteles o aerolíneas saber la importancia que tiene el colectivo en sus negocios e incluso hacer productos para ellos”, explica Wittig. La dinamización de la industria rosa solo sería un paso. La idea es que las empresas, y la sociedad en general, tomen en conciencia el colectivo como consumidor para acelerar la igualdad en derechos y libertades civiles. Y eso también se vería en países más atrasados en ese terreno, donde la ventaja pasa por que los consumidores estarían protegidos por el anonimato que les ofrece esa tecnología. “Queremos aprovechar el blockchain para avanzar en la igualdad de condiciones y la aceptación para la comunidad LGTB global”, añade Wittig.

La fundación también destinará cada año al menos un 1% de toda la oferta del token para causas relacionadas con el colectivo. Y la moneda virtual, dice Wittig, permitirá a la entidad acudir de inmediato y con más agilidad para aportar fondos a situaciones urgentes de vulneración de los derechos del colectivo LGTB. Y además, procurando el anonimato del receptor. Hasta ahora, explicó Wittig, ha salido algún proyecto de moneda virtual LGTB, pero sin demasiado éxito.

La idea ya no es un proyecto. El reloj ha empezado la cuenta atrás. En abril está programada la ICO con 1.000 millones de dólares LGTB. El tipo de cambio de entrada será de 3.000 dólares LGTB por Ethereum, que la medianoche del jueves cotizaba a 710 euros por unidad, según CoinBase.

En una primera venta saldrá el 20% de toda esa cantidad y le seguirá otra del 10%. Un 38% irá a un acelerador de tokens; otro 30% se quedarán en reserva y un 2%, como seguro. Sobre si es un buen momento dada la volatilidad que están experimentando este año las criptomonedas, Wittig afirma que opina que estas dejarán atrás la especulación.

“Lo que me interesa es la tecnología blockchain, no la especulación. Y en eso basamos el proyecto”, afirma.

Según Wittig, desde febrero ya se llevan cerrando ventas privadas y en breve se anunciarán acuerdos con grandes socios que la fundación espera ir ampliando a lo largo del año. De momento, ha conseguido que la red social Hornet acepte los pagos en esa moneda y que, en las próximas semanas, incorpore un monedero en la app para poder hacer pagos y recepciones de tokens.