*A sus anchas la violencia

* Candidatos del PRI, autismo

* Incomoda Corral a Morena

* Una sala para Godínez

froylan-columnista

Si la solución a las trabas de justicia está en asambleas a mano alzada en la plaza pública y campañas mediáticas, dentro y fuera del país, contra los protectores de Duarte, porque no aplicar la misma estrategia contra tres de los más agudos problemas que hoy atraviesa la entidad: inseguridad, ausencia de medicamentos en hospitales estatales y cancelación temporal de clases en escuelas básicas.

Detener a Duarte es fundamental para saldar los agravios contra la sociedad de una administración pasada por excesos, despilfarro y manejo discrecional de recursos públicos para campañas políticas del PRI y otros partidos. La mayoría extendieron la mano reclamando su parte.  He insistido en esa tarea, los chihuahuenses necesitan justicia, fueron seis años de impune saqueo.

Pero de vuelta a lo mismo, ya parece un perverso círculo ¿Están de acuerdo en que la violencia crece hacia niveles de terror, atemorizando a buena parte de la población, y los robos a comercios y bancos suceden a diario? Si no los ven nada que hacer, pero si están de acuerdo en la escalada violenta ¿Porqué el gobernador Corral no convoca a los sacerdotes de izquierda que suelen acompañarlo, a los empresarios, a los burócratas, a los secretarios, a los senadores y diputados amigos, a una gran campaña contra los criminales que se mueven a sus anchas en territorio estatal?

Viendo el desabasto de medicinas en los hospitales del Ichisal, necesitan hasta lo más apremiante, e informados que las enfermeras hacen paros por carecer de material para curaciones y que las camas no tienen ni colchones ¿Porqué no convocarlos a una gran colecta nacional para solventar el problema?.

Si los maestros de la sección 42 reclaman pago de prestaciones, salarios caídos para los interinos y las cifras del sindicato difieren con las de La Secretaría de Educación ¿Por que no convocarlos a la plaza para formar a cada uno de los maestros sin pago y pasar lista de presentes con su oficio de asignación en mano para que puedan pagarles, pues según Pablo Cuarón el problema no es dinero?.

Si realmente están preocupados por Chihuahua, los entusiastas de las asambleas informativas y sus campañas derivadas, mostrarían un sincero compromiso con los habitantes del estado, al promover la iniciativa de atender esos graves problemas e invitar al gobernador Javier Corral a encabezar la lucha.

Es todo lo que reclaman los chihuahuenses conscientes de los momentos de apremio que vive la entidad, una gobernador atento a los problemas del estado. Esperar a que se resuelvan como resultado del combate a la impunidad, la corrupción o en acciones afirmativas buscando un verdadero Estado de Derecho, es irresponsable y criminal.

Los problemas están aquí y ahora, mientras persistan no hay campaña justiciera que valga desatención de asuntos cruciales como seguridad, salud y educación. Pero lo más importante no son acciones mutuamente excluyentes, ambas puede ser y deben ser atendidas.

Frente a las desatenciones del gobierno y su campaña contra Peña Nieto, los candidatos del PRI guardan inexplicable silencio. Más que un acuerdo, como muchos sospechan, el suyo es prudente temor al poder de Palacio.

Ninguno, especialmente los candidatos a diputados por Chihuahua, levantaron la voz para reclamar un gobierno concentrado en los asuntos sustantivos de la entidad, temen incomodar al mandatario sin darse cuenta que una postura digna no es ir contra Corral sino ponerse al lado de los chihuahuenses que legítimamente exigen la presencia de su gobernador en las tareas diarias.

El único que ha sacado la cara por el PRI es Omar Bazán, desde luego es el primer obligado, preside el CDE, pero no se observa una oposición responsable y organizada.

Mejor salieron en Morena, Marcelino Gómez, candidato a diputado federal por Morena en el sexto distrito, se paró frente a los medios con un discurso de reclamo a las desatenciones de Corral, por estar concentrado en los maxijuicios, golpear a Peña y preparar su campaña hacia el 2024. Y Martín Chaparro, presidente estatal morenista, pidió al Tribunal Electoral que “lo ponga en su lugar.

En Morena, está claro, empiezan a preocuparse por el activismo de Corral, lo ven como un falso López Obrador, pero en realidad no es tan falso, sigue el mismo camino recorrido por el tabasqueño.

Está en lo suyo, busca reflectores nacionales que lo pongan en el papel de gran opositor al régimen, una vez que López Obrador deje vació el hueco. Desde ese punto de vista, la suya es una campaña inteligente y bien diseñada.

Tras la elección de Pablo Héctor González como presidente del Supremo Tribunal de Justicia, una de las versiones más extendida en los grupos de whatsapp que alimentan los chismes entre jueces y magistrados, es que Angélica Godínez, influyente Secretaria General, dejará pronto el cargo para convertirse en magistrada.

El dato es interesante por que todos en la Ciudad Judicial conocen su estrecha cercanía con el gobernador Javier Corral, lo que permite suponer que tal nombramiento, en caso de que ciertamente se materialice en el Congreso, sería directamente ordenado por el mandatario que jura mantener las manos fuera de los otros poderes.

Puesta en una sala Godínez es menos peligrosa que en la Secretaría General, a menos que, ahí podría estar la segunda intención, la encaminen a consejera de la Judicatura. Este segundo nombramiento sería poco probable, pues llegar a la sala para luego dejarla es un despropósito, pero no la descarten, todo puede suceder.

Si por alguna razón la llevan al Consejo, imagine a las dos empoderadas –Godínez y Luz Estela Castro- actuando de la mano y por consigna. Siempre será una posibilidad aterradora para magistrados, jueces y funcionarios del Supremo Tribunal de Justicia, que este par de señoras vuelvan a tomar el control.

Por fortuna para la gobernabilidad del Tribunal e incluso para la impartición de justicia, Pablo Héctor González no es Jiménez Castro. El nuevo presidente es respetado dentro y fura de la Ciudad Judicial y sobre todo tiene respeto por la Institución. Total, que los magistrados no dejan de ser noticia. Que ya se pongan a trabajar y saquen el rezago, han sido muchos años de pleitos internos.