Respetarán contratos petroleros; nuevo gobierno cambia postura

romo

CIUDAD DE MÉXICO.-

Alfonso Romo, próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, reconoció un cambio de postura sobre la Reforma Energética en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador.

Aún siendo un gobierno diferente, con un cambio de régimen, no nos vamos a pelear con lo exitoso. En los últimos dos años pasamos de un rechazo a la reforma a decir ‘vamos a respetar los contratos’”, aseguró al participar en un foro sobre economía.

Adelantó que se reunirán con ganadores de las licitaciones petroleras para darles certeza de que no eliminarán ningún contrato y ofrecerles simplificar trámites para que aceleren sus inversiones.

Dijo que si los contratos se cumplen tal y como están, va a ser un buen negocio para inversionistas y gobierno. “El mensaje ha sido claro, el motor de la economía tiene que ser el sector privado”, señaló.

No nos vamos a pelear con lo exitoso”, dijo ayer Alfonso Romo, próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, tras reconocer que hubo cambio de postura respecto a la Reforma Energética impulsada y aseguró que no se va a cancelar ninguno de los contratos ganados en las licitaciones petroleras.

Estoy hablando de que no vamos a hacer nada irresponsable, que vamos a respetar todo lo que está y que, al contrario, estamos tratando de darle más confianza a los inversionistas para que nos ayuden a tener más petróleo”.

Al participar en el Foro Económico México 2018, organizado por el Instituto de Finanzas Internacionales, recalcó que “en los últimos dos años pasamos de un rechazo a la reforma a decir vamos a respetar los contratos”.

Anunció que representantes del nuevo gobierno se reunirán en los próximos 15 días con los ganadores de las licitaciones petroleras, para darles la certeza de que no eliminarán ningún contrato y ofrecerles eliminar la burocracia y simplificar trámites y regulaciones con la finalidad de que puedan acelerar sus inversiones en el sector petrolero.

Se los digo abiertamente, qué tenemos que hacer para convencer al sector privado y a Pemex para quitar esas barreras para realmente hacer realidad la Reforma Energética”.

El mensaje ha sido claro, el motor de la economía tiene que ser el sector privado. Para eso habría que quitar varias de las barreras de desconfianza”.

Resaltó que la Reforma Energética, que fue ampliamente criticada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, será muy benéfica para el crecimiento económico si se cumplen los contratos ya establecidos, de ahí el apoyo que la nueva administración le dará a los inversionistas nacionales y extranjeros.

Si los contratos se cumplen como están va a ser un buen negocio para los inversionistas y para el gobierno. No tenemos ninguna duda de eso, pero lo queremos ver en la realidad”.

Agregó que, de acuerdo con las estimaciones planteadas en la aprobación de la Reforma Energética, México tendría que estar produciendo alrededor de 2.83 millones de barriles de petróleo por día, pero en realidad la producción está cayendo.

Estamos en 1.8 millones de barriles diarios. Lo que estamos diciéndoles es: ya ganaron las licitaciones, qué problemas tienen para poder invertir. Si tienen problemas de permisos o lo que sea, qué tenemos que hacer para que cumplan e inviertan y nos demuestren que la reforma sí va a traer inversión y más petróleo”.

Hasta el momento, dijo, ya han tenido algunas reuniones con los ganadores de las licitaciones, pero habrá muchos más encuentros en los próximos días. Asimismo, señaló que aún no saben si el nuevo gobierno llevará a cabo nuevas licitaciones petroleras. “Si todo sale bien, ojalá tengamos mucho más”, enfatizó.