*Gómez Morín, insípido e idealista

* ¿Austeridad republicana? Ajá

* Peniche con las manos al fuego

* Vecinos incómodos en Canteras

froylan-columnista

 

 

Insípido e idealista de más luce Manuel Gómez Morín Martínez del Campo –así se llama el nieto del mítico fundador del PAN ¿Por que no bautizarlo sólo como Manuel Gómez Martínez?- en su lucha contra la pandilla de truhanes encabezada por Ricardo Anaya y Marco Cortés, para la presidencia del PAN.

“El Partido Acción Nacional, atraviesa por una severa crisis de identidad de la cual tiene que salir y para esto se requiere de un liderazgo que entienda lo que está sucediendo”, dijo al visitar la entidad ¿Severa crisis de identidad? A las cosas por su nombre, está secuestrado por un personaje de la mayor ambición política como Anaya, alguien que con tal de encumbrase a lo más alto del poder despedazó la credibilidad de su partido, alejándolo de los electores.

Ahora, apoyado por el sindicato de gobernadores panistas –menos Javier Corral- seguirán sin problemas con la dirigencia del PAN. Eso de que los delegados suelen resistir la línea quedó en un lejano pasado, desde que Anaya y los gobernadores pactaron la presidencia y la secretaría, la elección quedó cerrada.

En Chihuahua habrá claros ganadores y perdedores, cuando ratifiquen a Marco Cortés en la Presidencia y a Héctor Larios en la secretaría. La ganadora será Maru Campos, presidenta municipal y amiga personal de Cortés; el perdedor Javier Corral, adherido a la campaña de “Gómez Martínez” que camina hacia el fracaso.

Otro que saldrá bien tras esas elecciones es Juan Blanco, al que no se debe perder de vista, pues una serie de acomodos podrían dejarlo bien proyectado hacia la gubernatura o la presidencia municipal. Tómelo en cuenta.

Los diputados federales tendrán sólo tres meses de trabajo al finalizar el año, pero recibirán un cheque por 208 mil pesos, entre aguinaldo, dietas y compensaciones. Para la mayoría de los trabajadores esa cantidad es superior a la que reciben durante todo el año y deben esforzarse seis días a la semana y las ocho horas.

La austeridad republicana quedó sólo en los discursos, los diputados siguen devengando el mismo salario que los anteriores y –lo ha dicho el coordinador de Morena, Mario Delgado- no han encontrado los consensos entre las fracciones para votar la reducción a menos de 108 mil pesos mensuales, como lo propuso López Obrador.

Ni lo encontrarán y si lo encuentran buscarán la forma de darle la vuelta, igual que los de diputados locales, quienes se asignaron 72 mil pesos adicionales de la llamada partida secreta, una por la que no pagan impuestos ni rinden cuentas a nadie.

El Fiscal Peniche metió las manos al fuego por sus angelitos de Parral, negando una grabación donde aparecen dos ministeriales planeando extorsionar a un ciudadano al que detuvieron, ilegalmente, una motocicleta, por el asesinato del joven empresario Loya, líder de Coparmex.

Los querrá mucho o llevará parte en “la pepena”, atravesarse así por los ministeriales, con la fama que tienen, implica una profunda convicción. Nada menos ahora están procesados otros dos policías, acusados de robarse setenta mil pesos cuando catearon una vivienda privada. La clásica, esos “reventones” invariablemente terminan en robo.

Instalado en Cima de la Cantera, “la coneja” se avecindó con el testigo protegido estrella del Nuevo Amanecer, al que acusan de haberlo puesto en manos de la Operación justicia para Chihuahua, es decir en manos del gobernador Corral.

En Cantera Cuatro radica desde hace tiempo Jaime Herrera, ex secretario de finanzas de César Duarte. Brincan la barda que divide a los dos fraccionamientos y cualquier domingo comparten la carne asada.

Sólo falta que cuando salga Ricardo Yáñez, dicen que falta poco pues pagó puntualmente pero no le cumplieron, se mude al sector de las canteras, donde también radica el Fiscal. Dios los hace y ellos se juntan.