Mexicano destaca en Canadá por estudios genéticos para detectar cáncer

alejandro

El médico Alejandro Torres Pérez, quien integra el equipo de Oncología Genética en la Universidad de Toronto, es el único mexicano en Canadá que tiene acceso al Laboratorio de Investigación Médica Wexxon, en Miami, Florida, en donde se puede hacer un mapeo genético para diagnosticar cáncer o la propensión a tenerlo.

Desde 2015, Torres Pérez trabaja en el programa de investigación de oncología de la Universidad de Toronto, Canadá, desarrollando métodos y protocolos biomédicos aplicados a oncología genética.

Como investigador y cirujano ha realizado tratamiento con las células madre humanas y cirugías oncológicas tanto en el Hospital St Joseph, como en el Hospital de North York, del centro y norte de Toronto.

Hago tratamientos con las células madre humanas en pacientes que tienen desórdenes hormonales metabólicos, diabéticos, renales, de tiroides, que son los orígenes de tumoraciones. Lo que hacen las células madre es que regeneran el tejido y estabilizan las hormonas”, expuso Torres Pérez en entrevista con Notimex.

Subrayó que con este tratamiento se ha tenido éxito:

En un periodo de cinco a diez años los pacientes logran controlar la diabetes y se les regresa a la normalidad con una dieta específica”, afirmó.

Adelantó que en 2019 la Universidad de Toronto abrirá 14 protocolos con células madre para el autismo, ceguera, leucemia, linfoma y otras enfermedades.

Vamos a buscar pacientes que tengan años con ese problema, que estén en tratamiento, se analizarán los avances y el protocolo de células madre”, aseguró.

Torres Pérez es médico cirujano y partero egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con una especialidad en Biología Genética por el Texas Tech Health Sciences Center, y desde 2014 es miembro del Global Stem Cells Group México.

Narró que hace cinco años, mientras trabajaba como investigador en el hospital de la Universidad Autónoma de Nuevo León conoció al médico canadiense Philansze Kumtz, quien lo invitó a integrarse al equipo del Departamento de Genética Molecular de la Universidad de Toronto.

El área que llevo es el pabellón de investigación oncológica; buscamos pacientes que tengan cáncer a cualquier edad, hacemos una consulta, estudios, extraemos una parte con cáncer y montamos el tratamiento”, explicó.

Como parte del mes de prevención del cáncer de mama, esta semana el especialista participó en un evento de salud femenina y prevención, organizado por la también mexicana Silvia Méndez, en el que expuso las formas de prevenir el cáncer de mama y la importancia de detectarlo a tiempo.

Si una mujer tiene antecedentes familiares de cáncer de mama debe ir con un especialista y hacer los cambios necesarios en la alimentación y chequeos frecuentes, recomendó Torres Pérez.

Refirió que las estadísticas reflejan que la relación entre mujeres latinas con cáncer de mama y las estadunidenses o canadienses con esta enfermedad es de cuatro a uno, es decir, que hay cuatro pacientes latinas por cada norteamericana con este diagnóstico.

Explicó que además de la propensión hereditaria, el cáncer se desarrolla por muchos otros factores como el tipo de alimentación.

En México la alimentación es irregular y se ha incrementado el número de apariciones de cáncer más agresivos y en pacientes más jóvenes. En Canadá, la alimentación es más selectiva, aunque también están los alimentos procesados que dañan la salud”, dijo.

Citó como ejemplo que muchos animales son inyectados con hormonas para engordarlos y todo eso nos comemos, por lo que recomendó consumir quesos blancos y frescos, así como muchas verduras y frutas.