EE UU prohíbe operar a un autobús autónomo en Florida por circular con niños

vehiculo

Estados Unidos ha prohibido a un autobús autónomo circular en Florida por realizar pruebas piloto con niños a bordo, según ha informado en un comunicado la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés). La NHTSA sostiene que la compañía Transdev tenía permiso desde marzo para realizar pruebas piloto y demostraciones con el vehículo, pero no para usarlo “como un autobús escolar”.

El uso de un vehículo no compatible para transportar niños es irresponsable, inapropiado y viola de forma directa los términos del proyecto de prueba aprobado

ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE SEGURIDAD DEL TRÁFICO EN LAS CARRETERAS

“El uso de un vehículo no compatible para transportar niños es irresponsable, inapropiado y viola de forma directa los términos del proyecto de prueba aprobado”, ha explicado la administradora adjunta de la NHTSA, Heidi King, en un comunicado.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras califica de “ilegal” el programa piloto y asegura que Transdev no les informó adecuadamente cuando solicitó el permiso para circular con el autobús en Babcock Ranch, una comunidad de unos 68 kilómetros cuadrados al suroeste de Florida. “Los autobuses escolares están sujetos a rigurosos estándares federales de seguridad de vehículos motorizados que tienen en cuenta su propósito único de transportar niños, una población vulnerable”, sostiene la NHTSA.

Transdev explica en un comunicado publicado este lunes que ha aceptado detener este proyecto y ha asegurado que el autobús “operaba de manera segura, sin ningún problema, en un ambiente totalmente controlado”. La compañía asegura que creía que el proyecto cumplía con los requisitos necesarios para que tanto adultos como niños viajaran en la misma ruta. El servicio de transporte escolar, según explica la compañía, solo se ha ofrecido los viernes durante cinco semanas a un máximo de cinco estudiantes que contaban con la autorización de sus padres.

La empresa alega que el autobús “operaba de manera segura, sin ningún problema, en un ambiente totalmente controlado”

El vehículo con el que se realizaban las pruebas era un EZ10 Generation II y tenía capacidad de transportar a hasta 12 niños junto a un supervisor. La compañía ya publicó en septiembre un comunicado en el que informaba de que a partir del otoño el autobús sería el primero del mundo en ofrecer un servicio de transporte escolar.

“La seguridad es siempre la prioridad número uno de la compañía y de la comunidad. Un asistente de seguridad permanecerá a bordo del vehículo en todo momento mientras los estudiantes viajan”, afirmó. Además, según la compañía, el autobús frena de forma automática y rápida cuando detecta obstáculos

El vehículo, según explicó Trandev, operaría desde un área de recogida designada por un asistente de seguridad a bordo y viajaría a unos 13 kilómetros por hora —aunque tiene el potencial de alcanzar velocidades de 48 kilómetros por hora— hasta el Babcock Neighborhood School. “Más adelante, el servicio de transporte escolar estará disponible para los estudiantes y padres puerta a puerta utilizando una aplicación integrada en sus smartphones”, afirma la compañía en el artículo.

“Imagínese lo emocionados que estarán estos estudiantes la primera vez que el autobús escolar amarillo se detenga fuera de su casa”, dijo entonces Dick Alexander, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de negocios e innovación en Transdev. Desde la compañía, estaban convencidos de que los menores vivirían “una experiencia única”: “No solo estamos brindando una importante opción de movilidad para estos niños, sino también una oportunidad para que vean el increíble poder de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas que ayudan a este transbordador a funcionar de manera segura y eficiente”.

Lisa Hall, portavoz de Babcock Ranch, ha contado al medio especializado en tecnología The Verge que los estudiantes solo han podido viajar en el servicio de transporte en días específicos y, de lo contrario, caminan o van en bicicleta a la escuela. “Se sentirán decepcionados ya que han disfrutado de ser pioneros de esta nueva tecnología”, ha explicado Hall. El autobús ha sido además ofrecido como un servicio de transporte público para todos los ciudadanos, según la portavoz.

Esta es una de las primeras intervenciones de la NHTSA en el sector de los vehículos autónomos. “La innovación no debe poner en riesgo la seguridad pública”, ha explicado la administración. Varias empresas realizan pruebas piloto con autobuses autónomos que circulan a baja velocidad en otras ciudades del mundo como Cambridge (Reino Unido), según explica la BBC. Y en algunos de estos ensayos, ya ha habido algún incidente. Por ejemplo. el año pasado un autobús autónomo chocó contra un camión en su primer día de pruebas en la ciudad estadounidense de Las Vegas, aunque la policía explicó que la culpa era del conductor del camión.