*Habló el ideólogo de los chairos

* Granjas, osadía criminal

* La mamba se vuelve incómoda

froylan-columnista

 

Lo que vivieron ayer los vecinos de colonia Granjas, intensa balacera entre policías y sicarios extendida durante media hora, es la reiteración violenta de que la seguridad está colapsada en Chihuahua. Una banda criminal desafía, osada, a los cuerpos de seguridad en la capital del estado sin que hagan presencia las fuerzas federales y la municipal permanezca replegada. Descoordinación total.

El asesinato de un turista norteamericano, a finales de octubre en Urique, generó una serie de titulares alarmantes, todos reseñando la impunidad con que actúan los barones del mal en la sierra. A ese mismo ciudadano extranjero, o cualquier otro, pudo matarlo un aprendiz de sicario en la colonia de Chihuahua que usted elija e igual prevalece la impunidad. Entre Chihuahua capital y Urique no hay diferencia; los criminales mandan.

De la periferia –sierra, Namiquipa, Rubio, Jiménez- la violencia generada por grupos armados al servicio de carteles en pugna llegó hasta la capital. La reacción de la gente es de temor y azoro, imagine la angustia sufrida por los vecinos de las Granjas al escuchar los disparos durante 30 minutos. Pecho tierra, a recordar oraciones y jaculatorias aprendidas durante el catecismo.

Como dije, la osadía con que actúan los criminales es consecuencia de la descoordinación entre niveles de gobierno, ven la debilidad y atacan. El primer responsable, quiérase o no, se llama Javier Corral ¿Cómo esperar que las fuerzas federales coordinen su estrategia con el estado, si el señor gobernador quiere meter a la cárcel al presidente de la república y a varios de sus secretarios? Imposible.

¿Mejoraría la seguridad, en estados y municipios, una vez que asuma López Obrador? Me quedo con la visión de Ana María Salazar, probablemente la mexicana más capacitada en temas de seguridad, reseñada en su columna de ayer en el Financiero:

“En materia de seguridad, no esperen apoyo o ayuda por parte de la federación”. “Probablemente la situación de seguridad empeore en los siguientes dos años”. “En los siguientes meses no habrá quién les tome las llamadas –a los alcaldes- en el gobierno federal”. Les hablan, señores gobernadores, señores alcaldes.

Dijo Peniche que no solicitaron el refuerzo del camión blindado al que llaman “Mamba Negra” –uuuy, los criminales tiemblan de sólo escuchar su nombre- ni el “Halcón II”, ambos a cargo de la policía municipal, por que necesitaban realizar un operativo discreto. ¡La balacera duro 30 minutos y se escuchó en todas las Granjas! Es que de plano dan risa. Al principio quizás no ¿Pero cuando estaban bajo fuego?.

Y doña Maru se lavó las manos diciendo que no fue solicitado el equipo municipal. Pues desde luego, sabe que la responsabilidad de contener la oleada violenta es del gobernador Corral, de taruga se hace responsable por la parte que le toca.

De cualquier forma da la impresión que la gente del municipio se hace bolas con ese vehículo blindado que presumen, reluciente, en desfiles y pasarelas. Sirve más para fotos y boletines que para combatir la criminalidad. Se trata de una herramienta más disuasiva que de ataque, pues resulta inoperante en la mayoría de los operativos en los que se ven envueltos las fuerzas oficiales.

Sin embargo ya la tienen, ni modo de aceptar que adquirirla fue un error. Al contrario, necesitan justificar la inversión. No se hagan bolas, resuelvan que les parece mejor si verla en otro desfile o exhibida en el museo futurista de RoboCop.

Arrogancia vulgar la de Paco Ignacio Taibo II. No puede asumirse director del Fondo de Cultura Económica con expresiones bajunas como las que profirió, engreído y cínico, en la Feria Internacional del Libro. Sin limitar la soberbia, expresó un ordinario: “se las metimos doblada, camarada”, explicando que con reforma legal o sin ella será titular del Fondo.

Muy sobrado el ideólogo de los chairos, feliz por que los senadores de Morena harán una ley a su medida, violentando el más elemental principio legislativo: No hacer leyes con dedicatoria personal.

Les vendría bien una dosis de serenidad, darse cuenta que el uno de julio ganaron todo, no sólo el derecho a “llamar a las cosas por su nombre”, como asegura el escritor.

Entre Taibo y Salgado Macedonio terminarán agotando la paciencia del gran tlatoani y vaya que tiene de sobra. Ojalá retiren su propuesta, su conducta es inadmisible, además de vulgar promueve la violencia en tiempos donde debe prevalecer la serenidad.