Enrique Bunbury, listo para el Vive Latino

bun

LAS VEGAS.-

Distanciar a Enrique Bunbury de su público… ¡qué miedo debe dar! Ya está el antecedente del 15 de octubre en el Auditorio Nacional. Una valla separaba a los fans con asiento reservado de los privilegiados en zona general ¿Qué hizo cantante español ? Rompió las reglas e invitó a todos a juntarse lo más cerca posible de él.

Una estampida de fieles arrancó por los pasillos, brincó el minimuro tubular; se aplastaron unos contra otros e irrumpieron la tranquilidad de los que pagaron más. Sin heridos ni conatos de bronca, el exHéroe del Silencio se salió con la suya.

Bueno, estuvieron a punto de echarme del Auditorio”, arrancó en entrevista con Excélsior desde Las Vegas, donde ganó el Latin Grammy como Mejor Álbum de Rock por su disco Expectativas, “pero afortunadamente llegamos a un acuerdo. Los días siguientes pusieron unas vallas y la gente la pasó muy bien, que al final todo eso fue porque yo quería que todos tuvieran un buen rato. Aun con todo (el alboroto) todos se respetaron y disfrutaron, como yo, el show y eso es lo más importante”, agregó muy risueño, porque dentro de sí seguramente recordó ese bello caos que causaron sus palabras.

Pero separar a Bunbury de México es imposible. Mucho menos ahora que la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación reconoció su disco, uno de los más contestatarios que ha lanzado desde que se independizó del grupo que lo vio crecer.

Lo presentó en la Ciudad de México en el Palacio de los Deportes, lo llevó a darle otra vuelta por el Auditorio Nacional y lo traerá en la recta final de los 20 años del Vive Latino, que se realizará el 16 y 17 de marzo de 2019 en el Foro Sol.

Me parece que fue el tiempo. El tiempo lo hizo posible. Hizo que estuviera con mis amigos, que cantara y que pudiera ir a todas las fiestas que me invitan. Es el adecuado, con textos sociales que lograron trascender hasta estas instancias. Para mí eso es lo importante y me parece que cumple con una parte del cometido.

Ahora, poder llevarlo al Vive Latino es otra parte que me emociona, porque Expectativas ha sido muy abrazado por el mexicano. Siempre han sido mi familia, ellos y un festival que tanto me ha dado a través de Jordi Puig (director del festival organizado por OCESA). Y ahí vamos a poder estar otra vez más cerca”, explicó.

El discurso de agradecimiento de Enrique Bunbury llegó hasta las instancias digitales. El cantautor, de 51 años, valoró aún más su reconocimiento en tiempos en los que pocos se dedican a escuchar de principio a fin un disco.

Independientemente de lo que dicten los tiempos, no permitan que la pereza les impida disfrutar y crecer como seres humanos, con el aprendizaje que supone sumergirse en la obra propuesta por los artistas que admiramos”, compartió a través de Instagram.

Aprovechando el viaje, Enrique se reunió con sus amigos de Maná, quienes fueron elegidos como Personas del Año por la Academia Latina, y participó con su propia versión de Vivir sin aire, uno de los éxitos del disco ¿Dónde Jugarán los Niños?(1994).

Dada la influencia que tiene el zaragozano, se le cuestionó si a sus casi 35 años de carrera ya se ve acreedor a una presea así de importante, o si es alguna cuenta pendiente que le haría falta en su vida, después de pertenecer a la banda Héroes del Silencio, solidarizarse con Latinoamérica a través de su proyecto en solitario y ser un icono trascendental de la cultura iberoamericana.

La verdad no sé cuál es el requisito. Yo, desde luego, estaría encantado si eso ocurre en algún momento, pero si no llega a suceder no pasa nada. Porque, al final, lo importante para mí siempre ha sido hacer las cosas por un impulso y una necesidad vital, y luego si hay una recompensa, pues qué mejor.

Cómo sucedió con Expectativas, un disco que hizo posible la convicción de todo un conjunto, no nada más mío, y que nos tiene hoy muy contentos de haberlo hecho.

Pero si esas recompensas no llegan, no pasa nada. Hay que pensar en la razón por las cuales uno hace las cosas, y mi motivación han sido las canciones, subir al escenario y tener contacto con el público”, relató Bunbury.

Al hacerle una pregunta rápida sobre Héroes del Silencio el músico español sonrió y tuvo que partir de la manera más amable. Era su noche y, literalmente, todo lo que le sucedió rebasó sus expectativas.