*Duarte en relevo de UGRCh

* Tena, inútil protagonismo

* Nuestro diario huachicol

 

Han pasado dos años y medio, la mitad del quinquenio, y César Duarte sigue señoreando sobre la Unión Ganadera Regional de Chihuahua, organización a la que el “ganadero de cuarta generación” no pudo llegar ni en calidad de socio, antes de convertirse en gobernador de Chihuahua.

Su coto, último resquicio de poder, le permite exportar alrededor de tres mil becerros por año, a través de su sobrino y presidente de la Unión Ganadera, Lico Duarte, según platican ganaderos en cantinas y tertulias. Es un salto gigantesco para cualquiera, si tenemos en cuenta que al inicio del sexenio pasado el “ex” apenas exportaba cien cabezas.

En cuentas muy apresuradas y gruesas, poniendo en promedio –varia mucho- el becerro a 700 dólares, hace una cifra superior a los dos millones de dólares. Conviértalos a pesos y valore si la cantidad sería suficiente para pagar influyentes despachos de abogados en ambos lados de la frontera.

Por ésta y otras razones, Lico Duarte intenta perpetuarse en la presidencia de la Unión Ganadera, cuando renueven el Consejo Directivo en las elecciones de abril próximo. Hace hasta lo imposible por imponer a su tesorero, Eduardo Prieto, en la presidencia y tomarlo por su pelele para seguir con los negocios, dicen.

En una situación así, encuentro inexplicable la pasividad de Javier Corral y de sus funcionarios en el gabinete. Usualmente refractario y látigo a todo lo que tenga que ver con César Duarte, el gobernador se ha replegado en la sucesión de la Unión Ganadera, dejando paso franco al odiado “ex” ¿Por qué? Sólo él o sus asesores más cercanos tendrán la respuesta.

Si han decidido dejar que la elección corra suelta, sea por rabiosamente democráticos o por sentir que la tienen perdida, mínimo deberían propiciar piso parejo para todos los contendientes, exigiendo por las vías “diplomáticas” la renuncia de Eduardo Prieto a la tesorería.

Mientras Duarte y su sobrino sigan manejando las finanzas de la UGRCh y dispongan sobre los turnos en las garitas de exportación, no habrá equidad en la elección. Cómo podría haberla, si chantajean a los ganaderos amenazándolos con ponerlos hasta atrás de la fila si deciden jugarles contra? Imposible.

El protagonismo de Carlos Tena, presidente municipal de Cuauhtémoc, está saliendo muy costoso a los habitantes de su municipio; mientras más denuncias y choques con la Fiscalía, por el tema de la inseguridad, más aumenta la violencia en la región.

Sintiéndose protegido por la Cuarta Transformación, Tena se ha pasado de tueste enfrentado con Javier Corral como si en eso radicase el éxito de su gestión o fuese su futuro político. Es lo que sucede con políticos inexpertos que ganaron la elección arropados en López Obrador, pero que no están preparados para el cargo.

Ahora, si está pensando en la gubernatura peor tantito, su estrategia de golpeteo no sólo pinta una raya con el gobierno estatal y se arriesga a sufrir enérgicos estatequietos, con los vastos recursos de poder estatal, sino que también confronta a los otros aspirantes al cargo por Morena. Está en la política de suma cero.

Su beligerancia y falta de sentido común lo distraen de sus ocupaciones como edil, generando un atraso en Cuauhtémoc, mismo que empieza a ser capitalizado por otros lideres de la región, como el Yaco Ramírez, quién no dudaría en morderlo al primer descuido. Si, Tena pinta para chivo en cristalería.

Javier Corral entró a la dinámica del huachicol y, por su información, de pronto sabemos que son robados 2 mil 300 millones de pesos anualmente, de los ductos que atraviesan el territorio estatal. Muy precisa la cifra, si  tan bien detectada la tenían ¿Por que aguardaron hasta que llegó López Obrador para hacerla pública y empezar el combate?.

Su renuencia a combatirlo es lo de menos, se trata de un delito federal en el que los estados no tienen competencia, lo que me causa pavor es que los funcionarios de gobierno –el Secretario General César Jáuregui- empiecen a soltar declaraciones de que no habrá problemas de abasto.

No entre en pánico, querido lector, pero si tiene necesidad de repostar hágalo ahora, sólo por lo que el tiempo encoja, ya ve las que sufrieron nuestros paisanos en la Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco y Michoacán. Ay nanita, ayer no hubo roja.