YouTube quiere evitar campañas masivas de ‘No me gusta’

El botón No me gusta en YouTube es una funcionalidad temida por muchos creadores de contenido de esta plataforma. La opción permite que un usuario manifieste con un simple click que no aprecia un determinado vídeo. Y el contador de votos que suele aparecer abajo no deja lugar a dudas sobre el éxito que está obteniendo. YouTube ya ha probado en su propia piel qué supone no conquistar el favor del público: el vídeo que ha recibido más No me gusta (15 millones hasta ahora) en la historia de este servicio es uno realizado y lanzado por el mismo sitio web el pasado 6 de diciembre.

Los responsables de la plataforma aseguran que existen casos de bombardeos masivos de votos negativos organizados con el objetivo de atacar a un determinado creador. Para evitar que esto suceda, según afirman, se barajan opciones que mejoren el actual sistema de valoración por parte de los usuarios. De momento, no se ha escogido una solución definitiva. YouTube invita a los mismos usuarios a expresar su opinión al respecto.

“Hay grupos de personas que buscan un determinado vídeo, ni siquiera lo miran y le dan al pulgar abajo [el icono que indica la opción No me gusta] a propósito”, explicó recientemente Tom Leung, director de gestión de producto de YouTube, en un canal de la plataforma llamado Creator Insider. “Ya tenemos una serie de instrumentos con los que tratamos de mitigar este fenómeno, pero hemos empezado a debatir sobre nuevas ideas”, agregó también en esta declaración, reflejada por medios especializados como The Verge.

Actualmente, los usuarios que gestionan un canal pueden elegir si hacer visible públicamente el contador de las valoraciones positivas y negativas de un vídeo, recordó Leung. La opción predeterminada por YouTube es que el dato sea visible. Para esconderlo al público (lo que no quita que los usuarios puedan indicar si les gusta o no), hay que acceder a la página de ajustes del canal, seleccionar Valores predeterminados y, en el apartado Comentarios y puntuaciones, quitar la marca de la opción Los usuarios pueden ver las valoraciones.

La primera de las posibilidades de cambio del sistema actual prevé que se ponga como ajuste predeterminado que el contador no sea visible, aún sin quitar la posibilidad de que quien lo visualiza ponga una evaluación positiva o negativa, detalló Leung. “Es una opción interesante, porque permite al creador del contenido determinar si quiere mostrar que su vídeo le gusta a mucha gente y dar un señal al público de que es bueno. En algunos casos no enseñarlo podría no ser lo que el creador quiere”, comentó.

Otra opción encima de la mesa es que se pida al autor de una valoración negativa más detalles sobre la decisión que ha tomado. Leung afirmó que esta información podría recogerse a través de un formulario donde se indique la motivación de la falta de apreciación entre una serie de opciones. El usuario podría señalar explicaciones como que no está de acuerdo con lo que ve en el vídeo, que no le gusta en general el canal de un determinado youtuber, o que considera que el vídeo no contiene suficiente información, puso como ejemplo.

“Esta posibilidad podría dar al creador más información y también empujaría a los usuarios a no actuar de manera impulsiva y a expresar lo que piensan realmente”, aseguró Leung. Sin embargo, agregó, se trata de una opción “complicada de realizar”, sobre todo en lo que se refiere a recoger los datos y mostrarlos al creador del vídeo. Además, el usuario que ve el vídeo podría reclamar que no quiere compartir el por qué de su decisión, destacó este representante de YouTube.

Una de las estrategias también estudiadas actualmente es la de quitar del todo la opción de No me gusta. Pero Leung cree que sería mejor evitarla. “Es una posición muy extrema, no me parece muy democrática”, afirmó. “No todos los No me gusta son ataques, sino que a veces se trata de personas que simplemente expresan su opinión”.

Debate abierto

En cualquier caso, la discusión sobre este tema está solo en su comienzo, explicó Leung, antes de invitar a los usuarios a dejar un comentario debajo con opiniones sobre esta cuestión y posibles propuestas. Una de las mejor valoradas por los que se sumaron al debate fue la del canal NPT Music, que planteó a YouTube permitir poner Me gusta o No me gusta solo a quien ha visualizado al menos del 25% de un vídeo.

El pasado 6 de diciembre, el servicio de propiedad de Google publicó YouTube Rewind 2018, un vídeo que pretendía “celebrar contenidos, personajes, música y momentos claves” del año pasado. Tan solo pocos días después, el vídeo se puso a la cabeza del listado de los que más No me gusta han recibido en la historia de la plataforma, anteriormente liderada por uno del cantante Justin Bieber.

YouTube se lo tomó con humor, tal y como manifestó en Twitter. Últimamente, también esta red social se ha planteado un debate parecido a este, ya que está valorando si eliminar la opción Me gusta de los tuits para mejorar la calidad de las conversaciones entre sus usuarios.