Golden State está en problemas

warr

La dinastía de los Warriors pasa por un periodo de tribulaciones. El vigente bicampeón de la NBA cuenta con una racha de cuatro derrotas en sus más recientes 10 partidos y van camino a registrar su peor fase regular desde la campaña de 2014-2015, cuando comenzaron su camino de dominio en la liga.

Golden State comenzó la campaña en la cima entre los favoritos para refrendar su corona al sumar al estelar centro DeMarcus Cousins al grupo de estrellas que ya tenía con Kevin Durant, Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, sin embargo, los traspiés y decepciones han sido algo común a lo largo de la temporada.

 

Su más reciente bajón llegó el fin de semana cuando perdieron en casa 115-111 ante los Soles, lo que significó la segunda sorpresa más grande en la historia de las apuestas, pues Phoenix arrancó el encuentro con una línea que perdería por 17 puntos de desventaja.

Después de 66 juegos acumulan 21 derrotas, el máximo que han sufrido hasta estas alturas desde que Steve Kerr asumió el control y los llevó al título en la temporada de 2014-2015. La campaña pasada después de 66 partidos tenían 13 derrotas y terminaron con 24.

La presente fase regular ha sido de gran presión sobre un incierto futuro que apunta a que la franquicia más exitosa en los últimos cinco años perderá alguna de sus estrellas después de que Durant —quien está en su tercer año con el equipo— anunció que probará la agencia libre, mientras que el guardia Klay Thompson está en su último año de contrato y espera que su renovación rebase los 200 millones de dólares.

El declive de los Warriors también va de la mano con la que es la temporada más baja en rendimiento de su delantero de poder Draymond Green, quien hace un par de temporadas fue reconocido como el Mejor Defensivo de la NBA.

En la recta final de la fase regular los Warriors aspiran a cerrar en la cima de la Conferencia Oeste, desde donde buscarán superar las distracciones para defender su reinado de dos años en la liga y hacer más grande su legado.