*Maru ante la tarea postergada

* Lucha, consecuencias del abuso

* Ahora va por Elías Beltrán

 

Desbordado de orgullo, cuando era presidente municipal Patricio Martínez solía decir que el “rescoldo de Chihuahua se veía desde Cuauhtémoc”, presumiendo el alumbrado público recién instalado en la ciudad. Tenía motivos, aplicó una fuerte inversión para mejorarlo y consiguió resultados satisfactorios, especialmente en colonias marginadas donde los llamados “focos mercuriales” se veían distantes unos de otros, como aislados y envejecidos faros cuya luz mal tocaba el piso que debía iluminar.

Desde aquella modernización en el sistema de alumbrado público no hubo sino esfuerzos de mantenimiento de los siguientes alcaldes, o trabajos aislados en vías principales de la ciudad como el de Javier Garfio al introducir luminarias LED en Juventud y otras avenidas importantes.

Varios intentos de concesionar el servicio fracasaron, principalmente por la opacidad en el proceso de licitación y la politiquería de los eternos inconformes a quién nada les aprovecha. El más reciente fracaso fue de Eugenio Baeza, un proyecto que nació muerto por las sospechas de que el mismo alcalde estaba metido en el negocio, triangulando la compra de energía.

Chihuahua es una de las capitales importantes del país, de ordinario se ubica entre las tres de mayor captación de impuesto predial y con más o menos observaciones los últimos presidentes municipales han hecho administraciones aceptablemente transparentes. Pero desde Patricio, más de 20 años atrás, ha permanecido postergada la tarea del alumbrado.

Esperanzador el anunció que hizo ayer la presidenta, Maru Campos: concesionar el servicio por los próximos quince años, manteniendo la inversión en los niveles actuales, el compromiso de migrar hacia tecnologías amables con el ambiente y transparencia en la adjudicación.

Felicidades a doña Maru, por el bien de Chihuahua que tenga éxito donde otros fracasaron. Encontrará detractores, un proyecto así jamás pasa inadvertido –pregunten a Eugenio y a Cabada- pero si lo trasparenta en los hechos, no sólo de palabra, cualquier argumento inspirado en intereses electoreros que pretenda descarrilarlo está destinado al fracaso.

Chihuahua necesita urgentemente mejorar su sistema de alumbrado, somos una capital con impuesto de primera, carísimo predial y aprovechamientos, con servicio eléctrico de tercera. La ciudad lo merece, sus habitantes lo exigen. ¿Qué lo hace para lucirse por que quiere ser gobernadora? …Y, lo importante es que lo haga, si alcanza para más que bien, si no dejó una buena obra. Estos proyectos son en los que vale la pena comprometerse.

………………………

Si algo hacía falta para terminar de batir la elección de jueces y magistrados que hizo la Judicatura el año pasado, era la intervención de la Justicia Federal con el temido recurso de amparo. Trágame tierra, la jueza del Decimo Distrito, Matilde del Carmen González, amparó a Laura Velia Mendoza, a quién el cuestionado proceso electivo despojó de un juzgado penal.

Falta que todos los recursos legales queden agotados, pero desde el viernes, cuando se conoció el amparo, la Judicatura litiga contra el criterio de la Justicia Federal. Vayan preparando de nuevo los exámenes y de preferencia háganlos en la UACH y ante notario público. Si Sotelo Mesta los agarró con los dedos en la puerta, el amparo los deja en una situación legal altamente precaria.

Les vendría bien reponer es proceso, desde el principio, antes de que reciban otra amonestación de la Corte y lo hagan en acatamiento a una sentencia. Es el resultado de abusos y excesos, la obsesión patológica de la influyente consejera por cooptar al Poder Judicial ¿Cierto, Lucha?.

……………………

El gobernador Javier Corral no está satisfecho por la forma como evolucionan los maxijuicios de la corrupción. Ver que pasa el tiempo sin pepenar más que charales, saber que el “vulgar ladrón sigue intocado y la Coneja retoza libre por los prados de la ciudad, no es agradable ni bueno para su proyecto del contrapeso.

Le revienta el hígado sólo imaginarlos burlando la ley, por eso elevó su apuesta y ahora va contra “el mensajero”, el instrumento de la impunidad para el pacto Peña-AMLO, Alberto Elías Beltrán, exprocurador general de la República. Quiere meterlo a prisión por obstruir la justicia.

Hijito, no has podido con la coneja, ya salió de prisión y ahora lo juzgan por un millón 700 mil pesos, un cambio para el millonario de Coahuila, Duarte sigue feliz viajando entre El Paso y Miami, Beltrones y Peña están protegidos por la 4T ¿Cómo esperas detener a Elías Beltrán siendo que sólo cumplía ordenes? No hay forma y menos cuando el quinquenio empezó la bajada. Pero el show debe continua, si falta pan por lo menos que haya circo.