Amazon prepara un ‘wearable’ capaz de reconocer emociones humanas

Hoy en día un reloj o una pulsera inteligente pueden saber cuántos pasos da una persona, los kilómetros que recorre, las calorías que quema e incluso qué tal ha pasado la noche al monitorizar el sueño. Pero por lo general los dispositivos de este tipo no son capaces de comprobar si quien los porta está contento, estresado, triste o enfadado. Hay compañías que trabajan para que esto sea posible. Amazon prepara un wearable activado por voz que puede reconocer las emociones humanas, según ha informado este juevesBloomberg tras revisar unos documentos internos de la compañía.

Este dispositivo, que se llevaría en la muñeca y funcionaría con una aplicación móvil, aparece descrito en dichos documentos como un producto de salud y bienestar. No está claro en qué punto se encuentra este proyecto o si finalmente el wearable saldrá al mercado.

Las máquinas capaces de detectar emociones son habituales en ciencia ficción: están presentes desde en las historias de Isaac Asimov hasta en películas más recientes como HerBig Hero 6 o Ex Machina. El dispositivo de Amazon descrito por el medio estadounidense contaría con micrófonos combinados con un software que puede distinguir el estado emocional del usuario a partir del sonido de su voz, según los documentos y una persona familiarizada con el programa. Además de leer las emociones, el dispositivo también podría aconsejar al usuario sobre cómo interactuar de manera más efectiva con los demás.

“Lo que plantea Amazon de detectar emociones a través de la voz yo lo miraría con un cierto escepticismo o una cierta prudencia, en el sentido de que pueda funcionar siempre y con una calidad muy alta, pero desde luego no es algo que no se pueda hacer. Es algo que se está haciendo y que antes o después lo vamos a ver”, afirma Roberto Font, responsable de I+D de Biometric Vox, empresa tecnológica española especializada en herramientas de biometría de voz.

Esta tecnología podría ayudar a la compañía a orientar mejor la publicidad o las recomendaciones de productos. Una patente estadounidense presentada en 2017 y recogida por Bloomberg describe un sistema que mediante el análisis de patrones de voz es capaz de averiguar cómo se siente un usuario y discernir entre «alegría, enojo, pena, tristeza, miedo, disgusto, aburrimiento, estrés u otros estados emocionales». Un diagrama en la solicitud de patente muestra a una mujer que le dice a Alexa que tiene hambre. El asistente digital, al darse cuenta por su voz de que tiene un resfriado, le pregunta a la mujer si le gustaría una receta de sopa de pollo.

Este wearable sería, según el medio estadounidense, el resultado de una colaboración entre Lab126, el grupo de desarrollo de hardware detrás del teléfono Amazon Fire y el altavoz inteligente Echo, y el equipo de software de voz de Alexa. El nombre en clave del proyecto es Dylan y habría un programa de prueba beta en marcha aunque no está claro si incluye un prototipo de hardware, el software de detección de emociones o ambos.