*AMLO en la frontera del Poder

* Riggs, tiempo de calentar banca

* Apúrense con la “matabaches”

Hace con la oposición institucional, llamémosla PRIAN y adosemos al PRD, lo que le viene en gana; la insulta, ríe de sus liderazgos diciendo que están moralmente derrotados, los dobla con amenazas de cárcel o el simple uuuuy que te detengo. A los suyos, sean de izquierda radical o izquierda fifi, los mete en cintura a la primer recomendación mañanera. Con los empresarios juega al estira y afloja, estirando siempre más para dejar claro quien manda e invariablemente termina sometiéndolos.

Uno diría que es un presidente sin contrapesos que gobierna a placer, despreocupado de molestias o intromisiones limitantes, y así lo describen profusamente analistas y observadores de la política mexicana. Falso, López Obrador tiene su frontera del poder muy bien delimitada, llega hasta donde la CNTE y las organizaciones criminales le tienen permitido.

Contra ellos su conducta es la de un Presidente titubeante, inseguro y en muchos modos complaciente o entregado. Cuando se trata la CNTE o a la delincuencia organizada, recula o francamente hace suyas las exigencias que le presentan, por insultantes y desproporcionadas que parezcan al sentir de los mexicanos que observan a la distancia.

Con enormes dificultades Peña Nieto retiró el control de plazas y manejo económico a la CNTE, la Reforma Educativa. Y no digan que soy un conservador añorante de los malos gobiernos, en cada oportunidad he denunciado la corrupción de Peña y a la pandilla de gobernadores y altos funcionarios que lo acompañaron en el saqueo del país. Su corrupción y frivolidad nos sigue lastrando.

Pero, como dije, entre sus acciones positivas está la de contener a las mafias que controlan la educación en el suroeste del país y cuya acción ha frenado el desarrollo de generaciones de mexicanos, infelices rehenes de esos lideres inescrupulosos que los tienen secuestrados. Ante esa mafia López Obrador está rendido. Lo doblaron los compromisos electorales, 250 mil votos y las eternas amenazas de bloqueos.

El mayor bien de una sociedad es la educación de sus hijos, a López Obrador y a sus legisladores les importan tres cacahuates, Con tal de apaciguar al monstruo informe identificado como la CNTE el Presidente le regresaron el control de las plazas y el manejo presupuestal ¿Qué otra cosita se les ofrece, camaradas? ¿Cuánto le gusta que guarden compostura antes de volver a las calles?.

Y sobre el narco, ahí están las imágenes bochornosas de turbas insultando a miembros del Ejército, sin que puedan hacer algo para evitarlo, pues les tienen prohibido someterlos. Reciben escupitajos, mientan madres, golpes con palos, piedras, escobas y los militares, disciplinados, aguantan sin ofrecer resistencia. Son las ordenes.

En la CNTE y los grupos criminales está la frontera del poder, estas organizaciones ilegales representan los equilibrios de poder en el nuevo oficialismo de izquierda, mientras la oposición tradicional, partidos políticos, permanecen aturdidos como el primer día después de las elecciones. Siguen tan azorados que no saben ni cómo reaccionar frente a la aplanadora en el Congreso, ni cómo responder a los insultos mañaneros.

Si, López Obrador es un presidente acotado, pero no por la oposición institucional, lo contiene una pandilla de criminales disfrazados de maestros y la violenta osadía de los barones del mal. Para ellos paso franco, sus deseos son ordenes.

Rompeolas

Lo mejor que puede hacer Miguel Riggs, suponiendo que entienda el mal momento que atraviesa, sería guardarse. Siempre será preferible permanecer en silencio que hablar y mostrar sus limitaciones. El ideólogo de los chairos, mitotero profesional que ha parasitado la política durante décadas, Fernández Noroña, no es quien para insultar al diputado federal por Chihuahua, pero Riggs se coloca de frente y con la guardia baja para que lo tundan. Sacudírselo no tiene gracia, es tan sencillo como en el básquet bol, si un jugador pasa por un mal momento, lo mejor es calentar banca.

…………………

Pues que Javier Corral y Maru Campos se apuren con la “matabaches”, ésta supermaquina capaz de suturar en un instante los baches, mientras transita las calles de la ciudad. Las aguas de los últimos días están dejando calles cacarizas cada vez más lastimadas y si presumieron la maquina, que la pongan a trabajar y en los hechos demuestre lo que puede hacer.