Luz verde para los playoffs

La lucha por llegar al Super Bowl se intensifica este fin de semana, con el comienzo de la postemporada de la NFL. Una docena de equipos tiene todavía posibilidades de llegar al gran partido del 5 de febrero en Houston.

Esta tarde, la acción comienza precisamente en esa ciudad, con la visita de los Raiders, mientras que los Halcones Marinos serán anfitriones de Detroit.

Es la cuarta vez que los Texanos abren los playoffs con el duelo vespertino del sábado. Oakland vuelve a la postemporada tras una larga ausencia, pero deberá recurrir a un novato en el puesto de mariscal.

Pese a avanzar a los playoffs por segunda vez en tres campañas, los Leones buscan su primer triunfo en postemporada desde 1992. Y Seattle está en los playoffs por quinto año consecutivo.

La ronda de comodines concluye mañana, cuando Pittsburgh será anfitrión de Miami y Green Bay de los Gigantes de Nueva York.

Los Acereros llegan a la postemporada montados en una racha de siete victorias consecutivas, y son los grandes favoritos del fin de semana ante unos Delfines que tampoco tienen certeza en su posición de mariscal de campo.

Y la defensa de los Gigantes, considerada de las 10 mejores de la Liga, se someterá a una dura prueba en el Lambeau Field, ante Aaron Rodgers y los resucitados Empacadores.

Los Patriotas, Jefes, Vaqueros y Halcones recibieron descanso en la primera ronda y esperarán para conocer a sus rivales en la fase divisional.

OAKLAND (12-4) EN HOUSTON (9-7)

Es un curioso duelo, carente de protagonistas en el papel de mariscal. Por las lesiones, Connor Cook jugará de inicio por los Raiders. Será el único mariscal de campo en la historia de la NFL en disputar su primer encuentro de inicio nada menos que en los playoffs. Frente a sí tendrá a la mejor defensa de la Liga.

“Uno hace lo que puede, sin importar las circunstancias”, dijo el entrenador de los Raiders, Jack del Río.

Oakland se clasificó a los playoffs por primera vez desde la temporada de 2002, cuando llegó hasta el Super Bowl. Los Raiders no acumulaban 12 triunfos desde la campaña de 2000.

Brock Osweiler, quien pasó penurias con Houston tras firmar un contrato por 72 millones de dólares, volverá a la titularidad, pues Tom Savage sufrió una conmoción cerebral. Houston no gana un encuentro de postemporada desde la campaña de 2012.

Ambos equipos chocaron el 21 de noviembre, en la Ciudad de México, y los Raiders se impusieron por 27-20.

DETROIT (9-7) EN SEATTLE (10-5-1)

Los dos equipos llegan a los playoffs sumidos en un bache.

Detroit perdió sus últimos tres compromisos de la campaña regular, con lo que no consiguió el título en el Norte de la Conferencia Nacional ni pudo ser local. Detroit no gana un encuentro de postemporada como visitante desde 1957.

“La historia te muestra en cierto modo que esto es como una nueva campaña… hay equipos que no han tenido el cierre que querían y luego han sido verdaderamente exitosos”, dijo el mariscal Matthew Stafford.

Antes de esa mala racha, los Leones realizaron jugadas clave en los momentos importantes. Impusieron un récord de la NFL, con ocho victorias durante partidos en los que estuvieron en desventaja en el cuarto período o la prórroga.

Seattle ganó sólo tres de sus últimos seis compromisos. Cayó ante Arizona en la Semana 16 y perdió la posibilidad de descansar en la ronda de comodines.

Los Halcones Marinos tienen un récord de 5-0 como locales en los playoffs desde 2010 y han ganado al menos un partido en cada aparición dentro de la postemporada bajo las órdenes del entrenador Pete Carroll.

Desde 2012, los Halcones Marinos tienen un récord de 7-3 en los playoffs.