*El “caballo negro” viene de las Ánimas

*¿Revocación o prolongación de mandato?

* Salud, mentiras que matan

El nombre de un “caballo negro” en la precampaña a gobernador viene desde la empobrecida colonia de “Las Ánimas”, al noroeste de ésta capital, marginado sector que aloja las oficinas de un humilde vendedor de salchichas.

Una parte importante de los dueños del pueblo, los dueños no sus gerentes, discuten la posibilidad de incluir a una de los suyos entre los aspirantes a la gubernatura, tornando más gris de lo habitual el clima electoral de Chihuahua, por si faltasen variables para la incertidumbre.

¿Damos por buena la versión? Quien sabe, el mar de rumores es común en la política, más en los relevos sexenales, bien podría tratarse de simples voladas o comentarios de promotores oficiosos sin sustentos en los hechos.

Pero recordando la historia reciente y al saber que ese “caballo negro” sería nada menos que Eugenio Baeza, las versiones son por lo menos para registrarlas y poner su nombre entre los posibles a ser colocados en la tómbola electoral.

Eugenio fue uno de los que se entrevistó con Manlio Fabio Beltrones en aquella pasarela organizada por César Duarte y Reyes Baeza, para elegir al candidato del PRI en la pasada elección. Acariciaba la idea de “meterse” entre los favoritos y quedarse con la postulación.

Es decir es sensible a las tentaciones del poder, tres meses en la Presidencia Municipal fueron suficientes para que el germen de la posesión demoniaca dejase en lo más intimo de su ser una marca indeleble. Y como bien es sabido no es gripa que pase en una semana y tampoco hay vacuna.

Desde luego, Eugenio negaría cualquier insinuación pública sobre sus pretensiones, es un hombre disciplinado e inteligente que no da pasos al ahí se va, pero existen motivos para sospechar que explora con seriedad la posibilidad.

¿Por qué partido? Desde luego no sería el PRI, todos en su entorno dan por muerto a éste partido. Por Morena ni se diga, los dueños del pueblo que animan su postulación van contra el populismo del “líder amadísimo” y el PAN simplemente no es opción. El ejercicio exploratorio es la tercer vía, donde hace tiempo tejen Armando Cabada, Marco Adán Quezada y el impresentable Alfredo Lozoya.

Tampoco es para dar la versión por buena así nada más, como dije, lo más seguro es que se trata de incursiones exploratorias intentando medir posibilidades, pero si encuentra la coyuntura y un ambiente favorable más allá del gran capital, pudiese tomar la decisión de aventarse.

La picazón del germen maldito es insoportable para un reducido grupo de ciudadanos y en el caso de Eugenio, aparte del germen, lo anima la reciente experiencia de Chacho Barraza, que siendo el candidato más anodino –como candidato, conste- que pudo elegir la IP hace cuatro años, y habiéndose bajado un mes antes de la contienda, tuvo la alucinante cifra de 250 mil votos. Una barbaridad en ese contexto.

¿Toma Eugenio el reto o lo deja correr? ¿Que piensa usted, amable lector que sigue la política doméstica?. Interesante cuestión, yo diría que muere por ser gobernador pero le aterra la idea del fracaso electoral.

Rompeolas

López Obrador consiguió uno de los objetivos más importantes de su proyecto político, la “revocación de mandato”. Pongo entre comillas el concepto, por que más bien pienso, como muchos en éste país, que se trata de una “prolongación de mandato”. La mera posibilidad me aterra, somentiéndose a escrutinios ciudadanos controlados, otros dictadores contemporáneos lograron perpetuarse en el poder, el difunto Chávez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia son ejemplos. Las consecuencias para sus países han sido funestas. La estructura legal para consolidar en populismo autoritario avanza y la mayoría de los mexicanos siguen adormecidos, como insectos al caer en una telaraña, no se dan cuenta hasta que les resulta imposible soltarse.

………………………

Mintieron con las medicinas al negar un desabasto de proporciones escandalosas; mintieron intentando ocultar un servicio pésimo en hospitales Ichisal; mintieron negando la muerte de pacientes mal atendidos. La Secretaria de Salud a cargo de Jesús Grajeda ha sido la institución más indolente y falsa del presente gobierno y ahora tenemos que mienten también con la epidemia del dengue. En Jiménez cuentan más de cien personas con el mal y la Secretaría intentando engañar a la población con que no hay problemas. Son mentiras que matan, por tratarse de lo más valioso que puede tener una persona: la vida. Mientras siguen mintiendo, el desabasto continúa, el servicio empeora y en Jiménez están desesperados por la primera helada, pues saben que sólo así terminará la epidemia. Los dejaron solos.