*El desolado informe Miguelito Riggs

*Se autodescarta para la presidencia

Lo mejor del informe presentado por el diputado Miguel Riggs, hace tres días, es que coincidió con los espantosos asesinatos de los LeBaron, acontecimiento que distrajo la atención, ahora si literal, de medio mundo. Y digo lo mejor que pudo pasarle al diputado por que de tener mayor difusión su informe, el ridículo habría sido completo.

Hay personas a las que no se les da la política, Riggs es una  de ellas, tiene la mesa servida, está en el lugar y el momento oportuno, la vida le sonríe y se hace a un lado dejando pasar la irrepetible oportunidad. De que los hay los hay.

Prepara un escenario para el lucimiento, una especie de plataforma a manera de lanzamiento de su campaña a la Presidencia Municipal y en lugar de proyectar la imagen deseada, envía un mensaje de inexperiencia y desolación inusual hasta en los tiempos de improvisación que vive la política en nuestro país.

Deje usted que haya empezado una hora tarde, sucede con frecuencia, ponga en un lado que el local estuviese medio vacío, peor hubiese sido saturarlo con niños y pordioseros, también ponga a un lado la inasistencia de sus compañeros diputados, cada quien tiene sus propios intereses.

Pero que lo haya desairado el gobernador, su padrino político y único resorte para la alcaldía, con quién ha compartido horas y kilómetros trotando, es para dejarlo congelado y peor si ni siquiera lo plantó por jugar golf, su pasión favorita, eso hubiese estado justificado, se entiende, Javier necesita tiempo para despejar su mente. 

Si Miguel quería apuntar su nombre en la parte superior de la lista de aspirantes a la presidencia municipal, el día de su informe lo “desapuntó”, o sea borró, eliminó, tachó, esfumó, evaporó, desvaneció, anuló, quitó, deshizo y cuanto sinónimo encuentre más para decir que canceló sus aspiraciones de suceder a Maru, quien también se hizo la desaparecida, desde luego.Además hay otro dato que debió calar en el corazoncito del diputado, aparte del desaire que le hizo Corral, tampoco lo acompañó el patriarca de su familia y dueño del pueblo por derecho propio, Eugenio Baeza. Es más, dicen que no hubo gente de Bafar en su informe. De ese tamaño estuvo el desaire. Es decir faltaron el gobernador, la presidenta municipal y el patriarca de su familia. Así cuando.

¿Quién será el candidato del PAN a la presidencia Municipal? Cualquiera, ahí si, apunte los nombres de Fernando Álvarez Monge, Roberto, “superpony”, Lara, Jorge Soto, Rocío, Reza, Jesús Mesta, Enrique Terrazas, Samuel Kalisch Jr. Y si quiere ponga también al “burro Chon”, en el orden de su preferencia, pero descarte a Miguel.

Quizás sea mejor así, verse con la presión de la precampaña agota, en cambio liberado sigue con su feliz vida, desestrezándose en los centros nocturnos más fifís de la Ciudad de México, quemando la diputación en una yendo de político sin compromisos a joven amante de la diversión y fortachón que sube de primero a la tribuna cuando sus colegas quieren tomarla.Que desperdicio de oportunidad ¿Puede recuperar? Desde luego, en política nadie está muerto, el problema es que Miguel da la impresión de no tener la menor idea de cómo hacerle para que lo tomen en serio.