*El gobernador si trabaja: Corral

* Extorsionadores con placa oficial

*Entre autistas te veas

El gobernador de Chihuahua si trabaja, está ocupado en atender los asuntos más sentidos de la entidad de Chihuahua ¿ ¿Quién dice lo anterior? Pues Javier Corral y el que tenga dudas sólo vea las fotos donde discute con el director de Banobras, proyectos del mayor interés.

Ese y no otro es el mensaje enviado por el propio Javier Corral, en estudiadas poses ejecutivas durante su reunión con Jorge Mendoza Sánchez, director general de Banobras, imágenes que distribuyó en sus redes y replicaron los medios afines a su administración. Intenta, de esa manera, presentarse como un gobernador ocupado en asuntos que competen a los chihuahuenses. Mírenme, desquito el salario, cuestiono y me intereso hasta en el mínimo detalle ¿Han captado?

Lo que tiene que hacer para cubrir sus distracciones y “desmentir” a quienes lo tienen por mandatario perezoso; ponerse para la foto señalando con el dedo un documento y discutiendo con el ejecutivo que, indiferente a la cámara, no quiso prestarse para enmarcar la imagen.

Bien, ha quedado suficientemente claro, además de jugar golf, tenis y trotar diez kilómetros, Javier Corral también desahoga asuntos con importantes funcionarios de la ciudad de México, para dar testimonio de que hace su tarea.

Es ridícula, por obvia, su idea de mandar esos mensajitos. Lo que en realidad denota es que, seguramente, en lo más profundo de su corazón experimenta un leve remordimiento por las condiciones en que tiene a Chihuahua. Es decir se percata del caos y se disculpa a sí mismo, como lavando su conciencia.

Podrá decir que ningún chile embona, quizás tenga razón, pero que si quiere cerrar el ciclo de la comunicación sería recomendable enviar esa misma foto a familiares de las víctimas mortales de Juárez, a los dueños de vehículos particulares y camiones urbanos incendiados, a los estudiantes de la universidad desalojados el sábado del campus uno, a las viudas de los policías muertos y desde luego a los LeBaron, está si enmarcada  en caoba y máxima resolución, hay niveles.

Mientras desatienda los asuntos de la seguridad y siga oculto en actividades lúdicas mientras la entidad arde, haga lo que haga nada le valdrá. Esa parte no la ha comprendido.

Rompeolas

Cuídese, conductor, los extorsionadores con placa y uniforme de policía vial están más activos que nunca. Sienten que las fiestas navideñas se acercan y necesitan hacer el cochinito para el aguinaldo, de ellos y de sus jefes ¿Hasta qué nivel? Sinceramente pienso que no pasa de la 25 y canal, los que están en Palacio entran en el cajón de los “pecadores estándar”, quitando el pecado capital de la pereza. Los retenes están más activos y enérgicos que nunca, fines de semana se despliegan por entradas y salidas de la ciudad y a las horas pico se esconden en lugares estratégicos, deteniendo a cualquiera que pase mínimamente la velocidad establecida. Ojalá que Corral, o de perdida Peniche, se tomen una foto con la tropa, donde los amonestan para que se porten bien y la suban a sus redes, aunque sea para fingir que son conscientes del atraco que sistemáticamente sufren los conductores.

………………….

Autista, dijo Vicente Fox a López Obrador, como el mayor de los insultos que pudo ocurrírsele contra el presidente. Que lejos se escuchan ahora aquellas palabras en forma de pregunta: ¿Y Yo por qué? Que marcaron la administración de Fox. Pero sí, el “líder amadísimo” parece un gobernante autista, si lo definimos como persona que vive en su propia realidad. Sin embargo no es Fox nadie para criticarlo, durante su sexenio se gestó el problema de inseguridad que hoy vivimos, aparte que la suya fue una presidencia de caricatura a la que el pueblo bautizó “foxilandia”, donde todo era perfecto.