Investigación de juicio político a Trump, en cadena nacional

WASHINGTON.

La investigación de juicio político al presidente Donald Trump abre sus puertas de par en par y todo será transmitido en vivo por televisión.

Cuando por la mañana caiga el mazo al inicio de la audiencia que realiza la Cámara de RepresentantesEstados Unidos y el mundo podrán ver y escuchar por primera vez los hechos relacionados con las acciones del presidente Donald Trump en relación con Ucrania y sopesar si constituyen, en verdad, delitos merecedores de un juicio político.

Es un momento notable, incluso en una Casa Blanca repleta de ellos.

Los líderes de comisiones prepararán el terreno y luego vendrá el acto principal: dos diplomáticos veteranos, William Taylor, el exinfante de Marina que actualmente está a cargo de los asuntos relacionados con Ucrania, y George Kent, subsecretario adjunto de Asuntos Europeos y Euroasiáticos, narrando la increíble y a veces complicada historia de un presidente que supuestamente utilizó la política exterior para su beneficio personal y político de cara a las elecciones de 2020.

Hasta el momento, la narrativa ha dividido a los estadunidenses, prácticamente en la misma proporción que el inusual mandato de Trump.

La Constitución establece un drástico, pero ambiguo, parámetro para el juicio político y hasta ahora no existe un consenso de que las acciones de Trump en las que se centra la pesquisa cumplan con la definición de «delitos y faltas graves».

Ya sea que los procedimientos del miércoles sean el principio del final de una presidencia o ayuden a Trump a asegurar el cargo, lo único seguro es que su caótico mandato finalmente ha llegado a un lugar que él no puede controlar y a una fuerza, el sistema constitucional de controles y contrapesos, que no puede ignorar.

El país ha pasado por esto apenas tres veces antes y nunca en el contexto de las redes sociales y los comentarios en redes sociales, incluyendo los del mismo presidente.

Estas audiencias tocarán temas de profundas consecuencias para la nación y el funcionamiento de nuestro gobierno bajo la constitución”, dijo el representante demócrata Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia que encabeza la pesquisa, en un memo a los legisladores.

Schiff describió el proceso como una “tarea solemne” y aconsejó a sus colegas “asumir estos procedimientos con la seriedad y amor al país que se exige”.

Una completa farsa de juicio político”, tuiteó el presidente, como lo hace prácticamente todos los días.