*Tercer vía en progreso

* Cabada-Marco-¿Lozoya?

Hace más de un año que vengo escribiendo sobre la llamada “Tercer Vía” como alternativa social creíble hacia las elecciones estatales 2021. Sería lo que podemos definir un pacto de políticos desvinculados de los partidos, pero con activos suficientes para ser tenidos en cuenta en la escena electoral de Chihuahua.

Ya sabe, hacen punta Marco Adán Quezada, Armando Cabada, Alfredo Lozoya y otros liderazgos menos visibles que, unidos, sería la semilla de un gran movimiento social con propósitos electorales al margen de las fuerzas tradicionales.

Esa tercer vía está en progreso, consolidarla implica un sincero esfuerzo de generosidad, divisa muy escasa en política, visión de futuro, compromiso social, pragmatismo, inteligencia y sentido común para saber hasta donde puede llegar cada uno de los protagonistas sin destruirse en el camino. Tarea compleja en la siempre mezquina política, todos quieren ir de primeros.

Marco Adán y Armando Cabada decidieron dar un primer paso, si usted quiere tibio y hasta titubeante, pero al fin primer paso hacia la construcción de ésta fuerza independiente. El sábado harán público su compromiso, bajo el nombre común “Colectivo Ciudadano”, con Beatriz Pagés como presentadora oficial.

En los hechos no es más que un ejercicio para colocar su estandarte en el campo de batalla donde se disputa la gubernatura y enviar el mensaje a las otras fuerzas dominantes, PAN y Morena, de “aquí estamos”, por si no lo habían notado.

Me gusta que hayan decidido participar e intenten ponerse de acuerdo, la presencia de los independientes expande las alternativas políticas de los electores chihuahuenses, hasta hoy circunscritas al nuevo bipartidismo. Pero tengo reservas sobre su capacidad de avenirse, como dije, dados los habituales personalismos necesitan bordar con pulso de neurocirujano abstemio, poniendo a un lado sus ambiciones en beneficio del proyecto general.

Un primer dato a tener en cuenta, hablando sobre la dificultad para establecer acuerdos, es que no está confirmada la presencia de Alfredo Lozoya, edil de Parral, en la presentación de Sábado. Hay información de que lo habrían invitado, por separado, tanto Marco Adán como Cabada, pero –parralito al fin- Lozoya se deja querer diciendo que si más nunca define cuando.

Probablemente se ha creído la patraña de que con trecientos mil votos gana la gubernatura y que una buena parte de los mismos ya los tienen en el sur del estado, espacio que considera “su territorio”, y el resto los compraría en Juárez y Chihuahua. Ajá.

Le venden espejitos, fuera del pacto en progreso sus posibilidades son equivalentes a cero, dentro tiene alguna oportunidad. Su problema es que no se ha percatado que sólo hay espacio, si acaso, para un candidato independiente y a fuerza de ser honestos es el menos presentable de los tres. Duarte fue gobernador por que le vendió su alma al diablo en la forma de Emilio Gamboa y Beatriz Paredes, no por ser de Parral.

Sin embargo insisto, el ejercicio es positivo e interesante como alternativa electoral diferente, tanto así que también lo ha visualizado Javier Corral, pero llevando a Gustavo Madero como candidato a gobernador.

Sobre éste tema después abundaré, pues en esa parte también entra el factor Maru Campos. Por lo pronto el sábado atentos al evento del “Colectivo Ciudadano”, en la calidad de asistentes más que en el número, se podrá apreciar las armas que portan.En radical punto y aparte, un deseo patriotero: nunca había deseado tanto que un boxeador mexicano gane su pelea. Hago changuitos y cruzo los dedos para que Andy Ruíz repita la impresionante hazaña, derrotando por segunda vez al imponente británico. Si gana estaré feliz, al margen de que los políticos independientes se avengan o despedacen, ganando Andy todo me da igual.