*Beltrones, Duarte y el lobo distraído

* Salud, otro año en terapia intensiva

* Maru insiste en Juárez ¿tiene sentido?

Se acaba el año y el “vulgar ladrón” prepara otra cena navideña a todo lujo, mientras espera resultados sobre la ciudadanía solicitada al gobierno de los Estados Unidos. Sin preocupaciones a la vista, dicen, lo han visto imperturbable y de buen humor disfrutando los millones que se llevó. Quizás este año hasta se disfrace de Santa, panzón y colorado ya está.

Acá Javier Corral se desespera y tira de los pelos incapaz de acelerar la investigación contra el odiado enemigo y, necesitado de circo, filtra la vieja versión de que “ahora si” lo detendrán, esta vez con el adosado de otro personaje de alto perfil en el pasado gobierno de Peña, Manlio Fabio Beltrones.

De Duarte ya sabemos, hay que mantener viva la expectativa de su detención, Corral no puede hacer más, se le han agotado las ideas. Y el nombre de Beltrones es filtrado como factor adicional para fortalecer la “volada”.

¿Cómo esperan detenerlo si contra la “coneja” no pudieron? Ese caso cayó sin consecuencias para el supuesto operador financiero. Además Beltrones no es de los que permanece callado, rápidamente envió su cartita diciendo que se trata de chismes viejos inspirados en motivaciones políticas.

Durante el primer año, si usted quiere también el primer semestre del segundo, las filtraciones causaban expectación, cumplían con el propósito de llevar circo a la gente. Entrado el cuarto año han perdido impacto, de tanto machacar con que ya viene el lobo, terminamos por tomarlo a chunga.

Sin embargo algo necesitan hacer, quieren cerrar el año con números positivos en la opinión pública y como tampoco tienen noticias propias que presumir –obra, programas, repunte financiero, nada- desempolvan el librito con el que iniciaron el gobierno y vuelven sobre los maxijuicios de la corrupción.

Ya no, han perdido toda eficacia. Para que Javier Corral recupere la credibilidad de la gente, necesita detener a César Duarte o bien a tiburones como el mismo Beltrones o Luis Videgaray. Los chihuahuenses están hartos de tanto bla,bla,bla sin acompañarlo de sustancia.

Es una pena que por la incapacidad de un gobierno y complicidades inimaginables, siga libre y muerto de risa el gobernador que la gente tiene por el más corrupto. Y eso que varios hicieron muy buen papel esquilmando a Chihuahua, pero ciertamente ninguno tan cínico y bribón como el de Parral.

Mantengan la esperanza y sigan anunciando la llegada del lobo, quizás mañana suceda un milagro y presentan a Duarte ante las autoridades judiciales. Por que no, ahora hasta Calderón entró al circuito de los justiciables y Genaro García Luna será juzgado por su sociedad con el Chapo.

Cómo he dicho en otros momentos, detienen o “escarmientan” a todos pero Duarte sigue tan fresco como una lechuga. Aplíquense, por Dios, no sea que mañana lo pongan en un altar y lo elevan a calidad de héroe nacional, ahí están los ejemplos de Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez, Manuel Bartlett y tantos impresentables del nuevo oficialismo.

Rompeolas

Imposible dar viabilidad a un Sistema de Salud donde más del 70 por ciento del presupuesto, en este caso 5 mil 600 millones de pesos al año, está invertido en nómina ¿Cuántos son personal médico y cuantos burocracia prescindible?. Sería interesante que nos presentaran la comparación. De los ocho mil millones aprobados para este año sólo 1,200 va a medicinas, 200 a instrumental médico y 500 a infraestructura. Una gota de agua en el desierto, los usuarios no se han dado cuenta, pero el año que viene el Sistema de Salud seguirá en terapia intensiva, como en el presente, donde no tienen ni agua para que los pacientes empujen una pastilla.

………………….

Maru Campos está empeñada en llegar a Juárez, siente que necesita a la frontera para su proyecto hacia el 2021. No debería desgastarse en esa tarea, ningún alcalde de Chihuahua, incluidos Patricio y Reyes, hicieron clic con los electores de Juárez, sin embargo de candidatos les fue bien. El escenario actual es diferente, cierto, pero tampoco vale la pena tomarlo más en cuenta de lo necesario. Si, es el 40 por ciento del padrón y también son los que menos votan. Además allá los votos están divididos entre Morena y la oposición. La clave del éxito, como siempre, está en Chihuahua, hacia la sierra y hacia el sur si proyecta.