*Espino incrementa su activismo

* Oxigeno adicional a la Yedickol

* Consecuencias de comer ansias

El Consejo del Tribunal Federal Electoral regaló una bocanada de oxigeno adicional a la impresentable Yeidckol Polelsky, todavía presidenta de Morena. De mil argucias se ha valido a fin de permanecer en la silla, pero el tiempo se agota. Terca y luchona es, sin sombra de duda.

Desde la mañana de ayer trascendió, por filtraciones a un medio nacional, que el proyecto de sentencia que presentarían ante el Pleno iba en el sentido de declarar válido el Congreso donde eligieron presidente interino al diputado con licencia Alfonso Ramírez Cuéllar, sentencia que, en el acto, despojaría a Yeidckol de la presidencia.

Calma, el suspenso continúa. Por esos oscuros entresijos en los que suele moverse la vida pública, los magistrados decidieron posponer el Pleno convocado para las trece horas de ayer, tiempo de Ciudad de México. Parecía que zanjarían, de una vez por todas, la disputa jurídica por Morena y nada, más largas.

Encima dejaron abierta la fecha de la nueva sesión, por lo que no se sabe cuanto tiempo le quede a Yeidckol en la presidencia, pueden ser días o semanas, pero no meses. Su caso está decidido, la contumacia llegó a extremos inadmisibles incluso para un partido acostumbrado a las indisciplinas.

¿Por qué alargarlo, si los magistrados habían resuelto la sentencia de validez a favor del Congreso donde eligieron a Ramírez Cuéllar? Una de las principales causas, según trascendidos, es que los magistrados se sintieron ridiculizados por la filtración al Heraldo de México, pues ya se había cantado la defenestración de Yeidckol y ellos todavía no llegaban a su oficina. En protesta pospusieron la discusión.

Tiene sentido, fue una imprudencia de los mismos apoyadores de Ramírez Cuéllar hacer público el sentido del dictamen antes de la votación. Los votantes se “enteraron” de lo que iban a resolver por la prensa. No les hagan eso.

Ansias de novatos, como dicen en el barrio de las chivas, “si la gallina es tuya, para que la correteas”. Están por deshacerse de la enemiga interna y cometen la imprudencia de cantarla a los cuatro vientos antes de que suceda. Abusados.

De cualquier forma es sólo cuestión de tiempo para que reprogramen el asunto y lo voten, una filtración no moverá la decisión tomada. Desde aquel Congreso Yeidckol es un zombi que deambula por las oficinas del partido sin saber a donde va ni de donde viene. Políticamente ha perdido toda viabilidad.

Queda el dato, para que lo apunten todos aquellos que presumían cercanía con ella. No tenían idea de lo despiadado que suele ser la política con quienes la traicionan o pretenden retorcerla por las malas para sus intereses. A comerse las uñas esperando la próxima sesión del Tribunal, a ver si en ésta observan paciencia.

Rompeolas

Rafa Espino, uno de los personajes de alto perfil más cercanos a López Obrador, se ha tomado en serio el paseíllo habitual de precampaña. Sus apoyadores informaron que tendrá otra reunión “informal” de esas que organiza últimamente los fines de semana. Ha estado antes en Juárez, Delicias, y por segunda vez en Chihuahua, esta vez concretamente en el San Francisco, con amigos fifí, sean de izquierda o derecha. Pues si, Rafa Espino va por la gubernatura, escenario que muchos en política doméstica dudaban que sucediera hacia la elección del 2021. Ahí está la respuesta, son oportunidades que suceden solo una vez en la vida, no hay que dejarlas pasar dijo Teto cuando le dieron por segunda vez la alcaldía de Juárez. Además hay otros datos reveladores en torno a Espino,  también reportan que un par de exgobernadores priistas se han acercado a sus oficinas, al igual que un grupo importantes de empresarios. ¿Será? Por que no, el buen “falo” levanta suficiente polvo para insinuar una incipiente cargada en torno a su proyecto. Por genética política los priistas huelen el poder como sabuesos a la presa y todos quieren estar cerca del comal donde calientan las gordas.