OMS propone nuevo confinamiento en Pakistán; aumentó coronavirus

ESTADOS UNIDOS.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugirió a Pakistán la implementación de confinamientos «intermitentes» para contrarrestar un aumento de las infecciones por el nuevo coronavirus que se produce a medida que el país flexibiliza las restricciones adoptadas inicialmente, anunció un funcionario el martes.

Desde el comienzo del brote de Pakistán, en marzo, el primer ministro, Imran Khan, se opuso a un confinamiento nacional del tipo visto en otros lugares, argumentando que el empobrecido país no podía permitírselo.

En cambio, las cuatro provincias de Pakistán ordenaron diversas medidas de protección, aunque la semana pasada Khan dijo que la mayoría de estas restricciones se levantarían.

La decisión se produce en momentos en que la tasa de infección de Pakistán empeora, al igual que en todo el sur de Asia

Funcionarios de salud señalaron el martes que habían registrado un total de 108.317 casos y 2.172 víctimas fatales, aunque se cree que las tasas reales son mucho más altas.

Actualmente Pakistán no cumple ninguna de las condiciones previas para abrir el confinamiento», señaló la OMS en una carta al ministro de salud provincial de Punjab, Yasmin Rashid.

Debido a que gran parte de la población no ha adoptado cambios de comportamiento como el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos, se requerirán decisiones «difíciles» que incluyan «bloqueos intermitentes» en áreas específicas, indica la carta.

El organismo recomendó ciclos de confinamiento de dos semanas, seguidas por dos semanas de flexibilización.

La carta de la OMS ha resaltado la importancia de seguir los procedimientos operativos estándar, y el gobierno de Punjab ya ha dado órdenes de tomar medidas estrictas contra quienes violen esas medidas», dijo Rashid a periodistas el martes mientras confirmaba la recepción de la carta del 7 de junio. 

Alrededor del 25% de los exámenes realizados en Pakistán arrojaron resultado positivo a la COVID-19, indicó la OMS, lo que revela altos niveles de infección en la población general.

Los hospitales de todo el país dicen que están a su capacidad máxima o muy cerca de ese límite, y algunos están rechazando a pacientes con COVID-19.