*Quintana reconoce sus debilidades

* Demoscopía ve crecer a Rafa Espino

* CEN del PRI busca perfiles frescos

No me extrañó que Víctor Quintana reconozca sus debilidades para conseguir la candidatura al gobierno del estado por Morena, es un hombre inteligente que sabe de política, aparte de que son muy claras y públicas; abandonó el Movimiento contra la voluntad de López Obrador, está asociado a Javier Corral, enemigo del régimen, y excede el límite constitucional de la edad. Lo que me sorprendió –confieso- fue la sinceridad con que las aceptó en público, sin matizarlas y además reconociendo que tiene otras no advertidas por los medios.

Lo hizo en el más reciente programa “Los Analistas” –felicidades por el primer año-, donde participamos Magaly Baeza, Adriana Ruiz, Nico Kosturaky, César Ibarra,  Jolu Jáquez y un servidor. A partir de su sinceridad tengo la obligación de retirar su nombre del apartado de los “Pérezacedos”, entendido como aquellos políticos ingenuos que, desconocedores de sus limitaciones, fantasean con ser gobernadores. Pronto actualizaré la lista, sigue creciendo.

Al terminar la entrevista me quedé con la impresión de que Víctor sabe dónde está parado y tiene objetivos claros. Levanta la mano pensando, como cosa perdida,  en llegar por la vía del rebote o impulso luminoso del Tlatoani y con la intención de conseguir el perdón de Morena –AMLO- de modo que reciba cartas aceptables en las elecciones del año que viene. El primer escenario es posible pero improbable, el segundo ofrece un racimo de alternativas viables.

Aceptó sin detenerse a reflexionar que Rafa Espino es el aspirante más cercano de la decisión y aclaró que no tiene la menor intención de chocar o interponerse con malas artes a ninguno, que jugará limpio. Sospecho que tiene su mente puesta en una posible alianza con el Consejero Independiente de Pemex y la busca por la vía de los acuerdos políticos avalados en México, donde conserva importantes relaciones. El mismo Ramírez Cuéllar hablaría a su favor, son viejos conocidos.

Esa hipótesis abriría para Víctor un racimo de oportunidades, es la ventaja de tener un amplio camino recorrido. Puesto ahí sus opciones son la alcaldía de Cuauhtémoc, una diputación local o, de no repetir Yaco, la diputación federal, secretario del gabinete, si Morena consigue el triunfo. Ninguna es mala para alguien cuyo límite de edad pronto se lo pondrá la madre naturaleza, no la Constitución.

Cruz Pérez Cuéllar tampoco es borracho que coma lumbre, pierden impulso mientras, guste o no, Rafael Espino avanza en las preferencias. Demoscopía Digital es la encuestadora que trabaja para Morena ¿Ha visto en dónde tiene las preferencias de Espino?. 24.3 Cruz, 23.1 Espino y 26.8 Cruz, 26.1 Espino, sólo un punto de diferencia y en ambos casos, según los cruces que hacen siendo Maru o Madero candidatos del PAN, Morena está de primero.

Que las encuestas podrían estar manipuladas. Posiblemente, y aun teniéndolo por seguro nada cambia, ahí está el punto, hablamos de la casa encuestadora pagada por Morena para definir candidatos. Como va la tendencia, en la próxima o en dos entregas más Espino rebasará al senador.

Dejo claro, no es un deseo, en función de los datos establezco una conclusión lógica. Para comprobarla sólo vayan a las primeras encuestas presentadas por Demoscopía y, fatalmente, cualquier observador objetivo llegará a la misma conclusión. ¿Quién gana las encuestas en ese partido? Los que usted diga, Señor Presidente, Líder Amadísimo, Gran Tlatoani y Guardián de la democracia. Es muy sencillo entenderlo ¿O no?.

Rompeolas

José Benítez, nuevo delegado del PRI, llegó a Chihuahua con las pilas puestas. A encomienda del CEN y sin perder tiempo empezó a buscar perfiles frescos capaces de competir por la gubernatura sin los lastres de viejos personajes que contribuyeron al descrédito del partido. Con esa tarea se entrevistó recientemente, ha trascendido, con los dos alcaldes del PRI mejor calificados por sus comunidades; Ariel Fernández de Aquiles Serdán y Hugo Aguirre de Guachochi. Ambos lograron sin problemas la reelección y mantienen buen ambiente en sus respectivos municipios. Si pensamos en lagartones perdedores como Teto Murguía y otros con temor a participar como Alejandro Cano, la tirada de Benítez -“o te fuítes”- es audaz y pertinente. Sabe que su partido necesita nombres nuevos que ofrezcan alternativas vendibles ante la sociedad y se concentra en buscarlos. Veremos hasta donde le alcanza.