*Si lo cuestionan es politiquería

* Niños con cáncer; indolencia criminal

*Corral ni ve ni oye a los “ratoncitos”

*Maru, llamado enérgico por Covid

Durante veinte años descalificó, exigió, condenó, pontificó, criticó, señaló con desprecio cuanto quiso de los gobiernos pasados y hoy, instalado en el poder presidencial, desautoriza toda expresión ciudadana que le resulta incómoda, con el fácil expediente de llamarla “politiquería”. Su incongruencia y cinismo alcanzan niveles patológicos, nadie puede decir o hacer algo que lo contradiga sin recibir la barata descalificación.

Entiendo que Mario Mata busque apalancar sus aspiraciones gubernamentales en la crisis del agua, pero el oportunismo de Mario no resta pertinencia ni sinceridad a un justo reclamo de los agricultores. Ellos sólo quieren que la cuota de agua por el Tratado del 44 sea cubierta cuando concluya el ciclo agrícola. Su exigencia no sólo es sincera y justa, también es desesperada e impotente; ven como abren las compuertas y ninguna autoridad los escucha.

De López Obrador nada pueden esperar, no le interesan los asuntos de Chihuahua y tampoco quiere conocerlos. A lo más nos ve como un estado fronterizo donde se ha fortalecido “el conservadurismo”. ¿Agua para riego? ¿Cómo dicen que es un problema, si en Tabasco es lo que sobra?. De Chihuahua sólo está interesado en sus programas asistenciales y en ganar la próxima elección. De los problemas que ni le hablen.

No me extrañan los displicente señalamientos del presidente, pero la conducta anodina, casi autista de Javier Corral es muy lamentable. Hizo una marcha a la Ciudad de México para exigir la captura de César Duarte, ha movido las instituciones de Procuración de Justicia con el mismo propósito. Celebró como niño con juguete nuevo la detención en Miami y no es capaz de mostrar la menor empatía con los productores.

Es muy desesperante la situación para los agricultores; por un lado un presidente que no los hace en el mundo, que reduce a “politiquería” sus legítimas exigencias, por el otro un gobernador distraído en vendettas interpartidistas y alzando estandartes justicieros que no sabe uno si lo hace por Chihuahua o por una satisfacción personal.

En medio de éstas dos incompetencias están 30 mil agricultores y sus familias ¿Por ellos quién ve? Se han dado cuenta de que nadie y muchos son bragados, ojalá no suceda una desgracia.

Rompeolas

Llevan meses esperando los medicamentos y por respuesta sólo reciben evasivas o mentiras viles. Desde luego que están desesperados al ver que sus hijos siguen sin recibir el tratamiento contra el cáncer por que simplemente el gobierno no encuentra o de plano no quiere proveerlos. Ayer se manifestaron padres y madres de familia de diversas partes del estado, para hacer un llamado de auxilio al gobernador Javier Corral ¿Cuál fue su respuesta ante la comisión de padres que recibió? Voy ha lanzar una licitación internacional, hagamos una mesa de trabajo. Su indolencia es criminal, esos niños no esperan licitaciones ni mesas de trabajo, están urgidos del tratamiento. Sólo piensen si uno de sus hijos estuviese en esas circunstancias. A que así se movían con prisa y determinación.

…………………….

Me preguntó un amigo empresario que suele seguir la política doméstica, si Javier Corral escucharía a los santones –Enrique Terrazas y Memo Luján entre ellos- que firmaron el desplegado donde piden unidad al interior del PAN, como única condición para enfrentar con éxito a Morena. Jamás, respondí, Javier también los tiene, como Gustavo madero, por “ratoncitos miedosos”. Ambos piensan que son suficientes para ganar. Ajá, igual pensaba Duarte con Serrano y ven donde terminaron; César detenido en una prisión federal de Miami, Serrano convertido en desecho político.

………………….

Ante el aumento de contagios y fallecimientos por Covid, los hospitales de la Ciudad llegando a su máxima capacidad y la población desconfinada como si todo hubiese pasado, la presidente municipal, Maru Campos, hizo un apremiante llamado a la población para que no se distraiga, que conserve las medidas recomendadas para la sana distancia, simplemente conminándonos a que seamos responsables personal y colectivamente. Maru tiene información precisa, sabe que de regresar al semáforo rojo tendría que cerrar de nuevo la ciudad y la crisis económica que ya tenemos encima sería mucho más grave de lo que  nos hemos imaginado. Ni modo, tengamos paciencia, no podemos desbocarnos justo en el momento de mayores contagios, los hospitales colapsarían con las consecuencias que todos conocemos de sobra.