*Apura Maru brigada contra Covid

* Necesaria la concurrencia de la IP

* Hospitales llegando al rojo. Cuidado

* Omar Bazán mueve su sonajita

Es muy justo reconocer el esfuerzo que ha realizado la Presidencia Municipal de Chihuahua intentando contener los contagios de Covid. No ceja en su propósito de que el desconfinamiento ciudadano permanezca controlado, justo cuando el virus nos amenaza más de cerca.

Son pocos los municipios del país, al menos que haya constancia, que han movilizado tantos recursos humanos y económicos para administrar eficientemente la apertura, como el de Chihuahua. Entre tanta frivolidad y politiquería conductas así son refrescantes.

Sin embargo, pese a las acciones sostenidas por la autoridad municipal, da la impresión que son insuficientes. Y en verdad están resultando así por la simple razón de que toda medida de gobierno quedará corta si la población asume una actitud displicente.

Se trata, como se ha dicho hasta el cansancio, de cuidarnos unos contra otros. Es imposible poner un policía a cada chihuahuense para obligarlos a usar cubrebocas y guardar su distancia. Incluso a cada negocio a fin de que respete las restricciones presentes. Necesitan convicción personal.

La Presidencia Municipal está haciendo su parte y la hace bien -como dije, no escatima recursos- pero el sector empresarial parece no entender, especialmente bares y restauranteros. Con tal de recuperar “lo perdido” desestiman las recomendaciones para el semáforo naranja y se comportan como en la “antigua normalidad”.

Es una irresponsabilidad mayúscula sólo por unos pesos. Así nunca saldremos de la emergencia, necesitamos que los esfuerzos sean conjuntos, jalar parejo como decía el lema de un popular programa de Francisco Barrio. El éxito está únicamente en la conciencia social de cada chihuahuense, tengamos por lo menos la decencia de cubrirnos la boca y respetar las restricciones establecidas.

Rompeolas

Del Gobierno Estatal ¿Qué podemos esperar?. Pues nada o muy poco, los hospitales públicos están llegando a su máxima capacidad y los privados ya dijeron que no recibirán enfermos de Covid. Y en lo que se saturan o no, el gobernador Javier Corral sigue celebrando la detención de César Duarte y concentrado en construir la improbable campaña de Gustavo Madero. La pandemia no les importa, así el Secretario Estatal de Salud, Jesús Grajeda, se debata entre la vida y la muerte. Los reportes son que la está pasando mal. Ojalá se componga y recobre por completo su salud, es un hombre prudente y bien intencionado. Ánimo y que Dios lo proteja.

…………………..

Omar Bazán agita con entusiasmo su menguada sonajita, no deja de mover el bote chilero ni de aporrear el tambor. Nació para ser político, claramente disfruta su momento, así el PRI tenga escasas posibilidades de regresar a sus viejas glorias. A base de insistir consiguió renovar los 67 comités municipales de su partido y, paciente, esperó la fecha adecuada para que Alejandro Moreno, alito para los cuates, les tomara la protesta de rigor, desde luego en acatamiento a los nuevos tiempos; de forma virtual. La sesión tendrá , si es que no la posponen, lugar éste sábado –¿La prepararon bien los informáticos? Abusados, que no falle la conexión- evento que Omar utilizará para demostrar control al interior del partido. Busca la suya y tiene derecho, su problema según las reglas del PRI, está precisamente en su fortaleza: siendo presidente del partido no puede ser candidato a gobernador. Ironías de la vida ¿Habrá pensando en pedir licencia para buscarla en serio?. Quien sabe, le vendría bien pensarla con detenimiento, muchas veces es mejor el pájaro en mano que el ciento volando y por las condiciones del PRI ésta sería una de esa coyunturas. En otras palabras nunca hay que dejar lo seguro por lo probable y en su caso por lo francamente improbable.