*Contener el impulso reeleccionista

* Importancia de la elección 2021

* ¿Cómo bajar a la favorita, Javier?

* Cruz está fundido pero no lo sabe

* Mezquindad del tililochas y Medina

Morena no es un Partido Político, es el instrumento que López Obrador usó para llegar al poder y se ufana en definirlo así: “El Movimiento”. Mientras el líder permanezca, las corrientes seguirán girando en su órbita, La izquierda es autoritaria por historia y definición, son subordinados fieles a un cacique superior que a todos controla. Ahí está la historia de la Revolución desde Lenin hasta nuestro días. Son lo que son y por desgracia en México existe un reducto de radicales de aquellas épocas genocidas, los “puros” a que Martí hace referencia.

A esos puros yo les llamo radicales. Son los Batres, Padiernas, Noroñas, Ackermans, Taibos, Erendiras, Ariandas y cientos de figuras menos representativas ocupados en comunizar México. Si por ellos fuese ya estaban privatizadas las empresas y cerradas las fronteras. Son intelectualmente deshonestos, por que conociendo el fracaso del sistema político que añoran, hacen esfuerzos desesperados por regresar a esas negras épocas de esclavitud y muerte.

Su contraparte son a quienes llamo los fifís, la izquierda de pipa y guante. Entre ellos pongo a Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Julio Scherer, Mario Delgado, Rafael Espino y, por interés coyuntural, a Ricardo Monreal. Son parte de los intelectuales hechos gobierno, menos sensibles a la critica, tolerantes en la confrontación de ideas y hasta cierto grado democráticos. Son la izquierda que pretende enviar la imagen de socialismo moderno “desidelogizado”.

Éstos grupos preponderantes al interior del nuevo régimen lucharán ferozmente por las candidaturas a gobernadores y diputados, pero se avendrán a los deseos de López Obrador y evitarán romper la liga. Tanto radicales como fifís respetan la formación de líder único al que nadie replica, menos contradice. En la sumisión al poderoso están unidos.

No obstante reventarán la cuerda cuando López Obrador deje el poder, en teoría el uno de Noviembre del 2024. ¿Por qué en teoría, si fue electo por tiempo definido?. Si los mexicanos caemos en la ingenuidad de que no pretende reelegirse, allanamos el camino hacia una dictadura que duraría décadas y hacia la destrucción del país.

Ahí está el reto de la sociedad mexicana; contener los impulsos reeleccionistas del presidente y sólo conseguiremos hacerlo si detenemos su avance colonizador en la cámara de diputados. Si López Obrador –ojo, no Morena ni los candidatos a diputados de su partido- se afianza en la Cámara de Diputados, será un presidente incontenido y sus tentaciones reeleccionistas aumentarán.

En cambio si lo detenemos el uno de junio próximo, su sueño de una Transformación Nacional atada ideológicamente al pasado socialista, quedará en añicos. Entonces esas corrientes que hoy se acechan una a la otra entrarán en un proceso de confrontación hasta terminar despedazadas y los radicales volverán a ser lo que siempre han sido; grupúsculos contestatarios ideales para ejercicios de catarsis social.

Esa es la importancia de las elecciones a diputados; contener las disimuladas aspiraciones reeleccionistas del Tlatoani. Estamos, en consecuencia, frente a elecciones verdaderamente históricas, no se trata de una frase hecha o lugar común para dotarla de falsa importancia; el destino de México está en las urnas a diputados federales de la próxima elección.

Rompeolas

Puede desdoblar, con maestría, la narrativa más depurada de combate a la corrupción, asociarla con César Duarte y ponerla entre las peores presidentas municipales en la historia de Chihuahua. Puede hacer eso y más, pero mientras no pase de discurso electorero su credibilidad estará en duda. ¿Cómo planea Javier Corral bajar de la contienda a la favorita del PAN y adelantada en las encuestas para la gubernatura, sin que su imagen y el partido sufran menoscabo?. Ese es su problema, sólo apalancándose en la arbitrariedad del poder, en un rencor que parece consumirlo por dentro y en la desbordada soberbia de quien piensa que todo lo puede, justificaría una decisión así. Mientras más carga contra ella, más aumenta la popularidad de Maru Campos y más crece en las encuestas. Javier Corral tiene mucho que explicar a los panistas, es irracional que pretenda doblar a la alcaldesa para imponer al más impopular de los posibles candidatos del PAN, Gustavo Madero. Por cierto, hablamos de un senador con lagar fama de corrupto y avenido a los negocios con tráfico de influencias. Ya veremos que le depara la opinión pública a Gustavo con el caso de Lozoya, aseguran que ahí metió los brazos hasta el hombro.

……………….

Es un político experimentado y sagaz, pero no estoy seguro de que Cruz Pérez Cuéllar se haya dado cuenta de que está fundido en la carrera por la gubernatura. La obsesión de poder suele nublar la mente de los más atemperados y ciertamente no es uno de ellos. Si no se ha dado cuenta de la inviabilidad de su proyecto mal por él, navega en una nave sin destino; si ya advirtió su debilidad y aún así continúa, entonces hace cálculos políticos para vender cara su adhesión. Su proyecto tomó una espiral descendente desde que las tribus doblaron a su primera protectora, la impresentable Yeidkol Polensky, y se complicó al momento de que Jesús Ramírez Cuéllar llegó a la presidencia del Partido. En Morena tiene las puertas cerradas tanto en Chihuahua como en la Ciudad de México, pero su proyecto se canceló de plano con la detención de César Duarte. Quiera o no, niéguelo y pida pruebas, su realidad es que está asociado a la corrupción del ex gobernador. Ya hasta las encuestas lo traicionaron y ahora que lo ponen abajo dice que le dan risa ¿Eso mismo pensaba cuando lo ponían arriba?. En cada ciclo electoral hay momentos definitorios, el de Cruz está llegando.

………………..

La mezquindad de algunos políticos no tiene límite, con tal de mortificar al adversario son capaces de ir contra los votantes que aspiran a gobernar. El diputado Jesús Manuel Vázquez Medina, conocido en Jiménez por “tililochas”, y el presidente del CDM del PAN en Jiménez, su primo Luis Medina, intentan frustrar un proyecto de agua potable para el pueblo, sólo por que lo promueve el presidente municipal, Marcos Chávez. Un mínimo de compromiso y sentido de responsabilidad deberían tener, Jiménez es la población con más problemas de agua en todo el estado y ahora que un edil intenta resolverlo, voces mezquinas y oportunistas lo descalifican. Ojalá que la comunidad se percate de sus idioteces y vea la realidad tras sus acusaciones ¿Dónde está el mal cuando se trata de llevar agua de un ejido a ocho kilómetros de la población, en coordinación con Junta Central de Agua, Conagua y Gobierno del Estado? Si quieren molestar a Marcos Chávez están en lo suyo, pero no jodan al pueblo? Basta de esos politicuchos de quinta.