*Madero ¿En la mirilla del sicario?

* Es atrabiliario y palpan sus destos

* Los equinos son inmunes al Covid

* Omar y Teto atravesados en serio

Lo mejor que pueden hacer los aspirantes políticos a cualquier cargo público, a excepción de los que están radicados en la zona del conflicto, es guardar distancia del movimiento en defensa del agua. Al meter las manos contribuyen a batirlo, siendo un reclamo justo y legítimo en todo sentido.

Por ahí han pasado todos, cado uno con su interés particular. Alfredo Lozoya el más oportunista, pero la incursión de domingo pasado que hizo Gustavo Madero, encabezando una manifestación en Delicias, se convirtió en el pretexto ideal para que el Tlatoani Sumo descalificase, por enésima vez, al movimiento.

En la mañanera de ayer López Obrador le mandó su mensajito: ahí está comprobado, dijo, fue un mitin de campaña del PAN y cerró con la amenaza, el senador Madero debería tener cuidado, está haciendo actos anticipados de campaña.

Es un presidente atrabiliario, irascible, y le dan cuerda para que suelte sus fobias. Nada ganan, al contrario, quienes pretenden colgarse del movimiento muestran debilidad, oportunismo rupestre y de pasada lastiman a los agricultores, quienes sólo pretenden salir de ésta lo mejor librados, pues el agua ya se la llevaron.

Hay otra, Gustavo es senador y por tanto está investido de fuero, que le congelen sus cuentas sería improbable –no se las congelaron a Mario Mata ni a Jesús Valenciano-, pero se ha puesto en la mirilla de Santiago Nieto, sicario de la cuatrote, y de los vastos poderes del Gobierno Federal.

Ahora tiene que andar aclarando que, ciertamente, su aspiración es gobernar Chihuahua pero no ha realizado ningún acto de campaña. Pues quien sabe, en un país de dictadura como en el que vivimos desde que ganó Morena, eso lo decide el dictador y si para su gusto es acto anticipado de campaña, vayan midiendo las consecuencias, es acto anticipado de campaña.

Como muestra ahí está el atorón injusto contra Reyes Baeza, Chava Alcantar –le congelaron hasta su cuenta donde le depositan la nómina de jubilado en la Uach- y Eliseo Compean, quien tuvo que pagar la nómina del municipio en efectivo, por las mismas razones.

Aunque la estrategia del senador sea hacer la campaña en desafío al poderoso gobierno central, partidizar el movimiento de los agricultores es un error. Queriendo servirse del mismo termina lastimándolo y mermando sus posibilidades. ¿Por qué les cuesta tanto trabajo entender que la gente no es taruga?.

Supongo que tampoco Javier Corral ha interpretado correctamente el momento que vive la región de Delicias. Piensa que sólo el gobierno de López Obrador ha pagado el costo social del agua. Está equivocado, también su imagen ha sufrido mermas y en consecuencia complica la elección de su partido, más si Gustavo Madero es el candidato, pues están directamente asociado uno con el otro.

Rompeolas

Tarugo, tarugo, lo que se dice tarugo, no es Alfredo Lozoya, alcalde de Parral que prefiere identificarse con el mote de caballo –se ve como el bronco de Nuevo Leon-. En la región sur del estado no se tragaron el cuento de que le dio Covid, han dicho allá que más bien es un vulgar resfriado común por que habría recibido una extraña llamada para que no volviese a pararse en la Boquilla y de súbito se resfrió. En otras palabras le bajaron los humos ¿Tanto así? Quién lo duda, para ponerse a las patadas contra el Tlatoani se requiere no tener cola y dicen que ese penquito la tiene tan larga como una ardilla roja en tiempo de bellotas. Aclaro, es lo que dicen en su pueblo.

……………….

Omar Bazán y Teto Murguía traen el pleito cantado. Algo así como un “donde te vea te atoro”. A Teto le cayó pero como patada de mula una tonadilla donde hace alusión a su avanzada edad y está convencido que Omar es el autor intelectual del estribillo, mismo que por respeto a los adultos mayores omitimos en este espacio. La escucha y se desquicia peor que cuando comprendió que Duarte le jugaba el dedo en la boca. Quedan tres priistas y pelean entre si.