*Atropellado por los tiempos políticos

* Del deterioro pasó a la decadencia

* Rafa Espino se rasca la panza y ríe

* Omar contiene la grilla de Teto y Alex

* Hugo Aguirre ¿La diputación local?

Javier Corral insiste, de mil maneras, en que no hay persecución política, que sólo cumple con su compromiso de romper el pacto de impunidad. Su narrativa contrasta con los últimos acontecimientos, la realidad política de Chihuahua lo desmiente.

Vayamos a los hechos, ayer el Fiscal Peniche reconoció que la multicitada nómina secreta está compuesta de cien personas, seis de las cuales –explicó- se acogieron a los criterios de oportunidad y regresaron 25 millones de pesos, en conjunto. Muy bien, seis devolvieron el dinero ¿Y los otros 94? ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿Qué relación tenían con Duarte? ¿Por qué no hablan de ello(a)s, sólo de Maru Campos?.

El gobernador también ha dicho que no hay relación entre los asuntos judiciales y el proceso electoral, que no son temas políticos. Perfecto ¿Porqué, con fecha del 18 de noviembre, envió una carta describiendo detalles judiciales del expediente de Maru Campos, al presidente nacional de su Partido, Marko Cortés? ¿Cuál es la necesidad de justificar ante el presidente de un partido político las acciones judiciales, que por obligación legal debe llevar a cabo?.

Nos intenta convencer, y probablemente convencerse a sí mismo, que la Fiscalía actúa con independencia de los tiempos electorales. ¿Porqué solicitó hasta hoy el Juicio de Procedencia para desaforar al senador Cruz Pérez Cuéllar, si tuvo dos años para detenerlo, cuando era un ciudadano sin fuero, y jamás actuó,? ¿Porqué va contra senador y alcaldesa faltado unos días para que sus partidos publiquen la convocatoria, habiendo dispuesto de años?.

Lo que rechazo de su actuar es la hipocresía, las acciones de Corral contra Cruz y Maru están inspiradas en antiguas y recientes ofensas políticas. Hoy quiere desbarrancarlos con el pretexto de combatir la corrupción, pero no hizo sino alardear cuando tenía todos los instrumentos del poder para detenerlos.

No digo que sean inocentes o que las acusaciones de corrupción sean falsas, digo que si tenía pruebas debió actuar desde el momento en que las conoció, no cuando están definiéndose los candidatos a gobernador en ambos partidos. ¿Porqué hasta hoy? En esta parte cobra valor el argumento de los dos: “nos quiere bajar a la mala, es una persecución política”.

Tengo una interpretación personal de porqué dejó que los tiempos políticos lo atropellaran, en el caso de Cruz nunca pensó que sería senador y ya como senador no le vio posibilidades de ser candidato. Cuando pudo lo dejo ir y si hoy actúa es para demostrar que no sólo va contra los “corruptos” de su partido, también contra los de Morena. Soy el gran campeón anticorrupción, no distingue entre partidos.

Sobre Maru supuso que la bajaría sin dificultad cuando quisiese, sólo asuntándola con liberar la orden de aprehensión. Falló el cálculo, la alcaldesa respondió con entereza y resistió valientemente el acoso, las últimas veces en forma de “amable recomendación”, para que se acogiera a los criterios de oportunidad. “Tomó una decisión muy audaz”, dijo sorprendido cuando ya tenía los tiempos encima.

Ahí dejo mi razonamiento y recupero un experimentado observador de la política. Éste amigo lo ve de forma más simple: Llegó hasta éste momento por su pereza, no sabe dar seguimiento personal a los asuntos de su interés, aparte de la conocida dispersión mental.

Cualquier explicación, u otras que proponga cada quien, hoy son irrelevantes, la verdad irrefutable es que Javier Corral empalmó los tiempos judiciales con el proceso electoral ¿Es persecución política o sincero compromiso con la justicia? Vengan las respuestas.

Rompeolas

A Cruz nunca lo tomaron muy en serio los de Morena, en sus aspiraciones de ser gobernador, pero que lo metan en los maxijuicios de la corrupción duartista al cuarto para las doce, le viene bien a sus adversarios y con Maru buscando competir por otro partido, pues el PAN se parte en dos, abriendo paso a Morena. Supongo que Rafa Espino ve la telenovela de lejos, mientras se rasca la panza y ríe.

…………………..

Omar Bazán recibió hoy en su casa al diputado Ricardo Aguilar, tercero en importancia del CEN, para contrarrestar la grilla que la armaron Alejandro Domínguez y Teto Murguía. Poco que hablar, lo acompañaron cinco o seis expresidentes de partido, gente de su confianza y los aspirantes a lo que sea. Si acaso lo interesante es que ratificó que en Chihuahua la prioridad es mujer ¿Cierto Adriana? Dicen que habrían convencido a Adriana Fuentes ¿Será?. Quien sabe, ya ve usted como es la grilla.

…………………..

Con la definición política a favor de la mujer en el PRI, a Hugo Aguirre, alcalde de Guachochi, le vendría bien replantear sus aspiraciones y situarse en la diputación local. Esa posición puede llevarlo al Congreso y permitirle seguir creciendo en política. Embarcarse en la aventura de una diputación federal es un albur, más vale poco pero seguro que mucho pero incierto.