*Se va Romo ¿Viene la radicalización?

*Mil doscientos millones o la quiebra

* Monreal saca la cara por Pérez Cuéllar

* La coneja tan saltarina como siempre

* García Chávez y el derecho a competir

Entró mal y supongo que salió mal. Cuando Poncho Romo, primer empresario de alto perfil comprometido con el proyecto de López Obrador, ofreció al gran capital mexicano que los trabajos del Aeropuerto Internacional seguirían adelante y el Presidente lo canceló a un precio altísimo, mermó su capacidad de intermediación entre el nuevo gobierno y la IP. Después vinieron los problemas con el gas, los hidrocarburos en general, la cancelación de la cervecera en Mexicali y otros desacuerdos donde nunca fue escuchado.

Tras el baño de agua fría del aeropuerto, su bienvenida a la cuatroté, y los posteriores fracasos, Romo  quedó reducido a un jefe de oficina florero; su palabra valía tres cacahuates, imperdonable en los grandes negocios, como en la política y en todo asuntos de la vida en general. Los rumores de su salida corrieron desde el primer año de gobierno y varias veces se llegó a decir que “no aguantaba más”. En aquellos momentos de crisis seguro hizo un acuerdo con López Obrador y juntos decidieron que dejaría la oficina cumplidos los dos años de gobierno.

Romo está fuera y las razones son obvias; al ver que sus recomendaciones no eran tomadas en cuenta, se desgastó aceleradamente dentro y fuera de gobierno. La pregunta ahora es qué viene, no quién viene. Me temo que con la única voz a favor de los empresarios fuera del gabinete, el gobierno de López Obrador se radicalizará, aún más hacia la izquierda improductiva, acelerando el impuso destructivo de las instituciones y minando el crecimiento económico del país. Me gustaría equivocarme, pero todo en su actuar nos recuerda el camino que otros populistas de izquierda siguieron y ya conocemos los resultados.

¿Pesimista en grado extremo? Ojalá, preferiría equivocarme mil veces antes de tener razón en un escenario tan sombrío como el que, supongo, llegará tras los dos primeros años de gobierno y no se diga si López Obrador mantiene la hegemonía política en la Cámara de Diputados, en las próximas elecciones de julio. La salida de Poncho Romo no me asusta, lo tenían de florero, como dije, me preocupa lo que viene. Ay, nanita, traguen saliva y piénsela diez veces antes de dar un voto a favor de los diputados federales por morena.

Rompeolas

La solicitud de más deuda, esta vez por 1,200 millones de pesos a largo plazo, es una medida desesperada de la administración Corral. Están frente a una disyuntiva irreductible: o contratan la deuda o viene la quiebra, no hay más. Hoy estoy de acuerdo con Javier, puesto en esa tesitura no tiene más opciones, ni modo que deje a la gente sin salarios ni aguinaldos. Lo que siempre he criticado es su falta de dedicación para resolver la crisis de fondo. Desde que asumió el gobierno sabía que se enfrentaba a finanzas colapsadas y no se concentró en sanearlas. Al contrario, complicó las relaciones con Peña Nieto y el berrinche lo pagó Chihuahua, después coqueteó con López Obrador y nada consiguió, hasta que volvió a pelearse y otra vez el castigo a las finanzas estatales, nueve mil millones –es lo que han dicho- menos para el año que viene. Si Javier hubiese puesto la mitad del empeño que puso en detener a Duarte, en atender los problemas financieros, seguro no hubiese tenido que pedir créditos desesperados cada cierre de año. En esa parte, cuesta decirlo, su irresponsabilidad es del tamaño de su enorme soberbia.

………………………..

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, salió a dar la cara por Cruz Pérez Cuéllar. En un video que subió a sus redes dijo que Cruz no estaba sólo, calificó de persecución política la acción del gobernador Corral y se pronunció por que no se “impongan estilos de tiranos ni caciques que quieran perpetuarse en el poder”. Bien por Cruz, lo respalda su líder, pero me quedó con el cierre de Monreal, cuando habló de tiranos u caciques ¿Estaría pensando en Javier Corral o su mente lo traicionó? Esa frasecita le viene “como anillo al dedo” al gran Tlatoani y Líder Amadísimo. Supongo que Monreal sigue limpiándose de sangre, la comisura de los labios.

……………………..

Ninguna necesidad tenía Javier Corral de apresurarse a medios para decir que la Coneja volvería a San Guillermo. Él sabia que no es así, pues el recurso legal que presumió para explicar su reencarcelación, la Coneja podía tumbarlo con la mano en la cintura, como sucedió ayer en la Séptima Sala Penal. Es lo que demerita la acción “justiciera de Corral”, es más estridencia que efectividad.

…………………….

Jaime García Chávez ha manifestado su intención de competir por la gubernatura. Se que explora esa posibilidad de tiempo atrás, que no se trata de un impulso al despertar. Al entrar en esa dinámica sabe que se presta a la critica, pero no deberían descalificarlo por la edad, tiene pleno derecho a competir, ha sido un luchador social de toda la vida y un activista comprometido con las causas ciudadanas de Chihuahua. Quizás se haya decidido tarde, pero bienvenido a la campaña, ya veremos hasta donde le alcanza la cuerda. Éxito.