*Maru arropada por los santones

* PAN; días de máxima fragilidad

*En Morena cuentan los minutos

* Entre lunes y miércoles pare la leona

En la extendida batalla por hacerse respetar en su propio partido, Maru Campos ha conseguido adhesiones importantes, sea por respeto a su entereza o solidaridad con el débil. Es la suya una pelea de David contra Goliat, lo que siempre despierta simpatías, la condición humana de asociarse al más débil.

La presencia en su registro de Samuel Kalisch, Enrique Terrazas y Guillermo lujan, tres de los más respetados santones, da cuenta de las simpatías que despierta la alcaldesa entre figuras preponderantes en la vida interna en Acción Nacional o, también podría ser, la repelencia hacia un proyecto continuista como el de Gustavo Madero.

Éstos y otros personajes del PAN desaprueban, obviamente, las maneras de Javier Corral en su despectivo trato al Partido y temen un gobierno similar con Madero a la cabeza. En particular destaco a Memo Luján, en las internas siempre había jugado al lado de Javier Corral. Hoy va en contra, imagine lo decepcionado que está de su antiguo aliado y varias veces protegido.

Maru ha sabido aprovechar la animadversión de Javier y consolidar sus aspiraciones contra la voluntad del Poder estatal. Esa realidad es incuestionable, muchos apostaron a que la detendrían antes de presentarse al registro y nada, está nuevamente en campaña llamando a la unidad, enfatizando que con ella si ganan y proponiendo un gobierno de trabajo y obras. La mujer no se quita, conoce tan bien sus debilidades y fortalezas que se mueve entre ellas con la soltura de una bailarina de ballet. Hay que reconocerlo.

Su determinación por trascender y la obstinada insistencia de Corral en desbarrancarla han puesto al Partido Acción Nacional en su momento de mayor fragilidad; mantienen la ruta del choque y el Partido se les desmorona entre las manos, al menos cancelan toda oportunidad de presentar candidaturas competitivas contra Morena.

Si quieren evitar el colapso político antes de ir a campaña, la única opción es permitir piso parejo en la elección interna, dejar que el proceso avance sin chanchullos ni topillos malsanos. Que sea la militancia, como establece la convocatoria, quien decida.

Dudo que Corral y Madero estén decididos a mostrar las convicciones “rabiosamente democráticas” que suelen pregonar, están metidos hasta los codos en el proceso de inhabilitarla que un paso de costado les resulta inadmisible. Sin embargo necesitan tomar en cuenta que reventándola por las malas se disparan en ambos pies; en unidad conservan esperanzas, divididos pierden todos.

No tienen otra alternativa más que dejar correr la elección. Y me refiero a ellos exclusivamente –Corral y Madero- por que son los que manejan el Partido a discreción, tienen control sobre el proceso. Mientras más claro estén de que una imposición deja divido al PAN hasta sus cimientos –lo hemos visto en los registros- y en consecuencia sin condiciones competitivas, más fácil les resultará contener tentaciones radicales. Es de sentido común; o transitan sobre piso parejo o socavan sus aspiraciones. Vienen los días de mayor tensión, veremos de que están hechos los panistas.

Rompeolas

En Morena cuentan los minutos, entre lunes y miércoles destapan al candidato, según trascendidos del CEN, de modo que los involucrados se comen las uñas. Tranquilos, quietos prietos, lo que hicieron o dejaron de hacer quedó atrás, ahora hablará el dedito del gran Tlatoani en versión Morena, disfrazado de encuesta. Hasta hoy han destapado a tres: Layda Sansores en Campeche, Marina del Pilar Ávila, en Baja California, y Clara Luz Flor, en Nuevo León. En ninguno de los tres casos hubo sorpresas, sólo por dejar el apunte. Así que pendientes, a lo más en 72 horas pare la leona.