*Morena frente al reto del dedazo

*Heidi toma ventaja en el sexto

*Lupita Pérez cambia los momios

*Las limitaciones de Borruel

*¿Es Fiscal o candidato… o qué?

*Toño Pinedo, ingenua ambición

El nuevo partidazo de gobierno tiene un último y mayúsculo reto antes de ir a campaña. Es el mismo de todos los partidos en fechas de las definiciones, sólo que en su caso exacerbado por el frenesí del pobre que vino a más y una militancia dispersa e indisciplinada.

Resolverá de un jalón las candidaturas a presidentes municipales, diputados locales y federales, síndicos y las listas de candidatos pluris. Sea el gran Tlatoani, Mario Delgado, Juan Carlos Loera, Ariadna Montiel o los liderazgos fácticos del Partido quien tome la decisión, su problema es el mismo: mantener la unidad cuando concreten el dedazo, compleja tarea cuando en cada espacio se han registrado entre seis y doce aspirantes.

La tarea del delegado “play boy” era cabildear entre los grupos y la militancia para contener la avalancha de ingenuos que dan por bueno el método de las encuestas. Por ir de galán y en la vida loca desatendió su tarea, de modo que ahora no tienen más remedio que hacer el recorte anunciado por la dirigencia; de todos los registrados dejarán tres o cuatro, el primer filtro. ¿Qué harán con el resto? Faltarán manos para sobarles el lomo.

Sin embargo eso no será nada al momento del dedazo final, en ese punto será el sufrir y rechinar de dientes. ¿Quiénes quedarán incluidos en las envidiables listas de las pluris federales y locales? ¿Cómo resolverán las alcaldías importantes, Chihuahua, Juárez, Cuauhtémoc? ¿Cómo las diputaciones donde sus posibilidades de ganar son amplias?.

Hasta hoy han manejado los registros con absoluta opacidad, de modo que ni los mismos precandidatos pueden consultar la plataforma de registros, pues el CEN la censuró. Pero llegados los tiempos establecidos en la convocatoria tendrán que revelar el nombre de los palomeados, en ese momento quiero ver el oficio que presume al senador duranguense y la capacidad de suma que tenga Loera. Ir consiguiendo una dotación de los mejores “detentes” les vendría bien, seguro la van a necesitar para evitar desbandadas.

Rompeolas

En el sexto distrito federal, donde teóricamente el PAN tiene las mayores posibilidades, toma ventaja una joven abogada experta en derechos del niño, Heidi Segovia. No es miembro activo de Morena, su registro es en calidad de externa, pero el perfil que ofrece encaja perfectamente en lo que podemos definir como la izquierda moderada del nuevo Partido y si a eso agrega usted el concepto de género, es muy bien vista por los colectivos de mujeres, pues sería difícil ignorarla como una solida candidata. En ese distrito es un perfil atractivo: universitaria sobresaliente, maestra de la facultad de derecho, vinculada a los medios de comunicación. Lo más seguro es que la veamos en campaña contra otra mujer del PAN.

…………………

En Cuauhtémoc Lupita Pérez cambió radicalmente los momios electorales, que estaban cargados para el PAN. Se supone que el candidato de Acción Nacional será Beto Pérez, iría por tercera vez, y que entraba con relativa facilidad a la contienda. Bien, al aceptar la candidatura de Morena, Lupita dio una manotazo sobre la mesa y tomó la delantera, según encuestas recibidas por ésta redacción. Pero ojo, la que marca diferencia es la posible candidata, ciertamente no Morena y tampoco Loera, el candidato a gobernador. Así de caprichoso está el escenario electoral.

……………………

Carlos Borruel, apuntado de precandidato a la presidencia municipal de Chihuahua, es muy consciente de sus limitaciones. Conoce los obvios negativos que arrastra por escándalos propios y de familia. Es entendible, a menos que cierre los ojos, su proyecto personal pinta cuesta arriba, por eso ha trascendido en el partidazo oficial que no le vendría mal una negociación, donde sería su hija Mónica la que tuviese alguna participación en la boleta. No de gratis la regidora anunció se adhesión a Morena, en prenda de que las pretensiones de su padre eran sinceras. A menos que prevalezca una lógica absurda, nada infrecuente en éste partido, Carlos Borruel sería candidato. Cosa de ver, tienen hasta el último del mes para discutir los términos de un posible acuerdo político con la dirigencia estatal.

…………………….

¿Había visto usted un Fiscal más concentrado en asuntos de politiquería e imagen, que en atender sus deberes? Yo tampoco, hasta que César Augusto Peniche empezó a perder la cordura y pensar que podía ser presidente municipal de Juárez o diputado por Acción Nacional. A tal punto está enfocado en actividades superficiales, que distrae a buena parte del aparato de la Fiscalía para que monten y lo acompañen en la presentación de un informe que a nadie le importa, sólo para repetir las cifras que días antes había compartido el gobernador Corral, en su cuarto y último informe. Nada más le falta inscribirse en un concurso de simpatía o del rey feo. Por eso la violencia se apodera de Chihuahua, el Fiscal queriendo pasar por buena onda.

………………….

Antonio Pinedo, primer vocero del gobierno estatal en la presente administración, es víctima de su ingenua ambición e inexperiencia administrativa. Ayer difirieron la audiencia de vinculación para el 22 del presente, pero la fecha llegará fatalmente y, como está de nervioso y desesperado su ex amigo, aspirante a pluri por MC y actual gobernador, Javier Corral, Pinedo no debería extrañarse si recibe una severa desconocida judicial. Han dicho mil veces quienes lo conocen, Javier es Corral y Corral es Javier, no reconoce más interés que el propio ni tampoco sabe de amistades, menos queriendo pasar por el gran campeón contra la corrupción.