*Así empezó Venezuela; Tragedia

*Noel Chávez, esperanza del PRI

*El apurado cabildero de MC

*“Chu” Velázquez, doble traidor

* Feroz pleito entre cárteles

Patrañas, puras patrañas, vil y cínicas mentiras eso de que por causa de Texas, al suspendernos el suministro de gas natural por la tormenta invernal, se produjo la gigantesca falla en las centrales de energía que abastecen a buena parte de los estados norteños, entre ellos Chihuahua, perjudicando a casi 20 millones de mexicanos. 400 mil, según López Obrador, el que no miente.

Efectivamente, Texas suspendió el suministro, pero el problema está en la negligencia de la CFE que, siendo un asunto de seguridad nacional, no tiene capacidad de almacenamiento para evitar estos súbitos apagones, tampoco pagaron coberturas en previsión de los habituales desastres que elevan enormidades el precio del gas natural. Es el grado de dependencia que tenemos con el Imperio. ¿Cómo aspiramos a ser un país independiente y próspero? Imposible con gobiernos desidiosos que buscan justificaciones falaces en lugar de soluciones efectivas.

La responsabilidad es del gobierno a cargo de López Obrador, empeñado en solucionar con una mística ideológica los problemas nacionales. Él entregó, con esa visión retorcida, la Dirección General de la segunda empresa más importante del país a un político enemigo del desarrollo y la modernidad, opuesto a cualquier alternativa de energía limpia, convencido de que la respuesta son los combustibles en desuso, gasóleo y carbón. ¿Hasta cuando comprenderán que las razones ideológicas trastornan el desarrollo nacional?.

Así empezó Venezuela, inevitable la referencia, y hoy los apagones en amplias franjas del país hermano son comunes. Los venezolanos se acostumbraron a ellos como a dormir con hambre. En nuestro caso está peor, la destrucción de la planta productiva emprendida por Hugo Chávez fue gradual, atemperado hasta que tomó el control pleno del país y entonces aceleró la política ruin del “exprópiese”. La de López Obrador camina aceleradamente desde que ganó la elección.

No quiero ser fatalista, pero cuando uno está sin luz, sin agua, incomunicado resulta fácil asociarse con los desgraciados venezolanos. Llevan décadas sufriendo una dictadura obtusa, propuesta a destruir su país con tal de perpetuarse en el gobierno, así tengan que pisotear a los ciudadanos o forzarlos a migrar en condiciones deshonrosas. Colombia tiene una crisis migratoria por más de cinco millones de venezolanos que, desesperados, piden refugio.

Incluso la criminal dictadura de Maduro ha decidido, después de 20 años, dar marcha atrás a su delirante Revolución. Hace sólo unos días ordenó revertir el proceso expropiatorio, regresando el control de diversas empresas a la Iniciativa Privada.  Para que hayan hecho eso, es que hasta la privilegiada casta gobernante y las élites del Ejército empezaron a sufrir carencias. De otro modo no reculan.

Debemos tomar en serio a López Obrador, su esbozo de dictadura contraria al interés nacional avanza más aceleradamente de lo que hizo Chávez con Venezuela, y nosotros confiados en que sólo le faltan tres años. Nada, su propósito es perpetuarse o dejar una “juanita”, convirtiéndose en el nuevo “Calles” del país.

Hagamos uso de los instrumentos democráticos que no ha desmantelado, aún, para enviar un enérgico mensaje de que así no, que México es más grande que su tlatoani y que podemos revertir con el voto el proceso destructivo que ha emprendido. Propongo que cada mexicano convencido de que con López Obrador el país camina hacia el abismo, haga el esfuerzo de “adoptar a un chairo”, convencerlo de que un voto a favor de los candidatos a diputados de Morena es un voto contra sus propios hijos.

Si el tlatoani conserva la mayoría calificada en el Congreso, toda una generación de mexicanos verá cancelado su futuro ¿Vale eso el dinero que reciben? Es una pregunta que cada beneficiario de apoyos debe responderse sinceramente y actuar en consecuencia. No es un regalo del tlatoani, el dinero que reciben es de todos los mexicanos y por ningún motivo compromete el voto. Tomemos conciencia hoy, después del seis de julio podría ser demasiado tarde.

Rompeolas

Si alguna esperanza tiene el PRI de ganar un distrito local -de los federales ni hablar, en el papel todos están perdidos- es el de Guadalupe y Calvo. Allá ejerce un control poco visto el alcalde Noel Chávez, un político que aprendió a convivir y prosperar en las complejas circunstancias del PRI decadente. Lo quería Morena y dijo no, lo buscó el PAN y dijo no, el caballo para MC y dijo no. Bueno, esa lealtad al PRI ya no se ve en ninguna parte, mínimo se la deberían reconocer ampliamente Chela Ortiz y Alejandro Domínguez. Será la nueva estrella del partido, así de amolados están.

………………………..

Caso contrario, otro de aquella región, Jesús “chú” Velázquez -me han dicho que son primos- en cuanto pudo traicionó al PRI, pregúntenle a Omar Bazán, convirtiéndose de facto en diputado del PAN. Y al momento de las candidaturas decidió buscar la Presidencia Municipal del pueblo por ese partido, legalizando el amasiato. Hay otro dato, aseguran que el mismo Javier Corral ofreció a Chuy Velázquez la candidatura del noveno distrito por Movimiento Ciudadano ¿será? ¿Javier en oficio de cabildero y operador del Caballo? Parece que sí, ya ve lo que sucede en la capital con Miguel Riggs. El caso es que Chuy decidió traicionar también a Javier y buscar la alcaldía por el PAN. Se me hace ojona para ser paloma, lo más seguro es que pierde esa posición y acabe con su carrera política, pues allá el PAN no pinta y menos con un candidato de origen tricolor al que tiene por dos veces traidor; traicionó al PRI y traicionó a Corral.

…………………………

Impresionantes las imágenes de cuerpos descabezados en Coronado, entre Jiménez y Parral. La guerra de los cárteles regresó a la zona, dejando sangre y muerte a lo largo de las carreteras comunales de la conflictiva región ¿Y Peniche? En sus informes de politiquería, donde más queriendo ser candidato a sabe Dios qué. La seguridad es lo que menos le importa.