*Aterradora realidad de Fuentes Vélez

*Confiesa que faltan, mínimo, 10 MMP

*Legendario masoquismo político de Loera

*Concepción Landa, más concha que nunca

Aterradora confesión la que hizo Arturo Fuentes Vélez ante los diputados, ayer en su comparecencia virtual. Pretendiendo calmarlos sobre el obvio colapso de las finanzas estatales, con ínfulas del vender arrogante dijo que a la próxima administración dejará más de 19 mil millones de pesos, algo así como el 26 por ciento del presupuesto.

Sin darse cuenta, el bien portado secretario de Hacienda, confirmó los peores temores al revelar lo que “no dejará”. Ahí está lo aterrador, para concluir los últimos cuatro meses del año –Maru Campos protesta el ocho de septiembre- el nuevo gobierno sólo dispondrá del 26 por ciento del presupuesto, siendo que de una aritmética simple se desprende que debería ser el 33, hablamos de una tercera parte del año.

En ese caso el déficit, de entrada, rondaría los seis mil millones de pesos, calculados sobre la diferencia entre el 26 por ciento que dejará y el 33 por ciento que debe dejar, partiendo de un presupuesto anual de 75 mil millones de pesos. No termina ahí, pues cualquier estudiante de primer semestre en la Facultad de Contabilidad y no se diga las amas de casa, sabe que los mayores gastos llegan en los últimos dos meses del año, con la obligación de pagar aguinaldos.

Para evitar interpretaciones subjetivas, apelé al asesor financiero de esta columna y explicó que las previsiones estándar para los últimos cuatro meses representan el 40 por ciento del presupuesto, circunstancia que obviamente agrava el boquete. En éste caso hablaríamos de un presupuesto deficitario en más de diez mil millones de pesos. Eso fue lo que no dijo Fuentes Vélez ni le preguntaron los diputados.

Lo anterior sin contar, volvemos a lo mismo, la deuda a proveedores, de la que según reportes no confirmados –imposible confirmarlos, dada la opacidad con que los manejan- citan once mil millones de pesos. El déficit sigue siendo brutal, ciérrelo para efectos prácticos en 20 mil millones. ¿Se le hacen muchos? Seamos buena onda con Arturo y póngalos a la mitad, 10 mil millones. En las circunstancias actuales da lo mismo, Corral entrega el estado en banca rota, quebrado técnicamente, mientras él busca departamento en Sevilla. No la jodan.

Tenía programado para hoy empezar con otra crisis que nos deja Corral: la inseguridad, sin embargo la perlita de Fuentes Vélez me obligó a posponerla. Mañana empieza con ese tema, otra desgracia para Chihuahua. 

Rompeolas

Una de las personas que se tomó más a pecho la política del odio emanada de Javier Corral contra el PAN y su candidata, es Concepción, concha, Landa, todavía directora de la Secretaría de Cultura, quien obedeció a Lucha Castro como si fuera la vice-gobernadora y todavía la acompañó durante la campaña del complot “Barcelona” contra Maru Campos. La comunidad local de artistas cuenta las horas para que Landa deje la secretaria y se vaya, sea a Monterrey de donde la trajo Corral en mal momento o bien a Paris, pero ahora con sus propios recursos, no parasitando al erario público, como lo hizo con total impunidad a los pocos meses de asumir el cargo. En el muro de una de sus redes sociales, se aprecia en el historial cómo se sumó al descarado linchamiento contra la gobernadora electa y la pleitesía rendida a Lucha Castro, pues tenía la certeza de que Loera sería gobernador y pensaba que ella podría repetir, recomendada por la impresentable ex consejera de la Judicatura. Pregonó la derrota de Maru sin recato, repitiendo el estribillo de que “pronto será detenida”, argumento infame de la izquierda radical que alentó el gobernador Corral. Sin embargo la política tomó su cause cuando la sociedad chihuahuense frenó a Loera y dejó a Concha desesperada buscando tapar los boquetes en la secretaría, temerosa de ser auditada, como seguramente lo será. Los chicos de Héctor Acosta tienen ahí carnita. Dicen que el maltrato contra personajes en ciudad Juárez puede traerle consecuencias negativas y ser una de las primeras en presentarse ante un juez. Al interior de la secretaría hablan de un expediente en proceso. ¿Lo creemos? Por lo pronto dejemos el apunte, pero tenga la certeza de que Concha se echó de enemigos a los más influyentes en el gremio de la cultura y esos saben hacer grilla, cuando muerden no sueltan hasta que rebuzna un burro pinto.

…………………..

El masoquismo político de Juan Carlos Loera es de leyenda. La sociedad acaba de abofetearlo en las elecciones pasadas por su indigna sumisión al Tlatoani, cuya entrega lo llevó a decir que el agua es de los texanos, no de los chihuahuenses, y no tiene recato en hacer campaña por la “consulta a ex presidentes”, otra derrota garantizada, una infame farsa para satisfacer los deseos de su amo. Ayer fue avistado en Jiménez junto a un reducido número de pobladores, con la pancarta de los ex presidentes pidiendo que nadie falte a la consulta del uno de agosto. Ser leal hasta la ignominia tiene sus consecuencias, la elección pasada lo dejó en el barranco y él, muy orondo, sigue como si nada hubiese pasado pensando en que su voz es atendida. Es admirable la humillación de que son capaces los políticos de la 4T con tal de agradar el Tlatoani, que además ni los ve, ni los oyen, ni registra su existencia.



Te puede interesar

Comentarios