William Shatner; viaje a las estrellas hecho realidad

VAN HORN, TEXAS.

El capitán Kirk de Hollywood, William Shatner, de 90 años, se lanzó ayer al espacio en una convergencia de ciencia ficción y realidad científica, alcanzando la frontera final a bordo de una nave construida por la compañía Blue Origin de Jeff Bezos.

El astro de Star Trek y tres compañeros de viaje alcanzaron una altitud de 107 kilómetros sobre el desierto del oeste de Texas en la cápsula totalmente automatizada y luego volvieron en paracaídas de manera segura a la Tierra en un vuelo que duró poco más de 10 minutos.

Lo que me has dado es la experiencia más profunda”, le dijo un emocionado Shatner a Bezos después de salir de la escotilla, en un soliloquio casi tan largo como el vuelo. “Espero no recuperarme nunca de esto. Espero poder mantener lo que siento en este momento. No quiero perderlo”.

Shatner hizo historia como la persona de mayor edad en el espacio. El vuelo incluyó unos tres minutos de ingravidez y una vista de la curvatura de la Tierra.

Los fanáticos de la ciencia ficción se deleitaron con la oportunidad de ver al hombre más conocido como el comandante incondicional de la nave espacial Enterprise ir audazmente a donde ninguna estrella de la televisión estadunidense había ido.

Es un momento como para pellizcarse”, dijo la comentarista del lanzamiento de Blue Origin, Jacki Cortese, antes del despegue. Agregó que, como muchos, se sintió atraída por el negocio espacial gracias a programas como Star Trek.

La NASA envió sus mejores deseos antes del vuelo, vía Twitter: “Eres, y siempre serás, nuestro amigo”.

El despegue le dio un atractivo invaluable a la compañía espacial de Bezos al abarcar a los baby boomers, seguidores de celebridades y entusiastas del espacio. Shatner protagonizó la serie original de televisión de 1966 a 1969, cuando Estados Unidos competía para llegar a la luna, y luego apareció en varias películas de Star Trek.

Bezos es un gran fan de Star Trek. El fundador de Amazon tuvo un cameo como extraterrestre en una de las últimas películas de la serie y Shatner viajó gratis como su invitado.

Como un favor a Bezos, Shatner llevó al espacio algunos tricorders y comunicadores de Star Trek, una especie de iPhone del futuro, que Bezos hizo cuando tenía 9 años. Bezos dijo que su madre los había guardado durante 48 años.

El propio Bezos condujo a los cuatro tripulantes hasta la plataforma de lanzamiento y cerró la escotilla después de que abordaran el cohete de más de 18 metros. Estuvo allí para recibirlos cuando la cápsula flotó de regreso a la Tierra bajo brillantes paracaídas azul y rojo.

Hola, astronautas. ¡Bienvenidos a la Tierra!”, dijo Bezos jubiloso mientras abría la escotilla de la cápsula New Shepard, nombrada así por el primer estadunidense en el espacio, Alan Shepard.

Shatner dijo que le sorprendió la vulnerabilidad del planeta y la relativa delgadez de su atmósfera.

Todos en el mundo necesitan hacer esto. Todo el mundo necesita verlo. Ver el color azul pasar rápidamente y entonces ver la oscuridad, esa es la cosa. La cubierta de azul, esta funda, esta manta, este edredón azul que tenemos alrededor. Decimos, ‘Oh, eso es cielo azul’. Y luego, de repente, sales disparado a través de todo y estás mirando hacia la oscuridad, hacia la fealdad negra”.

El actor dijo que el regreso a la Tierra fue más impactante de lo que su entrenamiento lo llevó a esperar, y que le hizo preguntarse si llegaría vivo a casa.

Todo es mucho más poderoso. ‘Bang’, esto te golpea. No fue para nada como el simulador… ¿Podré sobrevivir a las fuerzas G? ¿Seré capaz de sobrevivirlo?”, dijo.

Los pasajeros están sujetos a casi 6G, o seis veces la fuerza de la gravedad de la Tierra, a medida que desciende la cápsula. Blue Origin dijo que Shatner y el resto de la tripulación cumplieron con todos los requisitos médicos y físicos.