*Los balidos y el surrealismo mexicano

*La gran contradicción de la revocación

*Diego en la mañanera, por su “tartufo”

*Pinedo pide a gritos que lo detengan

*Mano dura de Bonilla contra basureros

*Peña Néder en la discusión energética

El presidente López Obrador está entrando en crisis, siente que pierde control de su juguete más adorado, la revocación, y todavía faltan seis meses para ir a las urnas, si la realizan a finales de marzo como han dicho. No está en pleno dominio del escenario y en alguien como él, incapaz de aceptar la mínima observación que lo contradiga, esa inseguridad lo vuelve loco.

El viernes de la semana pasada, en su tribuna mañanera, hizo desesperadas declaraciones contra la oposición: “increíble, surrealista que los conservadores no quieran la consulta –revocación-”. Temen al pueblo “por su voz es la voz de Dios y de la historia. Y van a salir que el paso siguiente es: no participamos y llamamos a no votar, que nadie participe por que creen que los ciudadanos son borregos”. Después vimos el denigrante beeeeeee, beeeeeee. El presidente de todos los mexicanos balando como cordero sin su madre.

¿Qué pensarán los ciudadanos de otros países cuando ven a nuestro presidente balar así, en la tribuna desde la cual gobierna? De sólo imaginarlos riendo por el ridículo, siento pena como mexicano, me avergüenza. Por acciones como esas muchos observadores extranjeros tienen a México como país bananero y, reconozco, ciertamente nuestro presidente se comporta como Jefe de un Estado bananero. ¡Balando como argumento contra los conservadores que pretenden reventar su consulta! Es demencial.

Pero en algo tiene razón el señor presidente, la política mexicana es surrealista; en ningún país del mundo un Jefe de Estado que haya llegado al poder por la fuerza de los votos, pide a gritos, exige y bala por hacer una votación que ponga en peligro su poder, en este caso un plebiscito con facultades revocatorias. Y, cierto, tampoco existe un país donde la oposición rechace la consulta que podría acabar con su adversario. Vivimos en un mundo de cabeza, al revés.

Desde luego el surrealismo tiene una explicación lógica: López Obrador y su ejército de bribones y sinvergüenzas que lo acompañan en el despropósito no están exigiendo una revocación, ellos quieren un ejercicito ratificatorio, sueñan con que la gente abrumadoramente diga “quédate AMLO, te necesitamos”. Quiere ese argumento para, eventualmente, usarlo como pretexto de sus propósitos continuistas. Esa votación es el último gran esfuerzo para seguir en el poder con el burdo argumento: “el pueblo quiere que siga y como el pueblo es soberano seguiré hasta que el pueblo decida lo contrario”. Pueblo, pueblo, pueblo, siempre el pueblo por que el pueblo es él.

Es tan obvia la pretensión continuista de López Obrador que me extraña la ingenuidad de la oposición. Él está convencido de que harán campaña por que la gente no salga a votar, pero si la oposición –partidos e IP- fuese inteligente haría un claro e inequívoco mensaje de que su voto es por el SI, por que siga gobernando hasta cumplir el periodo para el cual fue electo, como dice la Constitución.

Para una pelea se necesitan dos o más ¿Cómo declararse triunfador si sus mayores opositores votaron por el SI? Lo desactivan sin esfuerzo, la gente no llegará a votar y el acarreo es insuficiente, con todo el poder presidencial le será difícil superar el 15 por ciento de los votos, la revocación es un tema exclusivamente del presidente, ni siquiera de su partido, a la gente ni le va ni le viene.

Ahí está el antecedente de la consulta contra los expresidentes, terminó siendo una farsa. Lo mismo la revocación, no le tengan miedo está condenada a fracasar y, otra paradoja, es la oposición quien puede legitimarla. Absurdo, acompáñenlo en su fiestecita, trivializando deshacen sus pretensiones.

Rompeolas

Diego Fernández de Cevallos, consistente y severo crítico de López Obrador, llegó a la mañanera de hoy por un par de tweets en los que pondera su infaltable “tartufo”. La primera vez que lo leí en Milenio, lo de tartufo, tuve que ir al diccionario para sabe que le estaba diciendo. Es un definición que embona de perlas al presidente: “hipócrita y falso”, eso significa. Diego es de los muy contados políticos de alto perfil que no se han doblado ante la amenaza siempre presente de la UIF y la FGR. Felicidades, que lo suban en la mañanera debe ser motivo de orgullo, para él.

……………………

Toño Pinedo, jefe de prensa a las ordenes de Javier Corral y su amigo de “toda la vida”, al que hoy califica de “un hijo de p…”, está pidiendo a gritos que lo metan a la cárcel. Le dio por litigar en medios su “inocencia”, siendo que la Fiscalía Anticorrupción le documentó cinco delitos, por los cuales tiene orden de aprehensión  y cuando solicitó un amparo le fue negado lisa y llanamente. Sospecho que se saldrá con la suya, eso de ir por ahí diciendo que es más honesto que los hermanos de López Obrador, incluido Pío, no le será de ayuda, eventualmente acelerarán su detención. Pero en fin, es su asunto, quiere limpiarse la cara a como dé lugar. En esa parte es igualito que los duartistas; la corrupción y el cinismo los iguala.

……………………….

El alcalde Marco Bonilla se ha puesto enérgico contra las empresas que prestan el servicio de limpia en la ciudad con deficiencias, especialmente Kliffer, de la que se tienen constantes reportes por mal servicio. Ya le aplicaron una multa de 900 mil pesos, obligándola a que mejore el servicio y de no hacerlo hasta la concesión podría perder. Bien por el alcalde, eso demuestra que tiene carácter y sabe hacerlo valer, de todos los servicios que presta el municipio, el de limpia es el más sentido, no puede faltar ni un día ni hacerlo a medias.

………………………

Juan Iván Peña y “México Republicano” han fijado postura con el polémico tema de la contrarreforma energética de López Obrador. Tiene amplias relaciones en el gobierno de la 4T, el propio López Obrador lo conoce bien, es critico de la propuesta presidencial. Destaco un párrafo del documento que hizo circular: “es indispensable reconocer que fue el modelo de la explotación privada el que permitió a nuestro primer socio y vecino la enorme capacidad extractiva y toda la cadena de comercialización que posee en materia petrolera. Es necesario también reconocer que fue la visión estatista la que dejó a México en el lamentable atraso en la producción que día a día reduce su volumen”. México Republicano es una AC hermanada con el Partido Republicano de los Estados Unidos, donde Juan Iván Peña ha construido sólidas relaciones. Ahí está el chihuahuita dando de que hablar, inquieto como siempre.