*Castrejón debate contra Oscar

*Normal, la cabra tira al monte

*Un desesperado ruego de auxilio

*Buenas vibras para Israel Beltrán

*Otra semana de clases virtuales

Simpático nuestro amigo Oscar Castrejón, añorante de visibilidad política construye un debate sin adversario en el que, además, no tiene posibilidad alguna de ganar. Es una insensatez cuestionar la necesidad de un nuevo tiradero municipal, propuesta del alcalde Marco Bonilla.

Los problemas con el Relleno Sanitario se recuerdan desde los tiempos de Juan Blanco, quien intentando tecnificarlo sucumbió a la tentación del negocio fácil y al tropezar con la opinión pública quedó exhibido y complicó sus aspiraciones políticas. Desde entonces los alcaldes optaron por darle la vuelta, se convirtió en tema tabú, pero la necesidad de soluciones duraderas siguió creciendo.

Ahora que Bonilla se animó a ponerlo entre las prioridades de su agenda, al diputado de Morena le da por cuestionarlo. Primero con la sinrazón de que no es un tema necesario, luego inventando un reto a debatir y después con que puede ser necesario pero habría que hacer una excelente planeación.

O sea, si es necesario pero deben planearlo bien, según el diputado, enganchándose en un debate sin contraparte: Castrejón debatiendo contra Oscar, habitual en él. A ver qué mas se le ocurre para salir de ésta, el Ayuntamiento seguirá con sus planes, los miles de habitantes contiguos al tiradero aplaudiéndole y Castrejón debatiendo contra sí mismo.

En su defensa, dice que no busca su momento de fama, que lo tuvo cuando defendió a Mary Boquitas y a Gloria Trevy. Tiene razón, ha tenido momentos estelares, pero en su naturaleza está el ser contreras y como bien sabemos la cabra tira al monte. Y la otra, de los reflectores ningún político se cansa, es una especie de adicción de la que no pueden escapar, como la gallina que come huevo, aunque le quemen el pico.

Una decisión inteligente del diputado, si no le gustan los proyectos del tiradero, que honestamente dudo que los conozca, sería presentar su propio proyecto, una alternativa mejor y presentarla en el seno del Cabildo. Entonces haría una aportación importante, tendría total derecho a reclamar crédito, pedir reflectores y loas.

En cambio sale por la fácil: esto no sirve para nada, es un proyecto mal hecho que solo endeudará al municipio, vengan a debatir conmigo en la plaza pública y se los demuestro. Ah, pero no busco protagonismo, solo debatir de cara al pueblo. Por favor.

Sin embargo pedirle a la oposición Morena que eleven la mira sería ingenuidad, ya sabemos que ni gobierna ni deja gobernar. Ni hablar, es lo que hay.

Rompeolas

El Consejo Estatal de Salud resolvió que la educación básica debe seguir en modalidad virtual. Esta decisión significa que el nivel de contagios no ha disminuido lo suficiente para generar cierta certidumbre de que no habrá nuevos brotes de alarma. Calculan que el riesgo sería mayor si abren las escuelas hoy y se ven obligados a cerrarlas de dos a tres semanas nuevamente, a darse otros siete días para nueva valoración. Todos estamos hartos de esta situación, quisiésemos que la “normalidad” regrese para no volver a irse, pero tampoco se trato de responder con irresponsabilidades, el temor a hospitales saturados y desabasto de medicamentos es muy grande. Y, desde luego, menos responder a presiones externas sabiendo que todos los indicadores recomiendan prudencia. Jueves o viernes de la próxima semana harán otra valoración, ojalá entonces haya elementos seguros para reabrir.

……………….

Cuando pensábamos que lo peor había pasado, de pronto nos damos cuenta que amigos, parientes y conocidos siguen muriendo por causa del virus o salen del hospital muy disminuidos de salud, siendo los no vacunados el mayor número de víctimas. Entonces viene el “que hubiese pasado si…”. Pregunta machacona de la que, obviamente, nunca tendremos respuesta. Preocupado por lo mismo, un amigo me comenta que sería de mucho provecho que los líderes religiosos hiciesen un llamado profuso e inequívoco a sus fieles, conminándolos a reconocer la vacuna como un instrumento de Dios para cuidar su salud, asidos al principio de que atentar contra su vida es pecado mortal. Es un tema de la mayor sensibilidad que reseñé con mayor amplitud en días pasados, pero al ver que la emergencia continúa, no está de más insistir, si usted quiere hasta para desahogar frustraciones o sentirse con la conciencia en paz.