*El día que nos robaron la democracia

*Abril 10; fiesta de AMLO, no ciudadana

*Admirable respuesta del contribuyente

*Bonilla obligado a honrar la confianza

*Quinielas por el beneplácito de Jesusa

*Una propuesta personal de sustitutos

No vi encuestas sobre el conocimiento que tiene la gente de la Revocación de mandato. Me refiero a la gente ocupada en sus asuntos, no a quienes habitan el reducido mundillo de la política, ellos si están pendientes. Hubiese querido verlas por que tengo la sospecha de que son muy pocos quienes saben del “ejercicio ciudadano”. Yo mismo había olvidado que mañana inicia la veda electoral, dos meses y medio sin publicidad oficial, para satisfacer la farsa de garantizar que ni gobiernos ni partidos manipulen la voluntad ciudadana. Por ley, sólo el INE está facultado para promover la Revocación.

Nada más en México sucede, mire la gran contradicción: el ejercicio revocatorio puso a la democracia en uno de sus momentos más indignos. Lo que debería ser una fiesta ciudadana quedó reducida a una imposición autoritaria pues el único impedido legalmente para exigir la revocación, es quien la demanda con inusitada vehemencia. El presidente pidiendo a gritos una votación para que pongan fin a su mandato. Esquizofrénico.

Seamos sinceros, quién por voluntad propia entregó sus datos para la Revocación. Me atrevo a decir que nadie, el gobierno y su partido fueron los únicos promotores y lo hicieron con el descaro de incluir entre los solicitantes a difuntos, delincuentes presos, nombres duplicados, firmas falsificadas, un atropello a la voluntad ciudadana contado en millones de solicitantes apócrifos.

La Constitución establece que un ejercicio de Revocación solo es justificable a petición ciudadana, es un instrumento de la democracia participativa contra los abusos del poder. Sin embargo López Obrador nos la robó, se apropió de ella mientras proclamaba viva la democracia. Descaradamente la tomó por la fuerza del poder presidencial para calibrar sus ambiciones continuistas y satisfacer su henchido narcicismo.

Ya lo veo el diez de abril a las ocho de la noche, antes del recuento oficial, diciendo “miren como me adoran el pueblo, 90 por ciento de los mexicanos votaron por la ratificación, están muy satisfechos con mi gobierno. Continuaré por que el pueblo así lo pide. La oposición está moralmente derrotada”. Así vote un reducido número de mexicanos, la mayoría movidos por la maquinaria oficial, será su gran triunfo, su momento estelar desde julio del 2018.

Tengo para mí que la Revocación es el último y desesperado esfuerzo de López Obrador para continuar en Palacio Nacional, de otra forma porqué los esfuerzos al más alto nivel de su gobierno para evitar que la Corte aclarase la tramposa pregunta propuesta por la mayoría oficial en la Cámara de diputados, haciéndola pasar como si fuese “ratificación” más que “revocación”. Se ha preguntado porqué toda la narrativa oficial es ratificación, ratificación, ratificación, siendo que el mandato Constitucional sólo habla de Revocación. La retuercen por que es su justificación para seguir.

Sin embargo cada día estoy más convencido que sus oscuras motivaciones chocarán de frente con el desdén ciudadano. Si votan diez millones de mexicanos serán muchos; primero por que no existe fervor ciudadano, segundo por la escasa cantidad de urnas que instalará el INE. El oficialismo hará hasta lo imposible por llenar las urnas: acarreados, taqueo, alteración de actas y cualquier trampa de su abundante catálogo, pero aún así la votación será un fracaso estruendoso.

Por mi parte no contribuiré con mi voto para que éste mitómano alucinado de poder alimente su ego y mantenga sus ambiciones continuistas. Dejémoslo sólo con su multimillonario juguetito, el desaire será nuestra venganza.

Rompeolas

Sólo en el mes de enero, el Ayuntamiento de Chihuahua recaudó más de 650 millones de pesos por concepto de predial, según el primer corte hecho por la Dirección de Finanzas. Da gusto comprobar, como cada año, que los contribuyentes chihuahuenses somos de los más cumplidos en el país, creo que sólo San Pedro Garza en Nuevo León y Mérida en Yucatán recaudan más predial, proporcionalmente, que Chihuahua. Esto tiene que ver también con la confianza ciudadana en sus autoridades municipales, confianza que debe ser honrada por el edil Marco Bonilla. Y la verdad se ha visto muy movido, concentrado en lo que debe estar; seguridad, recarpeteo, reconstrucción de parques y hasta donde sé pronto anunciará un paquete de obra pública. Mientras sea eficiente y ejecutivo, sin duda los chihuahuenses seguirán cumpliendo con su parte contributiva.

…………………..

Con el rechazo al acosador Salmerón, la ofensiva propuesta de Jesusa y eso de que no era penal, los panameños están pero enfadados con nosotros. Yo les diría que se enojen con el árbitro y el tlatoani que tenemos por gobernante, se los cambiamos por el peor de los suyos. El caso es que ya empezaron a circular las primeras quinielas sobre si la impresentable Jesusa recibirá o no el beneplácito diplomático. Los momios están parejeros, en Panamá recibieron la propuesta como una patada en los destos, piensan que los confundió con Guatemala, pero enviándolos a Guatepeor. Comprendo su enfado extremo, mejor se las hubiesen mentado. En previsión de que la rechacen, tengo una lista de propuestas para sustituirla: Salgado Macedonio, Paco Taibo o en su defecto su hija, Noroña, Nestora Sagado, Abarca el de los rojos, el piojo Herrera, Cuauhtémoc Blanco, Layda Sansores, la gordillo, José Ramón el suertudo, Javier Corral, el original Juanito, la tía Aniceta y el burro chon. Sobra de dónde escoger, haga usted la suya, aquí con gusto la reproduzco.