Chris Evans: al infinito y más allá

Hace 27 años, una generación de niños conoció a varios de los personajes de Toy Story, entre los que se encontraba el astronauta Buzz Lighthyear, juguete que se convirtió en el favorito de Andy, el niño de la historia. En aquel momento los productores del filme eligieron a Tim Allen para darle voz en las cuatro entregas cinematográficas que se realizaron entre 1995 y 2019. Sin embargo, para Lightyear, filme que se centra en el origen del juguete astronauta, el equipo eligió a Chris Evans, conocido a nivel mundial por su trabajo como Capitán América.

Lo invitamos a Pixar para que supiera que estábamos trabajando en la película, le dije a quién queríamos que le diera voz y se subió al barco a los dos minutos de que le contáramos nuestra idea. Nos encantaba él para hacer a Buzz Lightyear, además, Chris es un torbellino de energía y muchas veces fue nuestro primer espectador, le enseñábamos lo que llevábamos hecho y se mostraba muy emocionado. Él fue como nuestra primera referencia de público”, relató Angus MacLane, director de Lightyear, en entrevista con Excélsior.

Galyn Susman, una de las productoras de Lightyear y quien también ha producido otras animaciones como Ratatouille o Toy Story 4, respaldó lo expresado por el realizador Angus MacLane y ahondó en por qué para esta película se buscó a un nuevo actor y no se le dio el papel a Tim Allen, quien ya traía el personaje desde 1995.

Chris Evans es simplemente asombroso, tuvo ese balance que le permitió sonar heroico, sensible, divertido, inteligente, todo eso se hizo realidad en su voz. Su casting realmente fue sensacional y muy orgánico, muy natural y nuestra idea siempre fue la de distinguir la voz de nuestro Buzz del de las películas de Toy Story, por eso tuvimos que volver a hacer el casting de voz, pues necesitábamos una nueva voz y la de Chris Evans fue la opción más obvia para nosotros”, explicó la productora.

Con respecto a su paso por Pixar, dándole vida a Buzz Lightyear, Cris Evans, quien ayer cumplió 42 años, comentó:

Soy un gran fan de Pixar. Me sentí como un niño en una dulcería. Esta película es la historia del origen de Buzz Lightyear, es la historia que hizo que Andy y sus amigos quisieran ir a comprar un muñeco. La película Toy Story fue tan impactante, es tan icónica y hay tanta variedad de personajes, simplemente la saga ofrece algo que es muy cercano a la familia”, relató Evans durante la promoción del filme.

La necesidad de cambiar de voz apela a que en esta ocasión Lightyear se centra en la historia de aquel astronauta que Andy, el niño de la saga de Toy Story, vio en 1995 en el cine. La fascinación de Andy por esa película fue tal que para su cumpleaños pide de regalo una figura de acción de Buzz Lightyear, misma que juega un papel importante en las cuatro películas de Pixar y cuya frase “Al infinito y más allá…” se ha convertido en parte de la cultura popular.

Lightyear, la película animada que llegará a cines este 16 de junio, cuenta de dónde viene exactamente Buzz y cómo ese famoso astronauta desvía una misión espacial que va de camino al Planeta Tierra por su necedad y provoca que todos los que le acompañaban queden varados, sin posibilidad de volver a casa. Ese error provocará que Buzz Lightyear se aferre a encontrar la manera de poder regresar a casa, con ayuda de un equipo poco ortodoxo que le ayudará a enfrentar al Malvado Emperador Zurg, y entenderá qué es lo que realmente importa en la vida.

Uno de los mensajes más importantes de la película es la aceptación, el perdonarse a sí mismo por los errores cometidos y escoger vivir el presente. Buzz Lightyear debe aceptar que quizá no tiene todas las respuestas, ni la solución a todo”, comentó Angus MacLane, quien también fue codirector de Buscando a Dory.

Además de un gato robot, que se roba gran parte de la historia al acompañar a Buzz Lightyear en sus aventuras, uno de los personajes que seguramente escribirá un nuevo capítulo en la historia del Estudio Pixar es de Alisha Hawthorne (voz de Uzo Aduba), la mejor amiga de Buzz Lightyear y su compañera de misión, quien es abiertamente homosexual, que se casa y tiene descendencia con su esposa. “Nuestro objetivo siempre fue hacer una película que fuera incluyente y estamos orgullosos de haber podido hacer eso. La película es un reflejo de nuestra vida diaria de nuestras verdaderas esencias, así es nuestra realidad y estamos orgullosos de ello”, compartió el director de la cinta animada.

Con respecto al gato Sox, un robot que se gana el corazón de Buzz Ligghtyear, el realizador comentó que buscaban un compañero que generara un contraste visual entre la audiencia. “Queríamos que Buzz tuviera un lindo compañero, que fuera auténtico y no sarcástico.

Queríamos que visualmente fuera contrastante a la animación que empleamos en la película, que luce muy real y fue divertido que el contraste fuera un gato robot, que se mueve como tal, pero que tiene las emociones de un gato real. Una de las escenas que se me hace muy divertida es cuando ese gato le ronronea a Buzz y se le repega en la pierna. Y claro, en Toy Story (la saga fílmica) Buzz no tiene un gato, pero sabíamos que no había problema porque esta película es diferente”, compartió Angus MacLane.