*Morena frente al reto de la Unidad

*La convocatoria exacerbó los odios

*Apapacha Maru al PAN ¿Distraídos?

*Extraña ausencia de Marco Bonilla

*Valenciano se vio muy sonriente

*¿Pulsera electrónica? Difícilmente

En Morena están convencidos de que su mayor reto es mantener la unidad, por experiencia saben que cada proceso de elección interna los deja temblando, son un partido de líder único e imposiciones que no respeta sus propios estatutos. Mario Delgado conminó hoy a los aspirantes presidenciales a evitar la confrontación que los desuna. Es su papel como líder del Partido, pero la suya es una prédica en el desierto; una vez sueltas no habrá poder político, ni el de López Obrador, que las detenga.

El reto del presidente es mantenerlos disciplinados hasta el momento en que anuncie al “ganador(a) de la encuesta”, pero al dejarlos correr con tanto tiempo –falta más de año y medio para que haya candidatos- será imposible que ninguno de los tres se sienta traicionado. Ellos saben perfectamente que la encuesta es una farsa, o si usted quiere el dedazo versión 4T.

La evolución de las precampañas está en un aparado, a la vista de cualquier observador político interesado en el proceso. Sin embargo en el camino también está la reestructuración del Partido en las entidades federativas, donde los precandidatos –eso son en los hechos- han desplegado equipos que los representan, llevando la confrontación entre ellos a escala nacional.

En Chihuahua, por ejemplo, Juan Carlos Loera, superdelegado, y una cantidad importante de activistas domésticos trabajan para Claudia Sheinbaum. El coordinador de los diputados en el Congreso local simpatiza con Marcelo Ebrard. Cruz Pérez Cuéllar, edil juarito, deambula entre Ricardo Monreal, Marcelo Ebrard y Movimiento Ciudadano. El delegado de gobernación, Omar Holguín, hace trabajo político para su jefe.

En cuanto el CEN publicó la convocatoria, éstos grupos entraron en franca disputa por la dirigencia local, trayendo la confrontación de las corcholatas hasta la estructura territorial ¿Cómo conciliar la madeja de pequeños intereses, cuando reviente la designación? ¿Cómo llegarán a la convención para designar presidente estatal si en el intento anterior reventaron asambleas distritales hasta con las armas?. Se conocen muy bien entre ellos, lo suyo es predominar a cualquier precio sobre el oponente.

El gran reto de Morena se llama unidad interna, unidad que hasta hoy ha sido mantenida con enorme esfuerzo por López Obrador, a cuyo poder se rinden todos los grupos, pero ese poder irá mermando en la misma proporción que su tiempo en la presidencia. La reacción de los grupos, sobre todo entre los identificados con la izquierda fifí de Marcelo y los de la izquierda radical con Claudia, es muy predecible, lo vimos en las frustradas intentonas de imponer a Mario Delgado en la dirigencia nacional, pese a la obvia línea de López Obrador.

Ahí está el tema, por eso lanzaron las convocatorias estatales, quieren resolver éstas elecciones antes de que la disputa nacional se caliente más, y de pasada palpar el nivel de crispación interna en los estados. No les irá bien, hacerlos pasar por el aro de fuego sin sufrir quemaduras severas es casi imposible.

Rompeolas

Al interior del PAN se ha comentado mucho la ausencia de Marco Bonilla y de los altos perfiles panistas en la alcaldía, en la reunión del sábado donde Maru Campos apapachó a los panistas, conminándolos a cerrar filas en torno a su proyecto y abstenerse de grillas innecesarias entre ellos. Desde luego que la ausencia de Bonilla y los suyos hace ruido, es el alcalde de la capital y por definición política el candidato a vencer entre los que futurean con la gubernatura, rumores y versiones a modo son obligadas. Pero Marco Bonilla está tranquilo, ha dicho que seguirá trabajando por Chihuahua y mantendrá la mejor relación posible con la gobernadora, intentando evitar que la intriga política termine distanciándolos. Estamos ante la siempre compleja relación gobernador-alcalde chihuahuita.

………………….

A Jesús Valenciano, edil deliciense y también considerado prospecto para el 2027, le fue muy bien en esa reunión. Lo sentaron en la mesa principal, junto a Serrato, César Jáuregui y desde luego la gobernadora y le dieron el micrófono para abrir el evento. No es la primera vez que Maru tiene esas deferencias con Valenciano, recordemos cuando llegó de su brazo a una reunión de alcaldes. Son expresiones tempraneras en la eterna carrera de la política.

……………..

Litigando en medios, los abogados de César Duarte han hecho correr la versión de que el amparo promovido podría sacar al “ex” de prisión, llevándolo a un domicilio privado con un brazalete electrónico. ¿Será? Híjole, la veo muy ojona para ser paloma, por más que Corral y Loera sigan hablando de favoritismo, la realidad objetiva es que la Fiscalía interpondrá cualquier recurso legal para mantenerlo en prisión y entre esos recursos están el de cargarlo con nuevos delitos. Pero Duarte tiene la esperanza de que la justicia federal lo ampare. Difícil, recordemos las advertencias matutinas del Tlatoani, también en México quieren mantenerlo preso.