LeBron James, Unico

A muchos les parece mentira que el último de los cuatro galardones a Jugador Más Valioso que ganó LeBron James fuera en 2013. Al año siguiente, Kevin Durant se llevó los honores y en 2015 y 2016, Stephen Curry también despojó a ‘El Rey’ del reconocimiento que éste también tuvo en 2009, 2010 y 2012. Sin embargo, el alero de Cleveland Cavaliers continuó siendo lo que es: el jugador más poderoso del básquetbol actual, el más regular y el que desde hace 12 años siempre estuvo en la terna de los mejores.

Cuántos jugadores tuvieron su momento de gloria y, por lo que sea, en años sucesivos quedaron fuera de las conversaciones para erigirse JMV. Muchos, y no es que sea una cuestión de bajo rendimiento, para nada, sino de no haber sido capaces de mantener la excelencia. Las causas pueden ser varias: las lesiones, cambios de rol, acondicionamiento por la llegada de otros jugadores, o simplemente una cuestión de suerte. Ser JMV es extremadamente difícil, y esta temporada lo es más todavía.

LeBron es la consistencia, por eso hay quien defiende que debería haber ganado al menos un JMV desde 2013. Desde su primer premio en 2009 hasta este punto, se convirtió el único jugador que formó parte de las conversaciones durante todos y cada uno de los años. Como no podía ser de otra manera, en esta ocasión sucede lo mismo. Ni Curry, ni Durant, ni Derrick Rose son parte del grupo de candidatos. El premio no mide los años de magnificencia, sino la campaña actual. Por eso, las votaciones no tendrán en cuenta el hecho de que consiguió dobles dígitos en puntos en 787 juegos consecutivos (antes del martes), una marca que empata en segundo puesto con el máximo anotador de todos los tiempos, Kareem Abdul-Jabbar.

De nada vale el pasado cuando lo que se evalúa es el presente. En la actualidad, son muchas las razones para que LeBron llegue a la gloria por quinta ocasión en su carrera. Lo que está por ver es si serán suficientes.