Duarte reservado a Peña Nieto

* Reyes entre los candidatos al PRI

* Kikin Serrano en los maxi-juicios

* Ratificación indirecta de Pinedo

froylan-columnista

En este país toda acción legal de alto impacto social está sujeta a los tiempos e intereses electorales. No obstante cuando deciden mover los pesados instrumentos de la justicia contra encumbrados del sistema, no hay reversa, su futuro quedó escrito.

La pregunta con relación a César Duarte no es si caerá en prisión, sino cuando. La circunstancia de tiempo es incierta, pero tenga por seguro que su cabeza no será entregada como trofeo de guerra al gobernador Javier Corral, está reservada a los intereses de Enrique Peña Nieto, los mismos del PRI rumbo a las elecciones del 2018. Al gobernador panista le dejarán sólo menudencias, está visto. ¿Cuándo liberan a Garfio? Mayúscula injusticia la que cometen contra él.

En este contexto de condena judicial prevalecen diversos asegunes: Pueden apresurar su detención de modo que arrebaten al PAN esa bandera electoral, a fin de quemarla antes de las campañas, o alargar su detención hasta pasado el proceso presidencial, de modo que su escándalo sea diluido en la confusión que genere la guerra sucia.

La otra es que lo presente el mismo Peña como parte de su programa contra la corrupción, manejando un argumento del tipo “en mi gobierno el que la hace la paga, ahí están los ejemplos; Javier y César Duarte, Guillermo Padrés y Roberto Borges.

Son muchas las alternativas, quedaron esbozadas tres. Si usted fuese Peña Nieto -no se ofenda, amable lector, es sólo una comparación subjetiva- ¿Qué haría?. Elija la que mejor le parezca o presente la suya. Alguien dirá que se les vuelve ojo de hormiga y no aparece en Balleza hasta que haya dejado el gobierno su contumaz perseguidor.

Hace tiempo el nombre de Reyes Baeza es mencionado como posible relevo del PRI, en sustitución de Enrique Ochoa. Ayer lo manejaron en uno de los medios más influyentes del país, junto al de José Calzada Rubiroza, exgobernador de Querétaro, y el lagartón a tiempo completo, Emilio Gamboa.

Reyes fortaleció bien su relación con Miguel Ángel Osorio Chong y en el gabinete hizo clic con José Narro, dos de los aspirantes más mencionados para candidatos a la Presidencia de la República.

En los juegos palaciegos de poder, su contraparte serían José Antonio Meade, otro nombre que suena fuerte, y Aurelio Nuño, al que no hay que dar por muerto. Son los prospectos del grupo encabezado por Luis Videgaray, discípulos directos de Peña Nieto. Paradójicamente, en las presentes condiciones, su cercanía con el presidente es una debilidad, en lugar de fortaleza.

En cuanto a la política doméstica, los despojos del duartismo siguen soñando en que sea presidente del CEN Emilio Gamboa, padrino de César Duarte y para muchos cómplice en los negocios y confidente en la vida personal. O sea, lo ven como si fuese “su todo”.

Son las especulaciones que corren en la clase política del país, falta que Peña decida deponer a Ochoa y nombrar presidente a una figura alejada de Atlacomulco. Es una decisión complicada, el Presidente sólo está seguro cuando trabaja entre amigos.

Por cierto, Enrique, kikín, Serrano se desinfló de plano cuando un testigo protegido reveló que una buena parte de los dineros presuntamente desviados en la Secretaría de Educación, pararon en su campaña.

Trágame tierra, pensará. Tan campante que se promocionaba como candidato a la presidencia del CDE del PRI, y que le salgan con que podrían subirlo al carrusel de los maxi-juicios.

Desde luego, al batidero que dejó la pasada administración muy pocos escapan y siendo Serrano el número dos en la estructura política de Duarte, imposible pensar que haya salido sin manchar su plumaje ¿Cómo va la campaña, convenció a Gamboa Patrón para que lo apoye?

En días pasados el fuego amigo cayó sobre la frágil humanidad de Antonio Pinedo, vocero del Nuevo Amanecer. Sus malquerientes del gabinete esparcieron rumores de que su salida era inminente.

Es más, hubo atrevidos que hablaban hasta del regreso de Luis Silva y los barbajanes hicieron bullying diciendo que lo apodaban el “Bikini”, por que todos querían verlo caído pero nadie sabía de dónde se sostiene.

Desde ayer lo saben, Javier Corral se apiadó de su vocero y desmintió, contundente, que no fue Pinedo quién rechazó el contrato con los creadores del logo oficial, el entorno del estado ilustrado con los colores gay, por cuyo plagio la administración enfrentaría una demanda por diez millones de pesos. El tema llegó hasta el Universal, adosado con la vieja demanda de Televisa contra Javier Corral, por pagos incumplidos en la pasada campaña a senador.

El gobernador aprovechó el venenillo de los rumores para acallarlos, diciendo que no fue Pinedo, si él quién desaprobó ese convenio, pues resultaba sumamente gravosos para el gobierno, tres millones de pesos mensuales.

Inadmisibles, esas concesiones sólo son otorgadas a Gustavo Madero con los programas digitales, el yerno favorito de Salud con los bonos y la comisión por compra de medicinas, y desde luego al amigo fiel, Miguel Riggs, con las empresas de reciente creación que reciben contratos millonarios para promocionar actividades lúdicas. Son de sangre azul.

Pinedo quedó ratificado temporalmente ¿Hasta cuando? Hasta la próxima crisis que llegan por oleadas, o bien hasta que el gobernador sufra otro arrebato y lo ponga entre la lista de los funcionarios prescindibles. En lo que llega el momento y recibe las gracias, puede seguir jugando a cerrar medios, como su forma más creativa de acallar crítica contra su patrón.

Un sector de la población entró la tarde del martes en pánico, desplegando inusitada actividad en redes sobre una supuesta balacera. No salgan de sus casas, hay una balacera por el rumbo de la mirador hacia el templo de San Antonio, corrieron la voz.

El rumbo era correcto, la balacera no. Festejando el día de San Antonio, el párroco lanzó cohetes y bengalas, estruendo que por el miedo que sufren los chihuahuenses, a causa de tanta muerte, confundieron con tiroteo.

Así está el temor social, a flor del piel pues la violencia carcome de nuevo a la ciudad ¿Y el gobernador Corral Jurado? Puesto y con maletas listas para Francia, donde celebran anualmente la muestra Mundial Aeroespacial. Su presencia es imprescindible, de faltar cancelarían la muestra. Buen viaje y que regresen con bien. Traiga llaveritos de la torre.