JMAS; Improvisación e ineficiencia

* Serrano y Jurado ¿Los que siguen?

* Reyes y Ochoa en sesión del PRI

* Omar Bazán y el factor Beltrones

froylan-columnista

Cuarenta grados a la sombra, el pronóstico de que las temperaturas de asador permanecerán siete días más y 170 colonias de la ciudad sin agua, restringido el servicio en la mayoría, Avalos y Villa Juárez agudizan su endémica crisis de insuficiencia y como cereza en un pastel de tres leches derretido por el calor, el Campanario ingresó a la lista de los fraccionamientos desabastecidos.

Todos los años para estas fechas los problemas por falta de agua crecen, a causa del obvio incremento de la demanda ¿En razón de qué este verano ha sido de los peores en cuanto a suministro del vital líquido, generando una crisis como no se veía en años?

Quienes conocen por dentro la operación de la Junta Municipal esbozan tres razones: destitución de técnicos con amplia experiencia que laboraban en el organismo desde la época de Francisco Barrio, como Antonio Ballesteros, Oscar Meza y Jorge Ortiz y en su lugar contrataron personal improvisado o sin suficiente experiencia, a condición de que Mario Mata estuviese cómodo con ellos; desacuerdos entre las autoridades y el sindicato, generando un ambiente laboral de indolencia con actitudes tales como “si haces como que me pagas, hago como que trabajo”; apagar motores de bombeo con el propósito de ahorrar energía, lo que contribuye a despresurizar las líneas y reducir el flujo. Hay otras formas de ahorro, apagar los motores es la mas sencilla pero la menos conveniente.

Todos son errores atribuibles a sus directivos. Por ejemplo el caso del Campanario, se dijo que resolverían el problema en ocho horas, sustituyendo una bomba averiada, pero el personal realizó tan de mala gana el trabajo que hizo colapsar el ademe del pozo en la subestación Virreyes. Así un paro de ocho horas se convirtió en uno de siete días, con las consecuencias conocidas.

Los hechos objetivos desde que Ismael Rodríguez y Mario Mata tomaron la responsabilidad del agua en la ciudad, es que aumentaron ilegalmente la tarifa, sin que conste incremento de recaudación, y trastornaron el servicio que ya de por sí mostraba fallas e insuficiencias. Lo dije hace un par de meses, aplíquense ahora o la crisis explotará en los meses de mayor calor. Ahí están las consecuencias de la improvisación y la ineficiencia.

Tómelo como chisme que corre sin sentido, buenos deseos de sus malquerientes o envidiosos de la Renata, pero en la lista de los maxijuicios el submundo de la litis y la chicana subió a los lugares uno y dos, sin que importe el orden, los nombres de Miguel Jurado y Enrique Serrano.

Las especulaciones encuentran asidero en que el nombre de Jurado salió a relucir durante la comparecencia de Jesús Esparza y el de Serrano en la declaración jurada de un testigo protegido, hoy ambos forman parte de expedientes judiciales.

Y como Javier Corral suele soltar las exclusivas en los espacios mediáticos de sus amigos en la ciudad de México –aquellos no son corruptos, sino buena onda y difunden su versión por mero interés periodístico, Ajá- ayer los mencionó durante una entrevista telefónica con Luis Cárdenas.

Sólo en previsión de lo que el tiempo encoja o como ejercicio precautorio, Enrique Serrano debe ir provisto de sus amparos a la sesión donde el priismo votará por los nuevos integrantes del Consejo Político Estatal. Más vale hombre, no sea que los querubines de Peniche le tengan preparado un traslado gratuito a San Guillermo. Para que arriesgarse.

Reyes Baeza regresará directo de Cuba para estar el domingo en la misma sesión de Consejo. Vendrá acompañado de Enrique Ochoa, quién lo ungiría –en ese lenguaje críptico de la formación Atlacomulco- como nuevo Tlatoani del priismo local.

La sesión es interesante por la “Clica de Huachicoleros” que presentó un frente opositor al institucionalismo de Ochoa, representado en el delegado Fernando Moreno Peña, y aunque la planilla que propusieron quedó eliminada en la mesa –faltaba más y los pusiesen a votar- no arriaron banderas, de modo que cualquiera de los insurrectos más radicales podría hacer su panchito frente al presidente del CEN.

El verdadero interés político está en el relevo de Memo Dowell y los observadores más agudos reducen todo al “factor Beltrones”. Parece que los “santones” se decantan por Ricardo Boone, pero Omar Bazán tiene al as sonorense bajo la mano.

El razonamiento es sencillo formulado en la mayéutica socrática, a modo de preguntas: ¿Manlio Fabio intervendrá directamente ante Ochoa o el mismo presidente Peña para pedir la dirigencia del PRI en Chihuahua? Ponga que si. ¿Estarían dispuestos Peña u Ochoa a entregar el control político de un estado a su adversario interno? Vuelva a poner que si.

En ese caso el presidente del PRI local sería Omar, pero si alguna de las respuestas es negativa, todo apunta a que Boone ganaría la partida. El resto de los acelerados hace tiempo dejaron de jugar. Difícil que Beltrones se atraviese con determinación, sin embargo la posibilidad existe en tanto no esté descartada.

Antonio Lozano Gracia no vino de recreo, para soportar estas temperaturas solo con el fin de almorzar con Arturo Chávez Chávez, tendría que haber demasiado amor entre ellos y hasta donde se sabe lo que prevalece son intereses.

Ambos son exprocuradores generales de la República, saben lo que cuestan los buenos casos legales, trabajan en el despacho más caro del país, el de Diego Fernández de Cevallos ¿Qué hacían desayunando en la casona mientras el portafolio louis vouitton color café oscuro ejecutivo de Lozano Gracia descansaba sobre un mesabanco de los que tiene Tonicho Ferreiro para los clientes frecuentes?

En estos momentos el mejor negocio de los abogados está en los maxijuicios ¿Es que alguno de los siete detenidos o alguien con amparo en el sobaco contrató los servicios de tan caros abogados?

O la otra ¿Los llamó Eugenio Baeza, el humilde vendedor de salchichas, para que lo defiendan de los cargos presentados por la Junta Municipal, requiriéndole cincuenta millones de pesos por disposición de agua no pagada durante años?

Chihuahua sigue siendo fuente inagotable de negocio para los buenos abogados, reportan que el despacho de Aguilar Zinser, otro de los más caros del país, hinca el diente sabroso sobre las cuentas de César Duarte, apurado antes de que las congelen.