Matan al hermano de Julio César Chavez

Sinaloa.-El hermano del boxeador Julio César Chávez fue asesinado ayer por dos sujetos que ingresaron a su domicilio para exigirle dinero.

De acuerdo con información proporcionada por el fiscal General del Estado, Juan José Ríos Estavillo, uno de los sujetos iba armado y le dio tres impactos de bala en la cabeza a Rafael Chávez González

Al respecto y visiblemente molesto, el boxeador aseguró que confía en las autoridades para que esclarezcan el homicidio de su hermano.

“Esto no va quedar impune (…) de una u otra forma va a caer todo el peso de la ley sobre esta gente”, señaló durante el funeral.

Sobre el incidente, el fiscal Ríos Estavillo relató que los sujetos ingresaron por la parte trasera del domicilio para someter a los habitantes.

“Les piden dinero, se les entrega una cantidad a lo cual les exigen más dinero, en eso se da una discusión o forcejeo y se dispara en varias ocasiones, privando de la vida en este caso al señor Rafael Chávez González”, dijo durante una conferencia de prensa.

En el lugar encontraron cinco casquillos percutidos y dos balas, además de una huella sobre la mancha emética de la habitación.

El hermano de Chávez, tenía 54 años, y al momento de ser atacado se encontraba junto a su familia al interior de su casa ubicada por la calle Juan de Dios Bojórquez, en la colonia Díaz Ordaz.

Julio César Chávez asegura ya tener pistas de quienes entraron a casa de su hermano para robarlo y señala que eran personas bajo los influjos de alguna droga.

El boxeador lamentó la situación de inseguridad que se vive en Sinaloa, y en general en todo México.

Unas horas antes del asesinato, Chávez había tenido contacto telefónico con su hermano, quien operaba dos centros de rehabilitación para ayudar a personas que sufren alguna adicción, en ambos ayudaba a más de 400 personas; la mayoría no pagaba nada.

Julio César Chávez, el excampeón mundial del boxeo, reveló que hace unos meses quisieron secuestrarlo y las autoridades mexicanas no hicieron nada para protegerlo, afortunadamente el tomó sus precauciones.

El pugilista aseguró que esta información se la proporcionaron autoridades de inteligencia de Estados Unidos, aparentemente los que intentaban secuestrarlo eran originarios de Baja California.

Por esa razón contactó directamente al gobernador de Baja California, Francisco Vega, para que le brindara seguridad pero sin respuesta favorable.

 

El gobierno del estado de Baja California aseguró que actualmente no existe ninguna denuncia o solicitud formal de apoyo ante la Procuraduría de Justicia del estado por una amenaza de secuestro contra el boxeador Julio César Chávez.

En comunicado de prensa emitido ayer, la administración estatal expresó sus condolencias al pugilista por la muerte de su hermano y, a la vez, dio respuesta a las declaraciones que éste hiciera sobre información proporcionada por autoridades estadunidenses de que habrían intentado secuestrarlo.