Trump acusa a Biden de un «baño de sangre fronterizo»

0
2

Donald Trump denunció este martes un «baño de sangre fronterizo» bajo el mandato del presidente Joe Biden, con «saqueos, violaciones y matanzas» cometidos por migrantes en situación ilegal.

El expresidente republicano y candidato a las elecciones de noviembre utilizó de nuevo el término que ha causado un revuelo hace dos semanas, cuando dijo que habrá «un baño de sangre» si no gana los comicios.

Los demócratas le acusaron entonces de avivar la «violencia política» pero su equipo explicó que se refería a la devastación económica puesto que hablaba de la posible pérdida de puestos de trabajo.

Este martes lo aplicó a la crisis migratoria, uno de sus temas favoritos de la campaña.

«Va a terminar el día que tome posesión» del cargo, añadió, dando por hecha su victoria, aunque las encuestas no son concluyentes.

Mientras Trump pronunciaba su discurso, el Comité Nacional Republicano lanzaba BidenBloodbath.com, una página web que advierte de una «invasión» supuestamente incitada por Joe Biden. 

Son «animales», aseguró Trump de los migrantes en situación irregular, a quienes acusó de haber asesinado a varias mujeres. 

Una de ellas es una adolescente, Ruby García, asesinada -dijo- por «un monstruo que había sido deportado del país» y «regresó». 

Con el corrupto Joe Biden, cada estado es ahora un estado fronterizo. Cada ciudad es ahora una ciudad fronteriza. Porque Joe Biden ha traído la carnicería, el caos y la matanza de todo el mundo», soltó.

Trump prometió poner fin al «saqueo, la violación, la matanza y la destrucción» con una deportación masiva de migrantes en situación irregular.

Los cruces ilegales de la frontera entre Estados Unidos y México han alcanzado cifras récord bajo la presidencia de Biden pero los delitos violentos han descendido en todo el país.

Con el mitin de Michigan, y más tarde uno en Wisconsin, dos estados de los considerados claves para los comicios, Trump, de 77 años, intenta acallar cualquier especulación sobre la ralentización de su ritmo.

Estados decisivos

El mitin de Michigan fue en el lugar donde cerró su campaña en 2016. El republicano dio entonces la sorpresa y ganó el estado y las llaves de la Casa Blanca frente a Hillary Clinton. 

En 2020, volvió a Grand Rapids. Pero Michigan prefirió esta vez Biden. El demócrata logró recuperar a sus votantes blancos suburbanos, a sus trabajadores sindicalizados y a su numerosa comunidad negra. 

Para las elecciones de noviembre, las encuestas, que hay que tomar con cautela, muestran a Donald Trump como el ganador en el estado. 

Pero el desenlace de las elecciones es un misterio.

Trump también logró la hazaña en Wisconsin en 2016, contra Hillary Clinton. Pero Biden pudo inclinarlo nuevamente a favor de los demócratas en 2020. 

Estos estados, que cambian una y otra vez de un partido a otro, son decisivos para las elecciones presidenciales. 

El sistema electoral de Estados Unidos les otorga un poder enorme y pueden llegar a decidir el resultado de la votación nacional.

Fondos

El octogenario presidente ha visitado estos estados en disputa en las últimas semanas: ha estado en Michigan, Wisconsin, Arizona, Nevada, Carolina del Norte, Pensilvania.

El demócrata también recaudó 25 millones de dólares el jueves durante una velada, un dinero muy valioso en un país donde las victorias electorales se ganan con miles de millones de dólares. 

Trump organizará una recaudación de fondos desde su lujosa casa en Florida el sábado, donde espera superar la cantidad alcanzada por Biden.

El republicano quiere frenar cualquier posible dinámica de su rival demócrata antes de verse atrapado nuevamente en sus problemas legales. 

Su primer juicio penal comienza el 15 de abril. Podrían seguirle otros en Florida, Georgia o la capital, Washington.