*Difieren audiencia… hasta nuevo aviso

*Todo quedaría para el seis de junio

*Como dijo AMLO, el pueblo que decida

*Estatequieto mayor contra Pérez Cuéllar

*¿Advertencia o van en serio? Usted diga

El juez de instrucción pospuso la audiencia de Maru Campos, programada para hoy a las nueve de la mañana, en razón de que –como siempre- la Fiscalía introdujo un abultado legajo de último momento, dejando sin oportunidad a la defensa. ¿Qué demonios inventó ahora la Fiscalía en los tomos añadidos?, se preguntaron Molina y los abogados defensores.

Hasta ahí todo bien, es el modus operandi de la persecución política contra la candidata del PAN. Lo relevante ahora para el proceso electoral es que, sin las rémoras judiciales, la campaña de Maru se aligera y en consecuencia tomará mayor impulso, pues sus adversarios estaban atenidos a que la Fiscalía del Estado les hiciese el trabajo electoral.

Con la decisión de postergarla sin fecha definida, el juez dio con la puerta en las narices a quienes preparaban los fuegos artificiales pensando que la candidata del PAN sufriría un revés jurídico. Se quedaron frotándose las manos inercialmente, al menos hasta ahora.

Cierto, no se discutió el fondo del asunto, se trata únicamente de un diferimiento ministerial. Sin embargo en razón de experiencias recientes y teniendo en cuenta que ya no hay jueces de consigna, la audiencia podría irse hasta después de las elecciones. Falta sólo mes y medio y la defensa pidió tres para estudiar el caso, pues les enviaron de sopetón miles de fojas útiles que necesitan escudriñar.

Atenidos a la nueva información, la conclusión es sencilla: la verdadera audiencia será el seis de junio, día de las elecciones. Comento lo anterior por todos aquellos que siguen pensando en que Javier Corral conseguirá bajar por las malas a Maru. Aunque usted no crea, algunos guardan esas esperanza. Cada quien.

Sin que Maru ni el PAN, ni sus abogados, ni sus asesores de campaña hayan deseado llegar al día de las elecciones en la indefinición con éste embrollo jurídico, pues siempre han alegado inocencia, sucederá lo que siempre han dicho López Obrador, sus acólitos y voceros: será el pueblo quien defina, de una vez por todas, sobra la culpabilidad o inocencia de Maru.

Si los pronósticos se hacen buenos, lleva ventajas en todas las encuestas profesionales, y gana la elección, sería prácticamente imposible que Corral  y sus filerieros jurídicos mantengan activa la persecución política. Siento decirle a la gente de Morena que no son buenas noticias para Loera. Hasta hoy Maru sigue ganando, veremos que le depara mañana la campaña. 

Rompeolas

Enérgico “estatequieto” Mandó Morena, desde el centro del Poder, a su candidato a la alcaldía de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar. El Congreso de la Unión dio entrada al Juicio de Procedencia promovido por la Fiscalía de Chihuahua contra el senador, buscando desaforarlo para ser llevado ante los tribunales por la nómina secreta. Trágame tierra y Cruz que andaba tan contento pensando en Pérez Prado. La primer interpretación es que la intención es sólo ablandarlo, por jugar contras a Loera, una especie de bájale dos rayitas a tu rebeldía; la segunda es que ciertamente podrían desaforarlo y dejarlo a merced de la Fiscalía local, una vez ganada la elección, abriendo espacio al suplente ¿Recuerda quien es? Martín Chaparro. Cualquiera de las motivaciones y otras son posibles, con Morena no se sabe, pero de que a Cruz le cambió el semblante no hay duda. Las fuerzas ocultas empezaron a operar; sea como advertencia o en serio, la recibió como balde de agua fría. Ay nanita y las campañas municipales no han empezado.