*Vivir en un eterno no mames

*Que bajan a Cruz y suben a Teto

*Noe Chávez el tepehuano estudiao

*No sabe que hacer con el Covid

*No salgas o Monreal te manosea las nalgas

Al ingenio mexicano le bastan unas cuantas palabras para describir complejas realidades sociales, que a los politólogos les lleva tratados. El caricaturista Antonio Garci Nieto publicó en su twitter once palabras que recortan en sus detalles las diarias angustias ciudadanas en los regímenes populistas: “Ser gobernado por populistas es vivir en un eterno nomames.”

La creatividad no tiene precio, todos los ciudadanos bajo gobiernos así amanecen y van a la cama con el Jesús en la boca, azorados de lo que ven en sus gobernantes y deseando, sin éxito, que pongan fin a sus cadenas de disparates.

Con cada ocurrencia del autoritario –no hay populismo sin autoritarismo- es un estremecer a la ciudadanía, cuya angustia queda expresada en el muy popular “y ahora con que sandez saldrá éste hijo de su tal por cual”, es decir el nomames de Garci Nieto.

Hacemos cuentas a López Obrador y no pasa un día de la semana -quizás a excepción de los domingos, cuando descansa- sin anunciar los más descabellados despropósitos, algunos de verdadera risa, como el espíritu de Chávez que le habla a Maduro en forma de pajarito.

Con López Obrador tenemos los “detentes” contra el Covid, los besos y abrazos, el “los acusaré con su mamacita”, contra los sicarios, la invención de la imprenta hace diez mil años, la pandemia está domada, y un largo etcétera que envidiarían algunos de los populistas más famosos de la historia y eso que aprenden unos de otros. Pero envuelto en los disparates vienen los atentados a las instituciones, las iniciativas legales para concentrar el poder a las que no se le mueve ni una coma, la cancelación de libertadas, las amenazas de la UIF. Es la construcción de un andamiaje de poder que le permita perpetuarse.

Es decir no puede uno tratarlos de locos, desquiciados u ocurrentes por que los vemos seguir palomas, conjurar el Covid con estampitas, amedrentar a los sicarios del mal diciéndoles que los acusará con sus madres, si mientras hace todo eso avanza en la destrucción de país sin otro fin que consolidarse en el poder.

No conozco a Garci Nieto, pero esas once palabras, diez si agrupamos en una el nomames, son dignas des escribirse con letras doradas en la Cámara de Diputados o ser incorporadas en la parte central de un mural ciudadano en alguno de los edificios históricos mas emblemáticos del país. No se ustedes, pero yo estoy de acuerdo con Antonio Garci Soto, vivo en un eterno nomames.

Rompeolas

Tómelo como volada, diga que se trata de mala leche o ánimos de mortificar, pero está circulando –ese dato es comprobable- un wattsap en el que anuncian el cambio de candidato a la alcaldía en Ciudad Juárez, bajando a Cruz Pérez Cuéllar para subir a Teto Murguía ¿La damos por buena? Se me hace ojona para ser paloma, sin embargo ya sabe usted, con Morena todo es posible y dado el eterno desencuentro entre Cruz y Loera, así como la entrada al desafuero de Cruz en la Cámara de Diputados, pues el borrego cobra cierta credibilidad. Esperemos, igual Teto hace los últimos esfuerzos por ser alcalde, ya puso a su hermanito el “Dany” de candidato a diputado, por que no tratar de bajar a Cruz. Si hay noticias, las habrá muy pronto.

………………..

Noe Chávez, el tepehuano estudiao, quedó firme en la candidatura a diputado local por el distrito de Guadalupe y Calvo. Viene al caso el comentario por grillas muy minúsculas que le hicieron, algunas desde la oposición, en el sentido de que lo bajarían por el tema de las etnias. Nada, no hubo quien se inconformara por que advirtieron que Noe, ladino como todos los indios, se les adelantó buscando testimonios de cuanto gobernadorcillo encontró para que dieran testimonio de su origen indígena. Que payasadas de las leyes electorales, hasta dónde llegarán con eso.

…………………..

En la Secretaría de Salud no saben que hacer con la súbita explosión de casos Covid. Otra vez están bajo la disyuntiva de cerrar la economía, poco falta, o dejar que la gente solucione por cuenta propia sus problemas de salud, haciendo que cierran sin cerrar. Saben que los hospitales están saturados, que los contagios aumentan diariamente y que no hay capacidad de atención para todos, pero se niegan a decretar el rojo. ¿Qué tono de anaranjado pondría en la presente crisis? Se me ocurre el naranja tu no salgas, por que si sales David Monreal te manosea las nalgas.