*Candidatos a ediles ¿Quién pega primero?

*Capital, inédito microclima electoral

*Complica Trife chanchuyos de Morena

*…Creado para que no haya democracia

* Vientos juanitos en Guerrero y Michoacán

Los candidatos a presidentes municipales, diputados locales, síndicos y regidores abren campaña mañana, hoy a las doce más un minuto los que llevan prisa. Para efectos prácticos vienen buscando el voto meses atrás, algunos años, por eso digo que los próximos treinta días son en realidad la recta final de una larga jornada electiva desdoblada en varias etapas, cuya conclusión es junio seis.

En un espacio saturado de propaganda donde dominan los candidatos a gobernador más visibles, Maru Campos y Juan Carlos Loera, el resto de los competidores encuentra difícil conseguir visibilidad. Los electores están en lo suyo, no haciendo ejercicios mentales para aprenderse de memoria el nombre de nadie.

En ésta razón, para los candidatos a ediles –de diputados y síndicos ni hablar, nadie los verá- es fundamental dar el primer golpe que los posicione en la conciencia de los electores. La campaña concluye en un santiamén, el que pega primero pega dos veces.

Lo anterior aplica particularmente en Chihuahua, donde existe una competencia interesante entre Marco Bonilla y Marco Adán Quezada. En Juárez es más dominante, según encuestas, Cruz Pérez Cuéllar, de quien hablaré después. A falta de datos firmes sobre como van las encuestas actualmente, me atengo a las de hace un mes, cuando ponían de ligero favorito a Bonilla.

No se cómo inician, si las preferencias se movieron o no, pero en ambos casos me queda clara cual debe ser la estrategia de uno y otro, pensando únicamente en los nombres. De los partidos hablaré después. La de Bonilla mantener su imagen asociada a Maru Campos y a la vez demostrar capacidades propias; La de Quezada plantarse con determinación en una plaza que antes le perteneció y ahora es de sus adversarios, asumiendo actitud de retador, no de favorito, y en consecuencia obligado a “proponer”.

¿Qué implica lo anterior para Bonilla? La capacidad de aprovechar el impuso de la candidata a gobernadora, muy fuerte en la capital, sin que lo vean falto de capacidades propias o inexperto, como sus adversarios lo han presentado. Paradójicamente en su mayor fortaleza radica su debilidad; el contraste con Maru puede ser tal que en vez de catapultarlo lo arrolle.

¿Y para Quezada? La obligada necesidad de dar ese primer golpe que traslade la campaña hacia la narrativa de su conveniencia, apalancado en sus capacidades ejecutivas de cuando ejerció de alcalde y en la fama de popular entre la plebe, de la que obviamente goza.

A diferencia de lo que muchos piensan, estoy convencido de que el gran enemigo de Marco Adán Quezada no es el aeroshow, hace tiempo que rindió a sus adversarios y además rindió muy bien. Su enemigo es el tiempo, factor sobre el que nadie tiene control, pasa inexorablemente sin mirar atrás. Si en los primeros día no da señales creíbles de que puede ganar, quedaría atrapado en un letargo con menguadas posibilidades de salir.

Como analista y observador de la política, lo que me gusta de las campañas en Chihuahua es la competencia real en un escenario de polarización nacional y estatal. Tengo la impresión de que asistimos a un microclima electoral que no habíamos visto anteriormente. Acomódense, los competidores corren el tramo final.

Rompeolas

Ayer escribí antes de que el Trife avalara los lineamientos del INE para evitar los chanchuyos de la sobrerrepresentación, de que Morena se valió hace tres años, adjudicándose un 16 por ciento de diputados pluris más de los que les correspondían. Esta resolución es importante, pues resta posibilidades de que Morena construya una mayoría legislativa tramposa y por tanto fuera de ley. Aguas, en asunto electorales nuestros expertos son genios dando la vuelta a las leyes. En estos temas Morena se las gasta de mejor manera que su abuelo el viejo PRI. La sociedad y los partidos deben estar atentos para que se haga efectiva la sentencia del Tribunal.

……………………

El descaro de López Obrador es ilimitado, ahora dice que el INE se creó para que no haya democracia en nuestro país y a pesar de ganar con el árbitro y las leyes vigentes, acredita su triunfo al pueblo. Ningún crédito concede al organismo electoral. Si, como es su propósito, consigue doblar al INE con una reforma espuria, daremos un retrosalto de 30 años en el tiempo, cuando las elecciones eran organizadas por las Secretaría de Gobernación y todas las ganaba el PRI ¿Quién las ganaría en el futuro, si el tartufo consigue sus deleznables objetivos? Ahí se las dejó a quienes piensan que sus apetitos continuistas son una vacilada.

…………………….

Varios amigos me han expresado la idea de que Morena postulará candidatos “juanitos” –desechables una vez ganada la elección- en Guerrero y Michoacán. Uno de ellos apostó doble contra sencillo. No caeré en sus provocaciones, pienso que ganas no les faltarán del todo, pero antes de “juanitearla” la pensarán mil veces, es enorme el desgaste para el Tlatoani. Sin embargo debo reconocer que es una gran posibilidad, de los puros 4T todo podemos esperar. Veremos, debo aceptar que corren vientos de juanitos en Guerrero y Michoacán.