*Deslucido y plano foro de CCE en Juárez

*Brenda y Arrieta, los dos perdedores

*Massive Caller, la enorme contradicción

*La impugnación de Marco Adán Quezada

*Bien organizada segunda vacunación

*Fin a inútiles y onerosos supercierres

Deslucido, plano, de estricto trámite y sin consecuencias electorales el foro que organizó el Consejo de Coordinación Empresarial en Ciudad Juárez, con cinco candidatos a gobernador.  Es un clásico evento del tipo “aquí no pasa nada, perdamos el tiempo mientras jugamos a la democracia”.

Así suelen ser los empresarios, sosos al momento de intervenir en política y muchas veces desprovistos de objetivos o mal ejecutadas sus acciones. Quieren erigirse en una especie de árbitros, censores y conductores de los procesos electorales, con tan mal tino que su protagonismo termina siendo irrelevante.

Un evento más de campaña en la recta final que desaprovecharon los candidatos rezagados, por incapaces o por no saber arriesgar. Lozoya ya sabe usted, siempre protagónico pero desenfocado y desconocedor; Graciela bien estructurada, conocedora, firme pero sin transmitir emociones, su eterno problema. ¿Y el huachicolero Díaz? De él obviamos comentarios.

Loera intentó identificarse con el sector empresarial, discurso hueco, carente de credibilidad mientras se asuma consistentemente como representante de un presidente que ha permitido expropiaciones y cancela negocios multimillonarios en remedo de encuestas, como ha sucedido en Baja California, de un presidente que inhibe el desarrollo económico. Puede decir lo que sea y nadie se la creerá.

En cuanto a Maru, pues administrando la ventaja, concentrada en no cometer errores, esperando que pase el tiempo y a otra cosa mariposa, un días más de campaña antes de llegar al seis de junio, cuando hable la ciudadanía y callen las especulaciones.

El resultado es que los únicos perdedores fueron Brenda Ríos y Arrieta, los dos candidatos despreciados por el CCE. Ignoro por que no los invitaron, pero si fue convocado Díaz, otro de los nanocandidatos, a ellos les debieron correr la cortesía, en vez de darles con la puerta en las narices. No sean así, también son gentes, dijo el clásico.

Rompeolas

Los que antes descalificaban las encuestas de Massive Caller, por carecer de credibilidad, hoy las ponderan y conceden especial valor. Me refiero a la gente de Loera, quienes decían que se trataba de encuestas pagadas cuando ponía a Maru Campos con enorme ventaja y ahora, que sólo lleva un punto arriba, de pronto si tiene profesionalismo e interés, “ya la está alcanzando”, dicen. Massive Caller era lo mismo cuando Maru esta muy arriba que cuando la ponen empatada, una máquina programada para responder a quien más dinero invierta. Es usada con fines propagandísticos, no estadísticos. Pero la grilla es la grilla y los que van rezagados aprovechan cualquier resquicio para sentirse con posibilidades. Están en su derecho.

…………………

Marco Adán Quezada decidió activar a su cuerpo de abogados para impugnar la multa que le impuso el INE por distribuir despensas en precampaña, el episodio de los videos con Fermín. La multa es de cuatro mil pesos, una bicoca tratándose de una campaña por la Presidencia Municipal. Mejor sería dejar las cosas como están y pagar, no suceda que el Trife les doble la multa por andar impugnando esas nimiedades. Pero, en el fondo lo que buscan es quedarse limpios de todo señalamiento, lo que tampoco tiene mucho sentido, en campaña lo que sobran son acusaciones y cuando, ésta concluye, ya se sabe, nadie se acuerda de ellas.

…………………………

Muy bien organizada la jornada de vacunación en la segunda dosis, fueron los comentarios generales de los asistentes. Lo importante es que llegaron y que ya la mayoría de adultos de 60 años y más están protegidos contra el mortal y estresante virus. Falta que concluya y se trasladen a Juárez, allá están por entrar a otra oleada. Ojalá que también apresuren la vacunación de los de 50 a 59, sería un avance importante para empezar a reactivar la dolida economía de la entidad. Miles de pequeños negocios no han resistido, les vendría de perlas que las restricciones fueran eliminadas.

………………………

Y con ellos también positivo el fin de los supercierres y de la Ley Seca. Francamente nunca tuvieron sentido de ser, pues comprobado está que en vez de ayudar a evitar contagios, el efecto es todo lo contrario, parece que la gente se vuelve loca y busca la forma de reunirse, donde y como sea. Lo que deben hacer, en todo caso, es proveer a los hospitales de insumos necesarios y prestar atención digna y completa a los enfermos, en vez de tratarlos como pacientes en la antesala de la muerte. Y no me refiero al personal médico, ellos hacen hasta lo humanamente posible por atenderlos, hablo de la negligencia de gobierno que sólo se preocupa cuando ve los hospitales llenos.