*Libra Maru últimas ataduras de la persecución

*Unidad partidista y ciudadana por Chihuahua

*Y si, de reojo sacan la lengua a Javier Corral

*Cata Domínguez ¿Promotora del complot?

*Expulsa PRI a los que hace años se fueron

En los días que mejor le van, cuando los electores maduran el voto, a Maru Campos, candidata del PAN al gobierno estatal y puntera en las encuestas, se le acomodan los astros, como decía el clásico. El Trife desechó la demanda de Morena exigiendo invalidar su registro; en otro acto el Partido e importantes sectores de la sociedad hicieron muestra de unidad en torno a ella ¿Qué más puede pedir cuando faltan tres semanas para la elección?.

Jurídicamente lo del Trife era una vacilada, nadie pierde los derechos políticos por una vinculación procesal y menos si las acusaciones están bajo sospecha de persecución política, como es su caso. Sólo contra ella cargó Corral, estando más de cien nombres señalados en la supuesta nómina secreta.

Pero tratándose de un Tribunal subordinado al interés presidencial –no me trago lo de Salgado-, la posibilidad de un abuso tamaño Chihuahua estuvo presente en todo momento. Pues no, los activistas, que no abogados, de Morena debieron resignarse y perder en los terrenos donde más cómodos están.

Adiós y que les vaya bien con ese asunto. Una vez libre de esa atadura, encuentro relevante la unidad partidista y ciudadana en torno a la candidata del PAN, contra las objeciones de Javier Corral y sus últimos leales, el consejero jurídico Espinoza y el secretario de gobierno, Mesta. Por cierto, ayer desayunaron juntos en la Casona, rumiando su derrota. El hecho de que ningún comensal se haya tomado la molestia de ir a su mesa a saludarlos, le describe a usted el grado de soledad en que están terminando.

En el evento donde Maru presentó su plan para Chihuahua, un documento pertinente y bien estructurado, resaltó que la presencia de panistas antes leales al gobernador, santones del partido y una variedad de empresarios y líderes de la sociedad civil que usualmente no aparecen en campañas políticas. Es lo que llamo la unidad de los chihuahuenses contra la amenaza del populismo.

Desde luego, el seis de junio puede suceder cualquier cosa, hasta éste momento seguimos teniendo elecciones libres y el voto es secreto, pero por lo visto en los últimos días Maru Campos y sus simpatizantes tienen motivos para sonreír; están consiguiendo cerrar con más fuerza de lo que imaginaron.

¿Y Loera? Sigue deambulando en pueblos y rancherías, atenido al voto de los programas electoreros. ¿Y Lozoya? Buscando con lupa otro picadero para demolerlo y después alegar infantiladas de su violenta conducta. Objetivamente es lo que hay, si otros quieren ver realidades alternas están en su derecho, cada quien es tan obstinado como puede.

Rompeolas

Quieran o no, los triunfos de Maru construyendo la unidad partidista y con fuertes apoyos de sectores empresariales y sociales, de reojo envían un reclamo enérgico a Javier Corral. Si ésta elección no está del todo definida, es por la obstinada sinrazón del gobernador en bajar de la contienda a la candidata de su partido. Con todo ella, sigue adelante por el impulso ciudadano, en camino pavimentado.

…………………

Parece que a Cata Domínguez le sentó de perlas ejercer el podercillo en el INE local. Ayer se dejó ver con Erika Torres nombre de la mujer que impugnó a Yuri Zapata, sin otro fin que defenestrarlo de la Presidencia del organismo. Entre mujeres te veas, pero no falta quien les haga testera, los magistrados resolvieron bajarlo de la presidencia apoyados en una aberración, verdadero adefesio jurídico; la absurda idea de que “como el que sale es varón, obligadamente corresponde la presidencia a una mujer”. Con ese argumento, el día de mañana aplicarán el absurdo criterio a la presidencia del país, a los gobiernos, a las alcaldías, a todos institutos autónomos, a las universidades. ¿En que punto terminará ésta locura? Ese contrasentido no debe sentar precedente, seríamos el hazme reír del mundo.

…………………

No acaba uno de comprender a los priistas ¿Reímos, lloramos o celebramos sus ocurrencias? En Juárez elaboraron una larga lista de “fichas negras”, para expulsarlos. Entre ellos están Javier González Mocken, candidato del PAN a la alcaldía, Gabriel Flores y Daniel Murguía –hermano de Teto-, candidatos de Morena a diputados, y una veintena más que hace tiempo trabaja para otros partidos. Sépanlo y tomen nota, han sido expulsados del partidazo, no pueden regresar. Ahora el problema de Alex Domínguez y sus enviados es notificarlos para dar espacio a impugnaciones, antes de que surta efecto la expulsión. Les daré una pista, en las mañanas búsquenlos en estaciones de radio, donde llevan meses, algunos años, hablando mal del PRI y a favor de sus nuevos partidos; durante las tardes en colonias populares, ahí engañan a los electores con mil promesas que nunca cumplirán, Reconozco, me gana la risa, espero no celebrar sus ocurrencias y menos romper en llanto, son los nuevos tiempos de la política, marcados por el ridículo y la superficialidad.